web analytics

Auxilian en Nueva Segovia a una mujer y dos niños intoxicados por gas

La deficiente combustión de una caldera de gas está en el origen de una intervención de los servicios de emergencia en el barrio de Nueva Segovia y que se saldó con el ingreso en el hospital de Segovia de una mujer y dos niños pequeños con síntomas de intoxicación por gas. Sobre las 23:30 del 9 de enero, la sala del centro de emergencias 112 Castilla y León recibía la llamada de un médico que está atendiendo a un paciente con dolor de cabeza en un domicilio de la calle Mester de Juglaría de Nueva Segovia (Segovia). Informa de que le ha saltado el detector de monóxido de carbono y que en la casa hay una caldera de gas, que podría ser debido a una mala combustión de la misma.

La sala de operaciones del 112 da aviso del incidente a Emergencias Sanitarias- Sacyl, que envía una ambulancia de soporte vital básico. Además, ante la posibilidad de que se tratara de una intoxicación por monóxido de carbono, se avisa también a la Policía Local y Cuerpo Nacional de Policía de Segovia y a bomberos de Segovia.

El personal sanitario atendió finalmente a tres afectados, una mujer de 39 años, y dos niños de 4 y 8,  trasladados en ambulancia de soporte vital básico al Complejo Asistencial de Segovia.

Mantenimiento de calderas

El 112 recuerda la conveniencia de pasar revisiones periódicas de las instalaciones de gas. Una deficiente combustión hace que la llama se apague pero no la afluencia del gas, que en estancias cerradas se va acumulando hasta minimizar la presencia de aire respirable. Los síntomas más habituales son mareos, dolor de cabeza, vómitos, calambres e incluso, desvanecimientos súbitos. En caso de que alguna víctima no respire, practique la reanimación cardiorrespiratoria hasta la llegada de los servicios de emergencia.

Ante el más mínimo indicio de esta situación se aconseja cortar el gas y evitar toda chispa y focos de calor. No utilice ningún electrodoméstico que pueda generar una chispa, no encienda las luces, ni un mechero, ni toque los timbres de las puertas, podría dar lugar a una explosión. Abra todas las puertas y ventanas que sea posible para facilitar la entrada de oxígeno y la desaparición del gas venenoso.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *