web analytics

Vamos de cabeza

Pues si. Esta semana los que han ido patas arriba han sido los bachilleres preuniversitarios con esa carrera contra el reloj que son los exámenes de la Ebau capaces de condicionar en un par de días los estudios futuros de centenares de jóvenes (709 este año en Segovia). Como cada año ha saltado la polémica, las quejas y las recogidas de firmas cuestionando lo de que los exámenes sean más fáciles aquí o allá (es un hecho) o si los de mates, o lengua, o filosofía “se han pasado” redactando la prueba. Lo bueno es que durante el resto del año, cuando se debería hacer, apenas se trata el asunto, ni mucho menos se plantea con seriedad su modificación. Pues nada, enhorabuena a los supervivientes.

Pero claro, la polémica se difumina este año en medio de los líos de estas elecciones que no terminan nunca de resolverse que chico, cuando no es un recurso que le da un concejal más al PSOE en Sepúlveda es la revisión solicitada en Segovia por Ciudadanos en el que “suponen” que si la estadística dice que, de media, tienen más votos que otra fuerza, si hay mesas que dicen lo contrario será que los de la mesa se han equivocado en el recuento. Y con estos mimbres se han preparado un recurso de oposición que, de momento, ha logrado retrasar la formación de la corporación capitalina y de la provincial. ¡Pero hombre, que la gente programa sus vacaciones! Oiga, que los jueces son muy suyos y hay antecedentes que hacen suponer cualquier resolución. Vamos, que hasta que no oiga el martillazo en la mesa yo no vuelvo a hacer cábalas sobre las próximas corporaciones.

Primera baja en el grupo popular.

También quiero ver quien se cuelga finalmente las medallas corporativas que ya hay bajas anunciadas de gentes que han ganado el derecho a acta pero que se lo han pensado mejor, como la popular Carolina García que tras cuestionarse qué es lo que se hace en la oposición ha decidido salir “corriendo”. (Perdone el chiste fácil). Tenga calma. Puede haber más “corrimientos de lista” en los partidos y ya le adelanto que aposté, y no me gusta perder, con un candidato con número superior al 15 que acabará siendo edil en este mandato, que algo me dice que va a ser revuelto… ¡Ahí va mi euro!

Mientras tanto, la vida sigue. Este fin de semana han estado en Segovia los alcaldes —todos en funciones— del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad que, por las fechas, podría parecer la cena —y las comidas y el viaje— de fin de curso que algunos de los que vinieron no seguirán y los que queden… a repetir argumentos en la siguiente reunión, por ejemplo, reclamando ayudas para retirar los cableados de las fachadas de los cascos antiguos. ¿Qué le suena? Lógico, es la “reivindicación tipo”, que, sin ir más lejos, repitieron calcada en Salamanca el año pasado. Será que no les hacen caso. ¿No?

Ha habido otras repeticiones que la alcaldesa ha vuelto a hablar del Cat para decir que… las obras tardarán al menos dos meses más. Raro, raro cuando en esta ciudad se sabe que las obras y otras actuaciones van clavadas en el tiempo. Hombre, está claro, ya lo ha dicho Luquero, que cuando te pones a hacer obras en un edificio parado tanto tiempo es normal que salgan “cosillas” que retrasan. Ya pasó con el aparcamiento de Zorrilla, valga la demostración, sin acritud. No si…

Que no me olvide de citar la Feria de la Mujer Rural, esa cita fija en el calendario para la venta de productos fabricados por mujeres del ámbito rural, al parecer y por no sé qué definición, excelentes artesanas, tejedoras y elaboradoras de comida. Como la Feria ya la concoe me fijaré en el detalle de la venida a la ciudad para la inauguración del consejero de Familia (en funciones), Carlos Fernández Carriedo recibido bajo el Acueducto con todos los honores. Por allí andaban varios policías de distintos cuerpos pendientes de la recepción al visitante mientras, a dos metros del grupo, un hombre repartía con soltura publicidad de un restaurante en plena captación de clientes sin ninguna precaución. Si, está prohibida esa actividad en esa zona pero esa mañana debe de ser que no tocaba esa vigilancia. Las cosas, por partes.

Un momento de espera en la puerta de la Academia de Artillería.

El consejero al menos no tuvo que esperar. Peor suerte tuvo el subsecretario de Estado de Defensa, que junto al Coronel de la Academia y otros representantes ministeriales permanecieron unos 15 minutos en la entrada de la Academia esperando para recibir, como manda el protocolo, a la alcaldesa en funciones que acudió allí a firmar un acuerdo para integrar en puestos de la administración a algunos militares a los que se acaba el tiempo en el ejército. Ni se notó.

Cambio de tercio para ir al capítulo de mala-buena suerte. Dicen que las posibilidades de que te toque un premio en el Euromillón son menos que las que hay de encontrar una aguja en un pajar pero hombre, para una vez que te toca tener que repartirlo con un montón de gente… Les pasó a los trabajadores del hotel los Arcos que se apostaron al juego los restos del bote con el que habían comprado una corona funeraria. Pues eso, 5.000 euros por cabeza que están bien pero se te queda un regusto una vez hecho el reparto…

Último apunte para la fiebre futbolera, que la Sego acaricia el ascenso a Segunda B y ya hay previsión de lleno total en la Albuera para el próximo partido ante el Villarobledo (ojo, que vienen con un 2-1 a favor), tanto que ha habido que instalar gradas supletorias para 700 personas, que ya les gustaría a los gimnásticos juntarlas en todo el campo un domingo de febrero… Yo, de la Sego de toda la vida ¿Usted no?

Distinciones personales para acabar: la que dedico a Luis Moro, de exposición en el Torreón de Lozoya con la recomendación de que no se la pierda y la efemérides que supone el 60 cumpleaños del presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, felicitado a voz en grito con el “cumpleaños feliz” que le dedicaron los niños finalistas del concurso de marcapáginas que acudieron a la Diputación a por sus premios. Todo espontáneo, claro.

Pues liquidado el resumen. Póngase derecho, hombre.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Lo de los niños cantando el cumpleaños feliz -nada espontáneo- al presidente de la Diputación fue de vergüenza ajena, tenía un indudable regusto a noticia del Nodo del franquismo.

    Post a Reply
  2. Buena la foto esperando en la puerta principal de la Academia de Artillería. Aunque no se ve la parte de abajo de la misma: las escaleras. No sé si estarían las decenas de jóvenes que se colocan vasos en ristre de vino, cervecitas… sus buenos platos de tapitas a pelar la pava en las escaleras. Hay veces que uno se pregunta si hay, de verdad, autoridades de algún tipo en la ciudad o es simple dejadez, no hablaré de prevaricación (que no sé si sería muy acertado), de las funciones de aplicación de las Ordenanzas municipales. Las escaleras de la iglesia de San Miguel, frente al Ayuntamiento, las deben de haber dejado también en suspenso de Ordenanzas. Apunte el fotógrafo la próxima vez a ver si pilla noticia 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *