web analytics

Una mala intervención

Resulta curioso que en un hemiciclo plagado de partidos de nueva creación a los que se les debe conceder inevitablemente cierto margen por su falta de experiencia política —un novato es un novato, en esto y en la petanca— y portavoces igualmente bisoños sea precisamente el equipo de Gobierno socialista (14 años en la Alcaldía le contemplan) el que propicia y protagoniza escenas, voy a decir chuscas, como la del último pleno en el que se hablaba del relevo del interventor municipal.

En la parte estrictamente política parto de que los de Clara Luquero se han metido en un problema que ni siquiera es político (hablamos del relevo de un funcionario municipal, por muy alto que sea el cargo) por el mero hecho de haber decidido que para la provisión de la plaza les gusta el sistema de designación directo, tan legal como el del concurso general. De hecho, recuerde que este es el proceso por el que se eligió a la actual secretaria general aunque entonces no se preparó este jaleo pese a las amortiguadas quejas del entonces portavoz del PP, Jesús Postigo.

El problema es que la decisión se ha tomado unilateralmente, sin un solo comentario a los concejales de la oposición y parece que de forma un tanto atropellada. Lo habitual en general y en la concejalía de Personal en particular. Ni siquiera se han molestado en preguntar a los portavoces de los otros grupos antes del pleno cuál sería su postura y por supuesto, no han establecido ningún tipo de negociación previa que, mire usted, es la “chicha” de la política municipal (y la otra), más cuando el Gobierno está en minoría.

Iniciada la senda de lo absurdo la cosa solo podía ir a más: Clara Luquero reuniendo de urgencia a los portavoces en mitad de un pleno a ver si conseguía convencer a alguien. Claro, que si la “negociación” tiene por inicio a quien pide ayuda elevando el tono y golpeando muebles todo resulta mucho más difícil. Así que se retira el asunto y se aplaza para el siguiente pleno. Para estudio en las universidades de Políticas.

Pese a todo, no parece que la vía de la negociación sea la prevista para resolver esto. La alcaldesa trata de hacer del error virtud y ha vuelto a dibujar un panorama terrible de peste y desolación de la que solo sería culpable la oposición si no se le permite usar la “vía rápida” —hay para varios meses, por mucho que caliente la banda y los edificios de la plaza Mayor el actual interventor de Alcorcón (Madrid)— de la libre designación, la mejor de los mejores, que lo dicen los técnicos y estos de la oposición no se enteran de nada y además son unos irresponsables.

Pues mire, no creo que pase nada. En el departamento de Intervención hay un “número 2”, el mismo que ha suplido con solvencia al titular en sus bajas, vacaciones o cualquier otra ausencia… Eso sin olvidar que hay otros funcionarios municipales que podrían hacer el papel. Este tipo de sustituciones eventuales son habituales en la administración donde todos los días hay jubilaciones y bajas. Sin ir más lejos, la actual secretaria general tomó posesión de su actual cargo cuatro años después del fallecimiento del anterior secretario. Esto fue en 2013 y si no me equivoco, la plaza no es a día de hoy definitiva.

En cualquier caso, los grupos se han enzarzado en un debate sobre las bondades de los distintos sistemas de provisión de la plaza (la Ley permite varias opciones) por las sospechas que a la oposición le suscita que si se va a la vía del “dedo” los jefes de los dos principales departamentos de control del Consistorio, la Secretaría y la Intervención, habrán sido elegidos por el grupo socialista, además con potestad para cesarlos. Hombre, hablamos de habilitados nacionales, funcionarios de carrera y de alto nivel y solvencia demostrada de los que ni se me ocurre sospechar el más mínimo desvío de sus obligaciones, pero lo que la oposición dice es que la mujer del César debe ser, pero también parecer.

Descartando sospechas solo me cabe pensar que la gestión de este asunto y el enconamiento en la fórmula de la designación directa solo obedece a una mala gestión del proceso desde el departamento de Personal, que hace meses podía haber avisado a la administración del Estado de la jubilación del interventor, cuya fecha conocía con exactitud, y la cobertura de esa plaza se convocaría automáticamente en el próximo concurso general que periódicamente, varias veces al año, publica el BOE, desapareciendo la supuesta urgencia que ahora se argumenta porque la cobertura de la plaza ya estaría lanzada a estas alturas… Si hubiera habido intención, claro.

Temo que el asunto va a permanecer en la actualidad municipal mucho tiempo pero mire, así quizá me de tiempo a averiguar el sueldo del interventor, funcionario del Grupo 1, Nivel 30, que dice Luquero que es tan bajo que echa para atrás a cualquier aspirante. No lo busque en la enrevesada y desordenada web municipal porque no lo encontrará y si pregunta en la Alcaldía, atienda a la explicación: “Según dice Personal el sueldo es de 1.000 euros fijos mas complementos que son personales y que no se pueden contar”. Y así andamos.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

1 Comment

  1. Así andamos sí señor. Y con una de las iglesias municipales hemos topado: Personal. Cómo usted bien sabe, don Fernando, hay otras confesiones (los políticos pasan, pero algunos funcionarios se incrustan en las poltronas de mando de algunos departamentos clave). Entre unos, los políticos de turno en el mando, y otros, los funcionarios de postín, es lo que hay. Este follón por el interventor, que como bien dice usted es, al fin y al cabo, un cargo más en la administración municipal, sirve para enredar en las campañas partidistas de cada cual. Pero si alguien hurgase, sólo rascando un poquito, los puestos que se colocan a dedo, a golpe de decreto, pseudooposición o ‘listas de espera’… del que yo quiero, ni le cuento. Teníamos para una serie de ‘Cuéntame’ con sagas familiares o de paisanos del pueblo. Eso sí, todo muy legal. De moralidades tampoco hablaremos 😉

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *