web analytics

60 periodistas y compañeros se reúnen en torno a Alfredo Matesanz

Foto de familia tras la comida en la que Matesanz fue el invitado de honor.

Resultó sorprendente, pero al final pasó. 62 periodistas, comunicadores y personas vinculadas a los medios de comunicación lograron mantener durante dos semanas en absoluto secreto la reunión que preparaban para sorprender a Alfredo Matesanz en una comida de despedida de la vida laboral activa para el profesional radiofónico.

Y funcionó. Matesanz, que supuestamente acudía a una comida sólo con los miembros de la ejecutiva previa a la asamblea extraordinaria de la Asociación de la Prensa de Segovia —tras la reunión, Asociación de Periodistas de Segovia, como pone en sus nuevos estatutos— de la que es vicepresidente se encontró con los rostros de buena parte de los compañeros con los que ha compartido el trabajo informativo a lo largo de los años y claro, en algunos momentos se emocionó y emitió, quién lo diría, una voz entrecortada y algo temblorosa, aunque en los salones del Narizotas lo que hubo, sobre todo, fueron risas, que el personal estaba a gusto.

Matesanz explicó que se encuentra en ese momento en el que, por reciente, aún no ha acabado de acostumbrarse a su nueva situación personal pero dispuesto a “sacarla partido” y desveló que palía su añoranza de la radio con actividades como la cocina aunque, siendo un hombre clásico se mueve bien con las cazuelas pero hacerlo con modernas máquinas del estilo Termomix ya le ha obligado a tirar algún plato por falta de control del tiempo de cocinado… Poco a poco.

Matesanz se dirige a sus compañeros tras recibir un maletín de pintura y una estaquilla.

Sus compañeros quisieron ampliar sus alternativas y, conocedores de su afición a la pintura, le regalaron una gran caja con óleos, pinceles, paleta… el kit del perfecto pintor, vamos. “Es muy acertado porque si me lo tengo que comprar yo me hago el remolón, pero ahora que lo tengo voy a pintar”, aseveró con seguridad para aceptar, con menos firmeza en el tono, es cierto, el reto que le lanzaron desde una mesa para desplegar su capacidad creadora y tener en un año suficientes obras como para exponer. También, poco a poco.

El homenaje de los informadores acabó con una foto de familia a la sombra de la estatua de Juan Bravo antes de que la mayoría de ellos, incluido Matesanz, cambiaran el escenario por los salones del Casino de la Unión donde se celebró la asamblea extraordinaria de la APS en la que se aprobaron los nuevos estatutos que regirán el organismo que acoge a la mayoría de los informadores segovianos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *