web analytics

Un Titirimundi a la sombra de Julio Michel

Del 10 al 15 de mayo de 2018 Segovia acoge la XXXII edición del festival internacional de teatro de títeres, Titirimundi, la primera sin su carismático fundador Julio Michel, fallecido a los 70 años pocas semanas después de que concluyera el festival de 2017. No estará Michel, su puesto es hoy ocupado por Marian Palma, pero en el staf de 2018 Michel sigue apareciendo como “director artístico”. La razón “hemos mantenido aquellas compañías con las que Michel ya había contactado”, explicaba la nueva directora en la presentación oficial del festival, en la Casa de la Lectura.

Y estará también su obra. Antiguos compañeros de la compañía con que Michel marcó impronta en el teatro de Títeres a finales de los 60, La Libélula, han actualizado el que fuera montaje estrella del fallecido titiritero, Cristobita, títeres de cachiporra descendientes de los “robertos” portugueses. También se le dedicará un pasacalles que le gustaba especialmente, la histórica Deliciosa Royala, en tanto en el concierto teatro que los Titiriteros de Binéfar escenificarán con motivo del 40 aniversario de la compañía oscense, habrá también un emotivo recordatorio al “compañero Michel”.

Hay más cosas: 473 funciones, 381 entre el 10 y el 15 de mayo en Segovia capital, en tanto el festival se desplegará a lo largo de mayo por otras 31 localidades de la provincia. Hay también otros 43 montajes que extienden el influjo de Titirimundi por las provincia vecinas, incluyendo 11 representaciones en Madrid, así como colaboraciones en Logroño, y los festivales de títeres de Pontevedra, Pamplona y Siero (Asturias).

Entre los montajes más esperados, el circo Rasposo, que plantará su carpa en la explanada de la plaza de toros de San Lorenzo para traer uno de los espectáculos circenses del momento (15€). Estrenos de montajes de Tabola Rasa, La Chana, teatro de guante, de objetos, del Este de Europa, cabaret. Otro momento especialmente interesante será el montaje Braquage de los franceses Bakélite, en la Sala Julio Michel.

Presupuesto de 262.000€

La organización prevé un presupuesto global de 262.000€, idéntica cifra que los últimos cinco años. “Normalmente el coste final depende de los ingresos de taquilla (de 1 a 15€ en las funciones de pago, y que este año recuperan el Juan Bravo como espacio emblemático) o de cómo se concrete la subvención final del Instituto de Artes Escénicas”, explicaba Palma. En principio, se cuenta con una aportación de 32.000€ del INAE, 35.000€ de la Diputación de Segovia, y 200.000 a medias entre Junta y Ayuntamiento de Segovia. Hay también una aportación de CaixaBank y, por primera vez en muchos años (aunque no es novedad, ya se probó en anteriores ediciones), un patrocinio de Restaurante José María y Frutería 3 Kilos. La expectativa de entradas se sitúa entre más de 40.000 y 60.000. “Depende del tiempo”, señalaba la directora.

Marian Palma, directora de Titirimundi y representantes de las administraciones patrocinadoras. Arriba, montaje de Cristobita, de Julio Michel, y Titiriteros de Binéfar.

Programa por DíasCompañías y Montajes

Autor: Cultura

Share This Post On

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *