web analytics

Truchas arco iris en Segovia (otra vez)

Se que no es temporada de pesca.  Se que la trucha esta cerrada. También sé que las truchas arco iris están declaradas enemigas del ecosistema, invasoras, destructivas y acusadas de ayuda a la rebelión y cómplices necesarias en  el atentado y muerte de Kennedy.

Pero hace unas semanas, me llegó a mi trabajo uno de esos comentarios que siempre le dan validez al mensaje. Te lo cuenta alguien de total confianza: “creo que hay un sitio donde te dejan pescar  10 truchas” “aquí en la provincia”.

Tirando un poco más del hilo, saque el ovillo. Es una empresa con experiencia en el sector de la producción de trucha arco iris (de forma ecológica, según su publicidad) de la provincia de Guadalajara y tiene un proyecto para Segovia.

La excusa era que tengo un niño de 7 años que quiero aficionar a la pesca, la realidad es que echaba mucho de menos clavar 10 truchas en la caña… Así que cogí los trastos, bote con lombrices, corchos, plomos  y al niño y nos fuimos a investigar.

Según su web el lugar de pesca está en Requijada, la empresa llamada Naturix,  esta situada por un camino que sale justo detrás de la Ermita de la Virgen de las Vegas. Desde ahí solo seguir las indicaciones. Y allí nos presentamos. Con mucho respeto, nos acercamos a las instalaciones, que son un precioso molino junto al Cega.

Allí salio a nuestro encuentro el encargado, atento, amable y dispuesto. Nos explicó el funcionamiento (de momento)  de la pesca en el lugar. “permiso” (por llamarlo a lo clásico) de 22 de euros y 10 capturas. Lo habilitado son unos 200 metros de canal, pero suficientes para que las truchas se hayan repartido y las tengas que localizar.

Es cierto que una vez localizadas tiene poca ciencia. Pero mentiría, que pese a ser una pesca “diferente” a la que uno está acostumbrado,  si dijese que no te da un vuelco el corazón cuando el corcho sale disparado y tras el cachete notas una buena trucha clavada. Luego le  pasas las armas al pequeño y que se entiendan los dos, pero ese momento de la clavada te pone los pelos de punta. Aunque la trucha sea de plástico.

Posteriormente charlando una vez fallecidas las 10 y charlando con el encargado, nos contó que el proyecto que hay  y que se va a realizar de forma inminente, es la creación de dos lagos de 1 hectárea más o menos cada uno. Uno con muerte y otro sin muerte. Y que hay intención de tener en ellos truchas y tencas, con alguna sorpresa que se materializará más adelante. Los plazos es empezar en noviembre y tenerlo preparado en primavera

Personalmente estoy encantado. No es la pureza, ya lo se. Pero es donde puedo compartir con mi pequeño un rato de pesca. Para él el canal es como si fuera el Esla. Para mi verle sacar una trucha de entre 300 y 500 gramos como verle sacar un salmón en el Ulla. Por 22 euros. A 2,2 euros la trucha si es usted economista. Si recuerda usted, la Santa Junta cobraba 18 por la posibilidad (que muchas veces no se cogían) de 6.  A tres pavos pez. Más el viaje a Fuentidueña o Carrascal, con su ida y su vuelta…

Reconozco que mi pasión son las truchas de colores. Pero en los tiempos que vivimos para que pueda quedar alguna de esas en el río, deben existir sitios como este. Donde te reencuentres con la pesca de la mano de los tuyos. Y enseñarle lo que te enseñaron a ti.

Autor: J. García Herrero

Compartir en

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *