web analytics

10 años de condena pactada para el Lagartijo por el asesinato de un hombre en San Millán

La Audiencia provincial de Segovia ha condenado a 10 años de cárcel a J.M.L., de 45 años, conocido como “El Lagartijo”, por el homicidio de otro hombre, A.H.B., que medió en una discusión por drogas, ocurrido el 26 de agosto de 2020 en una vivienda ocupada del barrio de San Millán. Cuando cumpla esa pena, la Audiencia ha fijado que permanezca 7 años más en libertad vigilada con la prohibición de acercarse o comunicarse con los familiares de su víctima, a los que además tendrá que indemnizar con 259.786 euros en total, además de las costas del juicio. La sentencia se ha producido sin juicio después de que las partes alcanzaran un acuerdo.

 

Momento de la detención del Lagartijo por la Policía Local tras varias horas de búsqueda.

Los hechos por los que se condena a “El Lagartijo” se remontan al 26 de agosto. Según se relata en la sentencia, el homicida se presentó en una vivienda del barrio de San Millán en la que se reunían habitualmente varias personas para consumir drogas donde estableció una discusión con uno de los hombres que estaban en la casa, F.Y.D., al que “pedía que consiguiera sustancias estupefacientes”, aunque esté se negó pidiéndole que se fuera.

J.M.L., condenado a diez años.

La discusión subió de tono y continuó en el portal o antesala de la vivienda y fue entonces cuando el hombre que murió, Abel, “salió a dicho portal a defender a su amigo y decirle a J.L. que se marchara, comenzando a forcejear”. Siempre según los hechos probados, “En un momento determinado, J.L. sacó de la mochila un cuchillo y de manera inopinada se lo clavó a A. con intención de acabar con su vida, en la zona del corazón (…) herida que provocó en A. una hemorragia intensa que le causó la muerte casi de manera inmediata“.

Según el mismo texto, las heridas se produjeron en el hemicardio izquierdo, atravesando dicho ventrículo y perforando su cara posterior, incidiendo asimismo en la cara anterior del saco pericardio sin perforarlo”.

El Lagartijo huyó del lugar con el arma y no fue detenido hasta dos días después, en la calle Santa Isabel, de la capital segoviana, por efectivos de la Policía Local.

El suceso, adelantado entonces en exclusiva por este periódico, causó una gran conmoción en la ciudad, donde los homicidios son una rareza estadística en los listados de delitos y permitió conocer la figura de El Lagartijo, un toxicómano con un largo historial de delitos trufado de multitud de robos con fuerza y diferentes encontronazos con los cuerpos policiales de la ciudad entre los que era muy conocido y con los que tuvo multitud de conflictos en los últimos casi 30 años.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On
468 ad

7 Comments

  1. O sea en 7 años en la calle y a seguir matando. Y la responsabilidad civil con pagar los primeros 20 euros arreglado. Es insolvente. Y cobra una pensión no contributiva de 400 (inembargable) euros. Qué barato es matar. Casi sale gratis.

    Post a Reply
  2. 10 años por matar me parece que le sale muy barato, una ganga

    Post a Reply
  3. Eso esta mal redactado a A. H.B. No le mataron por una discusión por drogas le mato por defender a un amigo y meterse en la discusión encima de muerto no intente difamar no se lo voy a permitir

    Post a Reply
    • Estabas allí Carmen? De lo que se deduce de todas las noticias y sentencia no se corresponde con tu afirmación… Independientemente si se juega con fuego uno suele quemarse.

      Post a Reply
  4. El Lagartijo nos va a costar estos 10 años: 300.000 euros (30.000 al año) en comida, sanidad, luz, calefacción y Funcionarios. Más los 50.000 euros de su pensión no contributiva (400 al mes, para tomar cafés y comprar drogas en la cárcel) Más el Paro durante los seis meses siguientes a su excarcelación cuando acabe la condena (otros 500 o 600 euros mes). O sea, un dineral, casi 400.000 euros de nuestros impuestos tirados a la basura para que cuando salga tenga otra vez el derecho a seguir drogándose y matando si le apetece, pues no es ésta su primera condena. Ni será la última. Viva España.

    Post a Reply
  5. Señor Pedro no es cuestión de deducir solo hay que leer lo que pone, se ve claro que está muerto por defender a la persona que discutía con el gitano por drogas. Supongo que te referirás a jugar con fuego por el hecho de estar en esa casa no? Porque no hay ninguna declaración ni prueba de que el muerto consuma.o acaso hablas tanto porque sabes algo de primera mano? Me muero de intriga.

    Post a Reply
    • Obviamente amigo. Si estás en el sitio equivocado puedes llevarte lo que no te mereces… De echo hasta estando en el sitio correcto te puede pasar.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *