web analytics

Un peligro para la democracia

Ignacio Cosidó.

Todavía recuerdo cómo Ignacio Cosidó, por entonces director general de la Policía, decía que Podemos suponía una amenaza para la democracia. Y resulta que la amenaza era él. Porque mientras hacía estas declaraciones desde un puesto al que se le debe suponer cierta imparcialidad, al parecer hacía o consentía, aunque el nunca sabe nada, presuntos pagos desde los Fondos Reservados para sustraer documentación del ex tesorero del PP Luis Bárcenas. Y poco tiempo después quería “controlar” el poder judicial “desde atrás”.

Sé que la memoria es frágil, pero de vez en cuando conviene recordar quien era quien y en qué momento. Y como cada uno llega donde llega y como lo hace. Y resulta que Cosidó llegó por segunda vez al Senado de la mano del Partido Popular de Castilla y León, como su anterior periodo 2004-2008, pero esta vez como senador designado por las Cortes de Castilla y León. La ciudadanía no lo eligió, pero alguien del partido le señaló y vino a ocupar la cuota correspondiente de Castilla y León en la Cámara Alta.

Es importante también poner en antecedentes que el Senado, es una Cámara territorial, el lugar central de la soberanía popular donde se escucha de manera más particular la voz e intereses de las entidades territoriales, y esta es su principal diferencia con respecto al Congreso. Y no lo digo yo, por si acaso algunos de mis “fans” tienen la tentación de lanzar algún exabrupto al respecto, sino que lo dice la propia la Constitución.

Por lo tanto, como Cámara territorial y como senador designado por otra cámara, quizá, y solo digo quizá, debería de estar mucho más interesado en la defensa de los intereses de la tierra a la que representa que en intentar “controlar desde atrás”. Es cierto que como portavoz, aunque no siempre ha sido así, lo es desde que Pablo Casado es presidente del Partido Popular, tiene que representar a todo el grupo ¿pero y antes?

Si repasamos un poco su actividad, la verdad es que no ha estado muy dirigida a defender los intereses de Castilla y León, sino que más bien ha trabajado haciendo méritos para llegar a donde está. De las 170 iniciativas de esta legislatura, mayormente preguntas escritas, tan solo un par de ellas están relacionadas con Castilla y León. Cosidó parece muy preocupado por las “inmigraciones irregulares” y por los “50 millones de inmigrantes que llegan a nuestras costas” (por cierto una falacia de esas que se inventa el actual líder del PP por si cuela), que por nuestra Comunidad Autónoma. Aun así, si realmente está tan preocupado por las migraciones (debería estarlo por las emigraciones de Castilla y León) debería mantener algún tipo de reunión, por ejemplo, con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, para rendir cuentas por las devoluciones en caliente durante su época como director general de la Policía.

Tampoco aportó mucho, a la Comisión de estudio sobre la Evolución Demográfica, tan importante en nuestra Comunidad. Claro el prefiere pasearse por Alsasua, para “defender España” que pasearse por Castilla y León para que no muera la parte de la “España Vacía”.

No varía mucho su actividad parlamentaria, siendo diputado durante la legislatura 2008-2011, o durante su primera legislatura como senador desde 2004 hasta 2008, ni tampoco ha sido muy prodiga su etapa como Director General, a la que se puede definir como anodina. Por no enterarse, al parecer ni se enteró (eso dice él) de la creación de una policía política por parte del exministro de interior Jorge Fernández Díaz.

La última ocurrencia que ha tenido, ha sido la de “ilegalizar” cualquier organización “comunista y populista”. Esto parece haber pasado desapercibido, pero es tremendamente grave en nuestra democracia. Y aunque podría dar múltiples razones de por qué lo es, solo voy a dar una. ¿alguien se puede imaginar un partido comunista de nuevo ilegalizado en pleno siglo XXI? Es cierto que los pactos del régimen del 78 habría que revisarlos, pero sería una irresponsabilidad borrar de la historia la importancia del partido comunista en la transición.

Nuestra tierra se merece más que un senador que contribuye a crear policías políticas, que quiere ilegalizar partidos y que quiere controlar el poder judicial desde atrás. Castilla y León merece mucho más que alguien, que con sus hechos ha demostrado ser un peligro para la democracia.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

2 Comentario

  1. De todos los temas de actualidad, jamás hubiera pensado que la “epístola semanal de Del Barrio a los podemitas”, iba a ser sobre Cosidó, y sus presuntos “tejemanejes” de fondos reservados, y de un mensaje de “wasap”. Es que el “wasap” lo carga el demonio, Doña Natalia, ¿verdad? Pregunte Usted al Marqués de Galapagar.
    Ja, ja, ja,…. que quería controlar el Poder Judicial “por detrás”.
    Y nos dice eso una podemita,… ja, ja, ja…..
    Mire Usted, Doña Natalia. El periodico El Pais (de derechas de toda la vida), cuando en febrero de 2.016 los podemitas querían formar un “gobierno de coalición” con el Psoe, decía lo siguiente,…… “El documento que Podemos envió el pasado lunes al PSOE como base para formar un Gobierno de coalición “con garantías” escandalizó este martes a las principales asociaciones judiciales y de fiscales. El programa del partido de Pablo Iglesias plantea que algunos puestos clave de la justicia, como el Fiscal General del Estado, los magistrados del Tribunal Constitucional o los vocales del Consejo General del Poder Judicial sean designados, además de por los criterios clásicos de mérito y capacidad, por su “compromiso con el programa del Gobierno”. Las asociaciones consideran que esta exigencia de adhesión política supone un ataque a la independencia del Poder Judicial”……. El título del artículo era,…… “Jueces y fiscales ven “aberrante” que Podemos les exija adhesión al Gobierno”…….
    ¿Se da Usted cuenta, Doña Natalia?…….. “ADHESIÓN AL GOBIERNO”,……..
    Para mi, que el Sr. Cosidó tiene razón, Doña Natalia,…… (No)Podemos es una amenaza para la democracia, o si lo prefiere, tal como titula Usted, un peligro para la democracia.
    Ja, ja, ja,…. imagine Usted al Che-NIke, el que pagó en “negro” y sin dar de alta en la S.Social, con manejo de fondos reservados. Pánico.
    Alabo el gusto del Sr. Cosidó de pasearse por Alsasua para defender lo que él quiera. Incluso eso que a Usted le parece tan chocante de “defender España”. Ya sabemos que a los podemitas os gusta más pasearos con Otegi, o ir de visita a cárceles a conversar con golpistas.

    Post a Reply
  2. No conocía a este señor, pero con lo que nos cuenta creo le voy a coger cariño. Sobre todo por su afirmación hasta el primer punto y seguido.

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *