web analytics

Ya suenan los tambores

Pues si, hay como un run run alrededor de los políticos como ese ruido sordo de antes de las peleas épicas de las películas. El personal no se pasa ni una y hasta establecen originales peleas. Dice la alcaldesa, Clara Luquero, que qué la cuentan a ella de incumplimientos de promesas en su gestión, que ahí gana la Junta de largo y el delegado territorial, Javier López Escobar que admite que sí, que en esta olimpiada la administración regional tiene medalla, pero sólo la de bronce. Y le deja el oro al Ayuntamiento y al parecer desierta la de plata. Debate político de altos vuelos y enorme contenido. Y quedan quince meses hasta las urnas.

Luquero entró en este jaleo un poco agobiada por el coste político del marrón que se está comiendo el Ayuntamiento tras la espantada de la empresa que explotaba el aparcamiento municipal de José Zorrilla, otro paquete al que le queda recorrido y lo mismo, unos pocos gastos derivado directamente de la gestión del departamento de Urbanismo. Confianza, que Alfonso Reguera dice que lo tiene controlado y que para antes del verano tendremos la instalación que merecemos los segovianos. ¿Por qué me asusta tanto la frase?

Por el contrario, me provoca una sonrisa torcida ver las informaciones sobre la última reunión de alcaldes y concejales del grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad que tras sesudo intercambio de ideas han llegado a la conclusión de que es una prioridad muy prioritaria pensar en quitar los cableados de las fachadas de los recintos distinguidos por la Unesco. Toda una novedad que sólo lleva tres o cuatro décadas “planteándose” en reuniones como esta. Pues eso, creamos una comisión, comemos y lo hablamos.

Los alcaldes de las Ciudades Patrimonio reunidos en Salamanca.

De lo que se está hablando mucho es de los preparativos de la huelga de mujeres convocada para el día 8 y declaraciones magníficas como esa de Luquero de que sólo dejará de hacer huelga “si hay un incendio o un suicida se sube al Acueducto”. (Sonido de grillos) Ya sabe lo que opino de las manifestaciones sectoriales organizadas por sectores que reclaman igualdad desmarcándose precisamente como diferentes. Fíjese que tengo el convencimiento profundo y sin fisuras de que la exigencia de igualdad real es justa y de urgente aplicación real pero es que a veces me parece que se me mira como si fuera el enemigo. Será que no entiendo los tiempos.

Hombre, hablando de años. Esta semana me he encontrado cosas que me recordaban a otros tiempos. Mire esa reunión de políticos y funcionarios que vivieron en primera línea la construcción de la autonomía de Castilla y León recordando la historia, no sé si para que no la repitamos o para convencernos de lo bien que lo hicieron. Había amenazas previas de vetar la presencia de Rodolfo Martín Villa en Segovia por haber estado vinculado al franquismo, pero al final sólo era una pataleta del Foro de la Memoria, que no apareció.

Antiguos son los derechos del agua sobre las caceras que disfrutan los regantes desde hace 500 años y claro, se han puesto en pie de guerra porque la CHD (y los ayuntamientos) necesitan el agua para dar de beber a sus nuevos sectores a urbanizar y el organismo revisa esos privilegios. Fíjese que me temo quién va a perder esta partida al final… Ahí va mi euro. (Por cierto, gané la última apuesta, la del aparcamiento).

Regantes en una reciente reunión informativa.

Fíjese si soy antiguo que vivía en la creencia de que la Iglesia era propietaria inequívoca de sitios como el convento y santuario de Santa María la Real de Nieva y resulta que el Ayuntamiento también dice ser el dueño y además al alcalde, Jaime Pérez, le jalean la oposición y los ciudadanos. Hay lío y habrá pleito.

Más imágenes a todo color que podían ser en blanco y negro. La del sacerdote agitando el hisopo para bendicir la nueva oficina —supertecnológica y avanzada— de un banco en pleno centro de la ciudad. Marisa Delgado actuó de testigo del momento en representación del Ayuntamiento.

La edil fue también testigo, sin intervención, del desgraciado e inevitable fallecimiento por infarto fulminante del utillero del Inter, Cecilio Rodríguez, sobre la cancha del Pedro Delgado pese a los esfuerzos de los que sí intervinieron directamente en las tareas de reanimación hasta que llegó la dotación del 112, entre otros, un guardia civil y un policía local que presenciaban el partido libres de servicio. Parece acertado, que el mismo poli había recibido tres días antes el reconocimiento municipal por realizar tareas de maniobras de RCP en plena calle. Eso fue durante la fiesta patronal de la Policía Local en la que la alcaldesa se deshizo en elogios hacia los agentes mientras resonaban las quejas de los sindicatos por las muchas carencias del cuerpo. Tira y afloja y viva el Santo Ángel de la Guarda.

Ángel Román, uno de los Guardias de Honor de este año, junto al intendente de la Policia Local.

Le dejo que tengo el coche en zona ORA, se me acaba el tique y no quiero pagar a través de la aplicación de internet no sea que la empresa de turno se decida a aplicarme el recargo que ha anunciado por el uso de la tecnología de turno que me colocaron como gratuita. ¿No tendrá ahí monedas para cambiar un billete de cinco?

Autor: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Compartir en

2 Comentarios

  1. Gana apuestas por que va a plazo fijo, sobre seguro 😉 está tb la gana de calle. Lo de los cableados de ‘comisión napoleonica’: crea una y queda to mu bonito y te aseguras otras cuatro décadas pensando cómo afrontar el problema. Eso sí, da para unas cuantas visitas turis de técnicos y municipes.

    Editar respuesta
  2. Muy atinado lo de la edil , enfermera de profesión , que no intervino en las maniobras de reanimación

    Editar respuesta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *