web analytics

Una apertura a la segoviana, una bolsa de agua y mucho dinero fácil

Nueve larguísimos meses se han pasado los viajeros de autobús buscando refugio al clima mediante la técnica de pegarse a las paredes de los edificios de Ezequiel González mientras se llevaban a cabo las obras de remodelación del apeadero de autobuses para convertirlo en estación y justo antes del equinoccio de marzo el Ayuntamiento va y decide abrir la instalación ¡sin certificado, tasas aprobadas o declaración de estación por la Junta! Lo que se dice actuar a la segoviana, vamos, que consiste en dejar siempre flecos sueltos, por si se pudieran crear problemas donde no debe haberlos.

Si no fuera porque soy segoviano y viejo, no debería preocuparme, que la apertura en precario contó con las bendiciones de todo el mundo, empresarios y autoridades de todas las administraciones, que allí estaban todos. Bueno, menos los de Asetra, pero es que en vez de mandar invitación avisaron por teléfono al presidente, que estaba fuera de la ciudad y los de la agrupación que se habían quedado en Segovia, ni se enteraron del evento.

Juan Carlos Suárez Quiñones con la alcaldesa y concejales de PP, Centrados en Segovia e IU

El que sí estaba era el consejero del ramo, Juan Carlos Suárez Quiñones, al que le dio tiempo a departir con todos los portavoces municipales… menos la de Ciudadanos, María José García que se lo perdió. Bueno, supongo que estando Clara Luquero ya se sentía representada, que desde el acuerdo aquel de los presupuestos parece convencida de haber aumentado su altura dos tallas…

Por cierto, que se han aprobado de una vez y definitivamente las cuentas de 2017. Y viene bien, que hay letras que pagar a la vuelta de la esquina, la más próxima, el kilito y medio anual para los propietarios del talud de Padre Claret, que no le recordaría que es uno de esos regalos que quedaron para la ciudad gracias a la gestión de Pedro Arahuetes si no fuera porque el abogado ha vuelto a aparecer en la actualidad informativa por ser el representante legal de la Gimnástica Segoviana en un pleito contra su anterior presidente y otros familiares a cuenta del pago del alquiler de un local que se usó como sede del club… Dicen que lo hacía gratis, pero perdió la demanda. Ganan los propietarios del local que… ¡son los mismos que cobrarán el día 5 por el talud! El mundo es pequeño y las ironías frecuentes. (Perdone la mueca).

La alcaldesa de ahora, Luquero, ha tenido una semana de sube y baja, que se fue a ver a la ministra García Tejerina, que le confirmó que su departamento quiere la presa del Ciguiñuela y de lo de recrecer Puente Alta, nada de nada, por mucho que el PSOE siga insistiendo en su “exigencias” en este sentido junto a la obra del Tejo. Dice la regidora que está muy preocupada, que si hay una catástrofe se inundaría territorio habitado, incluyendo la parte de El Sotillo, en La Lastrilla,donde ella misma —y un buen número de socialistas, la promoción debía ser buena— tiene su residencia.

Claro, que al día siguiente la cosa fue de subidón, esta vez a bordo de un globo aerostático capaz de albergar en su cesta con comodidad las sillas de las personas discapacitadas. Después se encontró con el aparatoso incendio que se desató en un trastero pegado al Azoguejo que atacaron los policías locales a pecho descubierto (a falta de otros equipamientos) y remataron los bomberos, estos equipados, rescatando a dos personas del intenso humo. Y desde ahí, el ánimo de la mandataria, otra vez hacia arriba, que las jornadas con mujeres que cambian el mundo volvieron a lograr un rotundo éxito durante el fin de semana por la enorme calidad de las participantes. ¿Ve? Sí hay cosas que se hacen bien.

Bien han salido también para el “aparato” local del PP las primarias para la elección de presidente regional del partido, que aquí se apoyaba sin ambages a Alfonso Fernández Mañueco, que al final arrasó y será proclamado el viernes. Qué quiere que le diga, me gusta simplificar la enrevesada política y me queda que gana Francisco Vázquez y también Silvia Clemente y sale peor parado Juan José Sanz Vitorio, —Chico, ¿Qué le diría a Mañueco en Santa Columba para que el salmantino pusiera esa cara?—  decidido valedor del derrotado Antonio Silván. y el staff de la Junta. Ya le cuento como queda la cosa que van a ser dos años largos en los que hay muchas cosas que reorganizar y algunos ajustes…

Juan Jose Sanz Vitorio charla con Afonso Fernández Mañueco tras la intervención de campaña del segundo.

En la casa de enfrente, los socialistas segovianos también tratan de prepararse para la elección de su próximo secretario federal y “susanistas” y “sanchistas” tratan de aclararse de cuantos efectivos suman en reuniones sectoriales convocadas aquí y allá de las que saco en claro que el secretario segoviano, Juan Luis Gordo y el alcalde de la Granja, José Luis Vázquez, coinciden ¡qué cosas! en su apoyo a la andaluza. Hay otros que dicen decantarse por el mismo camino, aunque prefieren permanecer tapados. Ya sabe, políticos de supervivencia. Prometo citarlos en próximas entregas que andarán por alguna institución y es tiempo de hablar claro ¿No le parece?

Más cosas que hay que decir claras: somos un destino turístico que esté entre los favoritos de los visitantes, cada vez más, aunque resulta que gastan poco, concretamente siete euros menos que el año pasado por persona y día, 45,3 euros según las encuestas. Pero hombre, si hasta se traen las latas de comida desde su país, que por cierto, tiran demasiado a menudo a los arcos más próximos al mirador del Postigo del Consuelo, una de las zonas más transitada y menos vigilada de la ciudad. ¡A mejorar!

Turistas asiáticos comiendo alimentos de su país, en la plaza Mayor.

A ver, por la provincia: el Ayuntamiento de Palazuelos constituye Junta de Gobierno integrando populares, socialistas y un independiente buscando la estabilidad del Gobierno del popular, Jesús Nieto. En Cuéllar, las Edades del hombre lo ocupan todo, hasta los planes de seguridad para los que, eche la cuenta, no salen suficientes policías locales de plantilla, más después de que un agente que se había trasladado hace cuatro días a la Villa desde Burgos ha pedido reintegrarse de nuevo a su plantilla de origen sin muchas explicaciones más.

Termino. Si me quiere visitar —ya sabe que mi casa es la suya y que siempre tengo queso, vino y pan para los amigos— mi nueva residencia estará en Rapariegos, que ahí debe haber una falla o algo. Tres veces ha tocado la lotería en el pueblo, la última, esta semana, 2,1 millones para 86 vecinos de un censo de menos de 200 habitantes.

Olvídese de Justo el segoviano. Ha nacido Justo el raparieguense. (La pela es la pela).

Autor: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Compartir en

1 Comment

  1. Lo que no sé, viendo la trayectoria de la pseudoestación de buses es cómo se atreve, ningún político, a dejarse ver por dicho lugar.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *