web analytics

Y la música dejó de sonar

 

La banda de Chris O’Learly fue, este 20 de mayo, la última banda en actuar el la Sala Beat, el único local existente en Segovia con una programación estable de conciertos cuyo cierre ha causado una importante conmoción en el mundo de la cultura musical y del ocio nocturno de la capital además de una intensa semana de actividades de “homenaje”, no sólo en el local de San Millán, sino también en otras salas, donde la historia reciente y pasada ha sido recordada y exaltada por cincuentones melancólicos y jovencitos con la pubertad aún reciente.

De este modo y de forma “espontánea”, decenas de locales se han poblado de carteles con el mensaje “Gracias Beat club por todos estos años de buena música (y a la Escuela)”. El jueves, el bar Santana dedicaba su actividad “Entreactos y botellines” —el magazine teatral que dirige y escenifica allí cada jueves Anxo Rodriguez— de forma monográfica al local que albergó el Beat y antes La Escuela con dos horas de actuaciones y testimonios de segovianos que quisieron relatar algunas de las experiencias vividas en el local hace treinta, veinte, diez años, también hace sólo unas semanas…

Una mujer habla de La Escuela y el Beat en el bar Santana.

No obstante, el eje de las celebraciones de despedida han tenido lugar en la porpia sala que en los últimos siete años han dirigido Juan Francisco Martín, Fernando Gómez y Fernando Martín, con la celebración de conciertos durante los tres últimos días que han servido de punto de encuentro de centenares de personas, representantes de varias generaciones de “usuarios” del local que vivieron las últimas horas en una mezcla de anécdotas, tristeza por los tiempos perdidos y un ejercicio de memoria sobre centenares de actuaciones en vivo y miles de hora de disfrute de la música pinchada por multitud de dj’s, cuyo distintivo ha sido siempre la calidad y la variedad de estilos.

La banda de Chris o’Learly, la ultima en pisar el escenario de Beat.

Cuando los equipos se apagaron la noche del domingo se puso el punto y final a toda una época marcada por un solo local que a lo largo de las décadas, desde la de los 80, ha tenido altos y bajos pero siempre un elemento común: un lugar para el disfrute de la música, pinchada o en directo, con grupos consagrados, otros que alcanzaron el estrellato después de pasar por el escenario segoviano y muchos más que se quedaron en el camino pero que “lo dieron todo” en su noche segoviana.

Fin de una época y el inicio de otra orfandad para Segovia, desde el 20 de mayo sin una sola sala fija de actuaciones en directo. ¿Alguien se anima?

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *