web analytics

Un juez obliga a Aquona a cobrar solo la tasa del agua a los vecinos de Los Ángeles

En 2011, una sentencia del TSJ obligaba al Ayuntamiento de El Espinar a asumir la prestación de los servicios básicos de los cerca de 1.500 vecinos de la urbanización Los Ángeles de San Rafael (LASR). Dos años después, en 2013 y a modo de solución provisional para cinco años, el ayuntamiento, la familia Gil, principal titular de terrenos en la urbanización, llegaban a un acuerdo para externalizar a Aquona la gestión del abastecimiento de agua en la urbanización por cinco años, como mecanismo provisional en tanto el consistorio serrano no habilitaba las infraestructuras necesarias para interconectar la red de la urbanización con la del resto del municipio.

El problema es que, como el agua de LASR es reciclada y rebombeada, los vecinos la pagan notablemente más cara que en los otros núcleos del municipio. Ya desde el inicio del convenio centenares de vecinos aglutinados en torno a la Asociación de Copropietarios de LASR se negaron a pagar a Aquona el servicio, en rigor, se negaban a pagar más allá de lo estipulado en la preceptiva tasa, que se aplica en el resto del municipio. Los propios vecinos calculaban, en función de los metros cúbicos facturados y el coste estipulado en las ordenanzas, el importe a pagar a Aquona, siempre muy por debajo del coste facturado por la empresa.

El tema estaba llamado a judicializarse y así fue. A través de monitorios (procedimiento de justicia rápida para la solución de impagos), Aquona reclamaba a los vecinos los impagos. Hasta ahora, en la Audiencia de Segovia (no así en la de Madrid) siempre se ha fallado a favor de Aquona, estimando los jueces que los vecinos debían asumir el coste del servicio en las condiciones contractuales fijadas por el municipio con Aquona. Hasta ahora.

En apenas una semana, el juzgado número 2 de Segovia ha cambiado el sentido de la decisión judicial dictando dos sentencias que dan la razón a los vecinos y condenan a Aquona a facturar a los vecinos solamente el importe reflejado en las tasas, instando a la empresa a reclamar al consistorio espinariego el coste añadido.  Por poner un ejemplo extraído de la sentencia del pasado 28 de febrero, Aquona demandaba por tres años de servicio (2013-2016) 1.717€ a un vecino. El coste total del agua ascendía a 2.433€, de los que el vecino abonó 713€ aplicando exclusivamente la ordenanza municipal, dejando de pagar el resto.

Como explican en la Asociación de Copropietarios (no confundir con la Comunidad de Propietarios, vinculada a la familia Gil), esta ha sido la primera sentencia de Segovia que ha fallado a favor de los vecinos, y a la que pocos días después seguía otra en idéntico sentido. A diferencia de sentencias anteriores, el juez estima ahora que «pese al acuerdo firmado entre ayuntamiento, comunidad de propietarios y Aquona, la empresa no puede reclamar al demandado más que el precio público fijado en la ordenanza municipal, sin perjuicio de que [Aquona] pueda reclamar la diferencia de dichas cantidades a quien considere».

El fallo pone de manifiesto la existencia de una divergencia de criterios en la judicatura. En algunos autos (todos los de Segovia y algunos de Madrid, hasta ahora) primaba el acuerdo de encomienda de gestión, en tanto en las dos últimas sentencias se aprecia  el derecho del vecino a ser cobrado en función exclusivamente de la tasa. Como sea que los procedimientos monitorios no se pueden recurrir salvo que superen los 3.000€, no hay todavía una jurisprudencia de instancia superior que facilite unificar criterios.

¿Quién paga las infraestructuras?

En el trasfondo está el déficit de infraestructuras de abastecimiento de la Urbanización, creada hace 50 años por Jesús Gil. Para el ayuntamiento espinariego es todo un abismo asumir por sus medios los equipamientos que harían posible colmar el legítimo derecho de los vecinos de la urbanización a disfrutar de agua en condiciones similares al resto de vecinos. A modo de «escapatoria», Alicia Palomo, junto con el alcalde de Vegas de Matute, y el apoyo del PP e IU, ha promovido una mancomunidad intermunicipal que a partir de 2019 se encargará  de la gestión exclusiva de LASR. Esto segregaría a los vecinos de la urbanización del resto, o lo que es igual, ya no habría que pagar a escote entre todos los espinariegos la puesta a punto de los abastecimientos de la urbanización. Para informar de las repercusiones de la mancomunidad, la asociación de copropietarios ha convocado una asamblea, será el sábado 16 de marzo a las 11 en el local municipal.

 

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

9 Comments

  1. Yo no he visto quejarse a los «estimados» vecinos de Los Angeles cuando en la época que vivía Jesús Gil y Gil y con la complicidad de la Junta se construyó un campo de golf. Tampoco les he visto quejarse cuando en una vía pecuaria se construyó una gasolinera y un restaurante de comida rápida. Tampoco les he visto quejarse que desde tiempo inmemorial y hasta hace 2 años había una barrera de entrada a un lugar que es público a pesar de ser una urbanización que pretendía ser privada. Tampoco les he visto quejarse cuando vivía Gregorio Jesús Gil y Gil, construyó una serie de chalets sobre una montaña, que se ve desde la carretera o en una zona cercana a La Losa. Tampoco les he visto quejarse cuando Oscar Gil presentó un proyecto hace escasamente un año para urbanizar cerca de 1000 viviendas. Si yo fuera Alcalde del Espinar les proponía directamente que solicitaran ser entidad local y que tuviera como Alcalde a Oscar Gil Marín, y entonces las quejas directamente a él

    Post a Reply
  2. Antes de decir esas cosas, informate bien o pasa por aqui que no se le prohibe la entrada a nadie el campo de golf se construyo hace cuatro años, Jesus Gil y Gil cuanto tiempo lleva muerto. Se construyo sin consentimiento de nadie que vive aqui el señorito Oscar Gil hace lo que le da la gana, si alguien le tiene que poner pegas o pedirle permisos seria el ayuntamiento del Espinar, las razones por las que le dan permiso no las sabe nadie. La gasolinera y la tienda de comida rapida no esta en la urbanizacion, esta fuera en la nacional 603

    Post a Reply
    • La entrada a Los Angeles de San Rafael, que no al campo de fútbol tenía un acceso con una barrera bajada. 2º la gasolinera y la tienda de comida rápida están en el núcleo de Los Angeles de SAn Rafael, construidos sobre una vía pecuaria, cuyo cartel existía justo a la izquierda de la gasolinera. REspecto al campo de golf, sin agua, repito sin agua, se permitió su construcción hace más de 10 años. Los chalets que se ven en la carretera y que están situados en la montaña, totalmente carcomida por ese mamotreto fueron permitidos por la Junta de Castilla y León en su día en connivencia con el Señor Jesús Gil, Oscar Gil, hijos del infame Gregorio Jesús Gil y Gil. Lo mismo te digo, antes de rebatir una opinión te pido que te documentes. Y por no hablar del famoso lago que existe y las barbaridades y barrabasadas que en su día se cometieron. La Mezquita, etc., empresas de los hijos de Gregorio Jesús Gil y Gil. Lo de Los Angeles fue una verguenza, ha sido una verguenza y seguirá siendo una verguenza. Te guste o no te guste

      Post a Reply
  3. A ésta se hacen comentarios bastante confusos o con idea de confundir. Que hay mil barra barrabasadas en el antiguo Complejo Urb. de Los Ángeles de San Rafael… sí, por supuesto, pero siempre con la complacencia y la complicidad tanto delos Aytos de la zona (Vegas de Matute y El Espinar) como de la Diputación y la Junta de CyL.
    Pero aquí se está refiriendo al Ayto de El Espinar y su empeño en no prestar el servicio más Importante que pueda prestar un Ayto a sus vecinos :el servicio de agua potable para consumo humano.
    Una juez por fin hizo su trabajo y se puso a estudiar el caso y descubrió que separando el grano de la paja, hay obligación por Ley a publicar una Tasa por la que los vecinos de un Ayto puedan pagar este servicio. No pone la juez a en cuestión si el Ayto de Él Espi at presta el servicio directamente o con terceros, pero sí que debe regular el servicio en Los Ángeles como siempre lo hizo en el resto de, su municipio.
    Por otra parte, los vecinos y propietarios de Los Ángeles confiamos llevamos décadas luchando contra los abusos de la familia Gil como promotores de éste lugar y también los abusos y la discriminación de nuestro Ayto que hace lo posible y lo imposible por dejarnos muy claro que no somos vecinos con plenos derechos y solo contribuyentes forasteros que estamos aquí para darles más holgura a lisboredulurstos municipales de los que, se benefician el resto del municipio.

    Post a Reply
    • «una juez por fin hizo su trabajo…» Y es ahí donde te dejé de leer. La frase es cuanto menos calumniosa chiquillo

      Post a Reply
      • Hasta ahora, todas las sentencias sobre este mismo asunto, se limitaban a señalar en sus considerandos el hecho de que una empresa (AQUONA) suministraba agua y un vecino de Los Ángeles le pagaba un tercio del precio que le era facturado ese agua. No iban más allá.

        Si en este juzgado, su titular ha tratado de saber qué estaba induciendo a tantísimos vecinos a pagar de esa forma, como poco es para estar de enhorabuena, porque por fin alguien con poder para ello, ha decidido saber más y en base a ello, aplicar la Ley y HACER JUSTICIA.

        Post a Reply
  4. A ésta notícia se hacen comentarios bastante confusos o con idea de confundir. Que hay mil barrabasadas en el antiguo Complejo Urb. de Los Ángeles de San Rafael… sí, por supuesto, pero siempre con la complacencia y la complicidad tanto de los Aytos de la zona (Vegas de Matute y El Espinar) como de la Diputación y la Junta de CyL.

    Pero aquí la Sentencia se está refiriendo al Ayto de El Espinar y su empeño en no prestar el servicio más Importante que pueda prestar un Ayto a sus vecinos : el servicio de agua potable para consumo humano.

    Una juez por fin hizo su trabajo y se puso a estudiar el caso y descubrió que, separando el grano de la paja, y entrando en fondo del asunto, hay obligación por Ley a publicar una Tasa de éste servicio municipal, por la que los vecinos de un Ayto puedan pagar.

    No pone la juez a en cuestión si el Ayto de Él Espinar presta el servicio directamente o con terceros, pero sí que debe regular el servicio en Los Ángeles, como siempre lo hizo en el resto de, su municipio.

    Por otra parte, los vecinos y propietarios de Los Ángeles llevamos décadas luchando contra los abusos de la familia Gil como promotores de éste lugar y también contra la prepotencia, la insolidaridad y los abusos, y discriminación de nuestro Ayto, que hace lo posible y lo imposible por dejarnos muy claro que no somos vecinos con plenos derechos y solo contribuyentes forasteros, que estamos aquí para darles más holgura a los presupuestos municipales, de los que, se benefician el resto del municipio, pero no nosotros.

    Post a Reply
  5. Mis comentarios ni son confusos ni tratan de confundir. Por cierto se me olvidaron añadir dos detalles sin importancia. Allá por el año 2002-2003 resulta que se construyó un autopista, concretamente la AP61. En esa época vivía Gregorio Jesús Gil y Gil. Este señor consiguió que la autopista no rozara un solo centímetro su Urbanización y no contento con eso consiguió cambiar de ubicación la vía del tren, por la que hubo que horadar parte de la montaña que está justo al lado. Esos son hechos que han ocurrido y han sucedido, por si acaso alguien se olvida de ellos. Y por cierto sería interesante que el Ayuntamiento de Las Vegas decidiera asumir el núcleo de Los Angeles, sería una noticia, ciertamente interesante.

    Post a Reply
    • Pues ya me dirá usted qué tiene que ver lo que cuenta, con el hecho en sí de que desde el Ayto de Él Espinar se esté vulnerando la Ley de Bases de Reg. Local y se permita que ana empresa, sin acuerdo ni concesión alguna, aplique unas tarifas privadas sin someterse a la tasa pública que regula ese servicio municipal.

      Insisto, todas las burradas y cacicadas que durante décadas se han podido hacer en Los Angeles, han sido consentidas por las instituciones públicas responsables en cada materia , que por distintas razones, se han ido plegando a los caprichos de esta familia promotora, pero NUNCA por las personas que se en su día adquirimos allí una propiedad sujetos al principio de Justicia y legalidad de éste país.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *