web analytics

A la espera de sentencia en el juicio por la planta de Fuentepelayo

El propietario de la planta de compostaje de Fuentepelayo, Francisco Cárdaba, espera la sentencia del juez tras el juicio celebrado este 21 de enero en el que estaba acusado de presuntos delitos medioambientales por contaminación del aire y el suelo por los que la Fiscalía solicita dos años de prisión e inhabilitación, mientras que las acusaciones que ejercen la Plataforma No Más Mierda, Ecologistas en Acción y el ayuntamiento de Fuentepelayo pidieron penas de prisión algo más reducidas y la inhabilitación del empresario para ejercer como gestor de residuos.

Durante el juicio han desfilado por el juzgado hasta 14 testigos entre vecinos, agentes del Seprona de la Guardia Civil y técnicos peritos que han confirmado que la acumulación de basuras contaminó los suelos contradiciendo el argumento de la defensa del propietario que sostuvo como estrategia durante la vista que la actuación de su defendido no supuso riesgo en ningún momento la salubridad del agua o el suelo.

El gestor de Agrogestión y Aplicaciones Medioambientales (Agraman) habría depositado, tras un tratamiento meramente superficial, toneladas de residuos repartidos en distintas fincas de Fuentepelayo y otros pueblos del entorno entre los años 2009 y 2017, además de acumular toneladas de basura en la finca de la propia planta, generando intensos y desagradables olores en toda la zona además del temor de que las filtraciones afectaran a las aguas subterráneas.

La situación desembocó en denuncias y situaciones de enfrentamiento entre el propietario y algunos de sus empleados y los vecinos que causaron enormes tensiones e incluso episodios de agresiones y amenazas en el pueblo que incluyeron incendios y roturas de vehículos.

Esa tensión se ha rebajado considerablemente en la actualidad, tal como recordaba el portavoz de la Plataforma No Más Mierda y coordinador provincial de IU, José Luis Ordóñez, que sin embargo alertó de la existencia, todavía, de algunos encontronazos porque “esta persona sigue atemorizando y persiguiendo ocasionalmente con su coche incluso a niños, o rompiendo cristales de viviendas y coches de gente cercana a la Plataforma”.

Las acusaciones han mostrado tras el juicio su satisfacción, al considerar que los testigos han corroborado la certeza de las denuncias y que se ha evitado la continuidad de unas acciones que habrían acabado provocando daños mucho mayores contra el medio ambiente y la salubridad de las aguas de la zona.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *