web analytics

Visto para sentencia el juicio por amenazas que motivaron la dimisión de Alfonso Reguera

En la mañana de este 9 de mayo se ha desarrollado la vista oral por una presunta falta leve de amenazas a un agente de la policía local de Segovia por parte del que fuera concejal del Gobierno del Ayuntamiento de Segovia, Alfonso Reguera. El político se enfrenta a la petición de 1.080 euros de multa además de una indemnización de 240 euros que solicita la representación legal del agente 6049, mientras que su abogado ha solicitado la libre absolución. Ambos letrados coinciden en que la jueza deberá resolver la cuestión «de carácter técnico» sobre si las expresiones de Reguera tienen carácter o no de amenaza.

Los hechos, destapados en su día por acueducto2.com y que motivaron la dimisión del «súper concejal» de Clara Luquero, al frente de áreas como Economía y Urbanismo, además de la de portavoz del Gobierno, se remontan al 22 de junio de 2018, en plena gala de presentación de las fiestas de San Juan y San Pedro, a los pies del Acueducto.

En las inmediaciones del escenario montado en la plaza Oriental coincidieron Reguera y, con uniforme de gala, el agente 6049 con el que el edil había tenido diferentes enfrentamientos por las movilizaciones de la Policía Local durante los meses previos, ya que es a la vez representante sindical del colectivo. En un momento dado el concejal le espetó al policía que «si no llevaras uniforme te daría dos hostias», lo que generó momentos de tensión en el mismo escenario y la posterior interposición de denuncia por el agente. Reguera sostuvo ante el juez que sus palabras se enmarcaron en un «ambiente coloquial».

Publicado el suceso, Reguera negó el carácter amenazante de sus expresiones contextualizándolas en un ambiente «coloquial», argumentos que volvió a defender ante la jueza del Juzgado de Instrucción Nº4 de Segovia, encargada del pleito. Sin embargo, la tormenta política desatada por la inusual actitud del concejal en uno de los eventos de más ceremonia del calendario, con toda la oposición clamando por su dimisión terminó con la renuncia del concejal, una semana después de que acueducto2.com publicara el suceso.

Precisamente, el abogado acusador presentó a la juez —aunque esta no lo admitió como prueba— la información publicada por este periódico con la primera declaración sobre el asunto en la que Reguera negaba que se hubiera producido la conversación para tratar de demostrar las contradicciones en las que habría incurrido el acusado, que después, en la instrucción, habría reconocido el encontronazo pero hablando «en tercera persona» y finalmente, al saber que existía una grabación, lo admitió y pidió perdón.

Sin respuestas a la acusación.

Durante la vista, Alfonso Reguera se negó a responder a las preguntas del abogado del policía, Miguel Tovar, y en el interrogatorio de su propio defensor negó que tuviera ningún ánimo de hacer daño al agente e incluso se arrogó haber «parado» un expediente administrativo previo contra él por la protesta que protagonizaron medio centenar de agentes en un pleno municipal. No obstante, si reconoció que tuvo «un momento de enfado» al sentirse perseguido por el sindicalista que intentó reconducir en una reunión que fue grabada por los policías y presentada como principal prueba en este juicio.

En su alegato final, el número dos del Gobierno municipal reconoció los estados de enfado previos a los hechos que se juzgan «a partir de unas palabras que parece que nadie oyó» y lamentó que «todo esto que está pasando aquí es una desproporción sobre un hecho mínimo».

Por su parte, el policía se ratificó en su denuncia y manifestó su «miedo» a que el concejal cumpliera su amenaza porque «si en ese entorno, rodeado de gente, me amenazaba así, pensé qué sería si estuviéramos a solas». El denunciante explicó que la escena vivida le había provocado quiebras en su estado anímico que se veían agravadas durante los distintos pasos judiciales durante la tramitación del juicio.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

2 Comments

  1. Ánimo al policía que cualquier persona no se crea que está por encima de la justicia y este , así se lo creia

    Post a Reply
  2. Que asuma su responsabilidad. No todo vale por tener un puesto.

    Post a Reply

Responder a Grettellitta Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *