web analytics

Unos visten calzones y otros usan togas

No le digo yo que el sonido de la dulzaina sea mi preferido más allá de diez minutos que al cabo de ese tiempo se me pone un pitido constante en la cabeza como el que resonaba en mi cabeza —¡Ay, aquellos locos años de juventud!— tras pasar dos horas pegado a los altavoces de la memorable actuación de Leño en la Albuera.

El caso es que no me disgustaron —tampoco para volverme loco— los actos del Día de Segovia, ese intento de exaltación de lo segoviano y que el pecho se me hinchó —hombre, no tanto como cuando oigo las “Voces de gesta”, pero casi— cuando el fiscal González Herrero vaciaba el suyo para marcarse una Entradilla de aquí te espero para abrir el espectáculo en el Juan Bravo. No le negaré que me hace gracia el debate abierto entre supuestos “progres” —esos que luego agarran como propia la figura de Agapito, por cierto, maestro del que le decía que soplaba la dulzaina— tachando de “rancia” la actividad recuperada de hace décadas por aquello de que la Diputación la preside el popular, Francisco Vázquez… Estos debates los animan los mismos que llaman facha a un héroe de la Guerra de Cuba y le quitan una calle ¿No?

Bueno, para gustos los colores y predecibles los homenajes: Medalla de Oro para el Mester e Hijos Predilectos el eterno Perico, el añorado Alfredo Matesanz y el incansable decano de los alcaldes, Ricardo Díez. A ver qué hacen en la próxima edición que han gastado muchos nombres de golpe.

Los alcaldes de las Ciudades Patrimonio, en Mérida.

Ese día lo que se llevaba en Segovia era la enagua y el calzón —caray, que ropajes más ásperos. Ya sé de donde nos viene el carácter— aunque otras ilustres segovianas como la alcaldesa, Clara Luquero, y la concejala, Claudia de Santos, también se adaptaban al medio y ya que estaban por Mérida de reunión del Grupo de Ciudades Patrimonio, no dudaron en ponerse togas y tocados romanos para pasear por Emerita Augusta a juego con los monumentos. Ya puede imaginar que la reunión fue muy fructífera y novedosa: Hay que pedir más dinero al nuevo Gobierno de Sánchez porque mantener el Patrimonio es muy caro. El resto, pues comidas, agasajos y paseos togados, dicen las crónicas.

Fiesta de la Rosa, en Coca.

Hombre, ya ha salido el Gobierno de España, muy presente en la reunión de los socialistas —bueno, de casi todos, que los de Segovia harán el sarao aquí otro día— en la fiesta de la Rosa que se celebra en Coca. Chico, en el partido parece como si les hubieran enchufado una bombona de oxígeno puro que ya se ven presidiendo la Diputación, 200 ayuntamientos y la Junta, mientras recomiendan tilitas a los populares locales.

Como será la cosa que antes de que los ministros pillaran la cartera, Luquero ya había definido este como “el mejor Gobierno de la democracia”. Hombre… a esta también la he oído decir en público que su antecesor era “el mejor alcalde de Segovia”, que como todo el mundo sabe es una frase que admite matices y tachones. Bueno, hablaba así hasta que los micrófonos la pillaron sincerándose sobre la herencia recibida. ¿Se acuerda?

Para esos planes de recogida de votos también valen los gestos, que es la apariencia que han tenido los eventos celebrados este fin de semana en los barrios “granero” de La Albuera y Nueva Segovia. En el primero, circo (literal); en el segundo, pan y música (los músicos de plantilla, claro). Y el pueblo, encantado. Aunque la cosa suene romana, a esto la regidora fue sin toga.

Ciudadanos, de visita por el alfoz.

Caramba, que hay otros partidos, dirá usted. Y tiene razón. Por ejemplo, hemos visto a Ciudadanos por los pueblos del alfoz prometiendo la regeneración de frases cortas —sujeto, predicado y ningún complemento ni desarrollo posterior— que proponen en sus notas de prensa con la conclusión de que en este, “su momento”, regenerarán todo lo regenerable. Lo malo de la formación liberal es que la foto que acompaña a sus visitas es siempre la de las mismas personas en idéntica posición aunque cambie el fondo. Poco a poco. ¿No?

Pablo Fernández, en un acto en la calle.

También está Podemos, que ha vuelto por Segovia el líder regional, Pablo Fernández, al que tampoco le deben llegar ideas frescas del Ayuntamiento al que quieren acceder en mayo y centra su discurso en los gastos de la alcaldesa y su equipo por las sentencias judiciales . Dicen que la mano está tendida a IU y Equo para hacer candidatura común aunque aún no se han reunido mientras los de Izquierda Unida provincial deciden esta semana si se suman al pacto propuesto desde las cúpulas estatales. La semana que viene le cuento.

Nada que ver con los viejos políticos que hace años copaban los lugares de poder segoviano. Como una foto vieja y amarilleada hemos visto a Atilano Soto comparecer ante las Cortes regionales para defender que hizo una brillante gestión de la Caja, que hipotecar el Torreón fue una gran idea y que pegarse los viajes que se pegaban él y los consejeros era para formarse y hacer piña entre gentes tan dispares. El anciano con algunos achaques de memoria —lo dijo él, no yo— parece creer en su fuero interno que los segovianos somos unos ingratos desagradecidos. Casi me convence.

Vamos terminando y lo voy a hacer tratando de hacer algo de justicia. Seguro que se acuerda del sargento Barbero, exjefe antidroga de Segovia, detenido y encarcelado casi tres meses hace algo más de un año bajo sospecha de haberse pasado al bando de los malos a los que él perseguía con rotunda eficacia, tal como reza su hoja de servicios. El juez ha sobreseído el caso y cabe preguntarse quién y cómo repara los daños causados. Cero patatero para Asuntos Internos (esta calabaza la otorgo yo por mi cuenta).

Eso si, si te dedicas a trapichear con drogas lo que tienes que tener es mucho cuidado de no discutir con tu novia en público. Le pasó a un hombre al que la poli vio en la pelea dialéctica entre ambos dentro del coche. Empezaron investigando si había malos tratos y se encontraron con un puñado de bellotas de hachís… ¡Qué cosas!

Venga, le dejo que quiero ver qué pasa con los funcionarios de libre designación en el Ayuntamiento, un asunto que causa la gresca entre Centrados en Segovia y los del Gobierno local… Hombre, ando atento a la aparición de una funcionaria venida de un ayuntamiento madrileño con mejor nivel (funcionarial) que la que había, al parecer agotada, que dicen que se encargará de los atrasadísimos reglamentos de gestión de la estación de autobuses y del aparcamiento de Padre Claret, entre otras cosas… Seguro que los hace muy bien, que en Madrid saben mucho.

¡Ah! Un concurso de esta sección: A ver si es capaz de decirme tres baches que hayan desaparecido en Padre Claret tras las últimas obras realizadas. Queda abierto el plazo.

Autor: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.