web analytics

Una Europa más social

Lo ocurrido con el Open Arms  o el Ocean Viking solo ha sido una muestra más de como la Unión Europea y España se han visto inoperables e incompetentes para hacer frente a la crisis humanitaria de los refugiados, priorizando la fortificación de las fronteras frente a la protección y los derechos de las personas que huyen de conflictos y guerras de países vulnerables.

Mientras van circulando diferentes bulos sobre prestaciones, colaboración con mafias, y menores no acompañados (me niego a cosificar con un acrónimo), finales de 2018 cerró, según datos de ACNUR con más de 70 millones de desplazamientos, especialmente de Siria, Afganistan, Irak, Eritrea, Somalia, Myanmar o Sudán del Sur debido a la grave situación de los derechos humanos en los países de origen, y las cruentas guerras que fuerzan la salida de millones de personas.

La Unión Europea, y España, solo han sabido actuar en modo compra- venta, el más llamativo el aberrante acuerdo firmado con Turquía hace un par de años, que, básicamente intercambiaba personas por 6.000 millones de euros al país. Un acuerdo al que se opusieron todas las organizaciones humanitarias; un acuerdo, que según manifestó Naciones Unidas, tenía “errores morales y legales”. Acuerdos como los 140 millones de euros de ayuda aprobados a finales de 2018 por la Unión Europea dirigidos a Marruecos y a la gestión de sus fronteras.

Pero también España, no solo dentro de la Unión Europea, sino de manera independiente ha contribuido a dificultar incluso más el procedimiento de asilo. El último año tan solo concedió protección internacional a 2.895 personas, según datos de la Comisión de Ayuda al Refugiado, que ha supuesto tan solo el 24% del total de solicitantes, tan solo 1 de cada cuatro personas consiguió esta protección. Una cifra que se encuentra muy por debajo de la media europea, 14 puntos en concreto, y 11 puntos menos que el año anterior.

¿Y cómo se puede justificar esta inoperancia? Pues durante estas semanas hemos visto una variada gama de respuestas, desde la amenaza velada de multa a los barcos españoles por parte de la vicepresidenta Carmen Calvo (algo que por cierto me ha decepcionado, yo fui la primera que aplaudió lo que se hizo con el Aquarius), hasta el desdén del ministro Ábalos, los “bien comidos pasajeros” del multimillonario Marcos de Quinto, o las “mafias” y las noticias falsas de Abascal, mafias que por cierto estuvieron muy presentes durante la comparecencia del pasado jueves. Mucho se habló de ellas, y poco de los países que no dejan de vender armamento a estos territorios en guerra ¿acaso la venta de armas no es también beneficiarse de la desgracia ajena?

Es cierto, Europa tiene un gran problema, pero no precisamente, como dicen algunos desalmados, el que traen las personas que huyen de los conflictos, sino el creado por los máximos dirigentes que han sido incapaces de crear una Europa social más allá de los acuerdos económicos, monetarios y comerciales, alejada de los pioneros europeistas y del Manifiesto de Ventotene y que siempre ha puesto por delante la política exterior basada en los intereses económicos y geopolíticos en vez de la defensa de los derechos sociales y humanos.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

1 Comment

  1. Europa «mas social» no lo sé, Doña Natalia,…… pero una Doña Natalia «mas social» se demostraría acogiendo Usted solita a media docena de esos migrantes que tanta penita le dan.
    Digo Usted, o cualquiera de sus amiguitos podemitas. Y no digo nada de los que tienen casoplones con piscina.
    Dígaselo a sus amiguitos podemitas. Tiene Usted una ocasión única de hacer un «manifiesto» único. El «Manifiesto del Barrio», en el que todos los podemitas acogerán a una pareja de migrantes, para «poner por delante» la defensa de los intereses sociales y humanos. Pero acoger, y dar trabajo. Muy importante esto último, Doña Natalia, así que no lo olvide en su manifiesto, por favor.
    Por otro lado, veo que la demagogia podemita le hace ver con buenos ojos que haya barcos que se dediquen al moderno comercio de personas, maquillado en ONGs hiper-subvencionadas.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *