web analytics

Todos fascistas menos nosotros

Franco en Segovia.

Al fascio lo que es del fascio. El fascismo es una doctrina totalitaria que en España sentó las bases de un régimen que se mantuvo en el poder durante 40 años. Es cierto que el franquismo presenta varias fases, de la dictadura fascista a la oligárquica de libre mercado, pero en su estructura jurídica y hasta la Constitución del 78, los principios sustentadores del Estado (Fuero de los Españoles) se basaban en las doctrinas de José Antonio, un pantano retórico de nacionalismo, catolicismo, militarismo y totalitarismo de corte Mussoliniano. Técnicamente el fascismo es un movimiento antidemocrático -totalitario pues-, hipernacionalista y antimarxista.

Total, que en la sociedad española de los 70 había una identificación incuestionable entre franquismo y facha. Un franquista era un “facha”: un tipo que defendía el autoritarismo como sistema de Gobierno. Al principio había una cierta distancia sociolingüística entre “facha” y “fascista”. A diferencia del primero, el fascista era un “facha” irrecuperable. El caso es que la equivalencia autoritario=fascista cuajó. Y así lo terminó por recoger la RAE en la tercera acepción del término: “Adjetivo. Excesivamente autoritario”.

Porque el totalitarismo, la auctoritas del Estado por encima de los derechos básicos del individuo, es lo propio del fascismo sí, pero compartido con otros cuantos ismos. Y aquí se empiezan a confundir tanto las cosas que, el pasado 10 de abril, un grupo de adolescentes tildaba a una comitiva de Vox de fascistas, autodenominándose “antifascistas”. Nazario Merino, de Vox, muy enfadado, nos recriminó usar el término “antifascista” en referencia a los chavales, por cuanto para Vox, los fascistas eran precisamente los que les impedían el libre derecho, no ya a manifestarse, sino a recorrer una calle.”Antifascistas, si acaso, los de Vox”, decían desde el partido que preconiza prohibir cualquier nacionalismo que no sea el suyo, el español . Hemos llegado a un punto, por tanto, en que todos son fascistas menos los nuestros.

La policía empuja a los manifestantes que bloqueaban la calle Real.

La cosa se complica por cuanto las “juventudes antifascistas” establecen paralelismos entre los falangistas-franquistas y Vox, así como entre ellos mismos y los movimientos marxistas de la II República Española. “No pasarán”, coreaban desafiantes, en comunión con la retórica del Frente Popular. Y las cosas como son, Vox presenta ciertos paralelismos, más que con Falange, con el franquismo. Exaltación de la nación española, (“una, grande y libre”) y una calculada ambigüedad respecto al legado histórico de Franco. Pocos días antes, en el casposo programa de Bertín Osborne, y a la pregunta de qué hacer con los restos del caudillo, Santiago Abascal se desmarcaba con un “dejarlos donde están”… y tras una pausa dramática añadía un demoledor… “a todos”, en referencia a los muertos que aún hoy yacen en anónimas fosas. Jueves 12 de abril, inicio de campaña electoral en la Avenida Acueducto. Al grito de ¡Viva España!, todo ardor guerrero, el candidato de Vox, Fernández-Roca, y compañeros de partido se plantan en la valla electoral dispuestos a pegar sus carteles. Exhiben una gran bandera nacional y hay un énfasis patriótico que me disgusta. Las banderas son de todos los que las pagamos, no del que más grita. A su lado, codo con codo, están los de IU, alguno con una bandera republicana. El ambiente es raro pero no pasa de ahí.

Simpatizantes y candidatos de Vox.

No pasa de ahí porque tanto IU como Vox como el resto de partidos institucionales (con la excepción de Bildu y CUP) están plenamente encuadrados en lo democrático.  No son partidos totalitarios que exijan la exclusividad del poder. Con las reminiscencias que se consideren, yo ubico a Vox en un nacional-populismo que tiene su esencia en el centralismo españolista y un férreo control de la inmigración, muy parecido a otros partidos de la ultraderecha europea (pero ¡democráticos!). Por lo mismo los chavales del No Pasarán, quiero pensar, tienen poco del trasfondo totalitario del Frente Popular. Están contra el régimen del 78, lo quieren cambiar, pero no desde procesos revolucionarios virulentos -como pretendía el Frente Popular (o buena parte de él)- sino desde el marco legal y las urnas. Normal, pues los ejes políticos que defendía mi abuelo -enterrado como tantos en una fosa de 1936-, no es que no sean los míos, es que tampoco serían HOY los suyos porque las cosas cambian. El mundo evoluciona.

Por lo tanto apelo al personal a dejarse de postureos, de etiquetas confusas. Del No Pasarán o Ya hemos Pasado de Celia Gámez. De rendir pleitesía a un época que está bien donde está, en los libros. Poco bien puede hacernos reivindicar el tiempo en que nos perseguíamos a tiros por las calles.

No me preocupa  que alguien sea o se diga fascista o se deje de decir: me preocupa que sea tan fanático que no deje hablar a una política en la universidad (sea en Barcelona, Rentería o Asturias), con independencia del ismo que diga representar. En el fondo me preocupan los fanáticos intransigentes pues la verdadera batalla es siempre contra el fanatismo. Contra la  perversión de la razón.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

8 Comments

  1. Está bien que cada uno pueda elegir hacer un acto en cualquier sitio de España, pero también que la gente te reciba en ese lugar como le de la gana ¿o no?

    Y en alguno sitios resultan provocadores, . Que pinta la marquesa Cayetana en una universidad, sin tener pajolera idea de catalan, , que pintan algunos en Alsasua apoyando a unos guardias civiles qque al parecer les han dado un tortazo y por ello les han acusado de terrorismo.. quien siembra vientos ya sabemos lo que recogen.

    Post a Reply
    • Ah, ahora me entero que esta bien que te reciban, queriendote pegar e impidiendo el libre ejercicio de un paseo,eso resulta una provocación, la calle te pertenece,o piensas que te pertenece…piensa un poco ante de decir barbaridades, si eres capaz.

      Post a Reply
    • Perdona “salao”, en España existe la libertad de expresión y el derecho a no ser represaliado por las opiniones políticas, sean las que sean.
      Muchos querríais que esto fuera una dictadura como la bolivariana, pero estamos en un Estado Democrático que debe velar por que cada cual pueda expresarse libremente siempre que no agreda con sus actos a los demás. Ésto es lo que hacen estos grupitos de izquierdas que van a intentar evitar que otros ciudadanos puedan ejercer su derecho a expresarse libremente.

      Post a Reply
      • Sin que sirva de precedente estoy al 100% de acuerdo con Pepelui. Y como suele ser habitual estoy al 100% en desacuerdo con Rufián, será por aquello del nick, que le impide al susodicho racionalizar y discernir

        Post a Reply
  2. Señor BESA yo sabía que era Todólogo, pero en esto no ha andado fino V.
    Mussolini un socialista italiano fue el inventor del fascismo. SOCIALISTA.
    El fascismo es imponer tus ideas con violencia y actualmente esa violencia, está claro quien la practica, no son otros que los separatistas, los comunistas, los pro-etarras vamos los socios de Cum fraude.
    El defender la Constitución o la Unidad de España no es ser fascista. Son Patriotas no hiper-nacionalistas. Patriota es amor a lo tuyo el nacionalista es odio al de fuera ahí tiene V. a Torra diciendo que los españoles tenemos un bache en el ADN.
    El día 10 subía la calle Real de Segovia VOX de manera alegre y desenfadada saludando a diestro y siniestro siendo increpados por la hez estulta y borreguil incitados por las traíllas de Podemos. Tus protegidos según el artículo que has escrito y que perdóname no tiene ni principio ni fin o al menos ni los nombras. Siniestra es la mano izquierda.
    El día 14 subían esa misma calle los ebrios de envidia, los que anhelan el partido único y la desolación marxista comunista, con gesto de odio, pero nadie les impidió atravesar la calle Real y ni la Policía tuvo que intervenir.
    Muy decepcionado.

    Post a Reply
    • Saludos Nazario. Lamento que no les dejaran a ustedes, como queda de manifiesto en el escrito, la práctica de un derecho tan básico como es recorrer la calle. Me parece terrible.

      Sobre quien es fascista o lo deja de ser olo digan o se lo digan, me da igual. Yo apelo al personal a dejarse de postureos, de etiquetas confusas y luchar contra el verdadero mal, el fanatismo.

      Si que me interesa recalcar la vinculación de Vox con el nacionalismo español (que comparte en buena medida con Ciudadanos y PP). Precisamente el nacionalismo es la politización del patriotismo. El todo por la patria llevado, no a lema personal, sino a proyecto político.

      Post a Reply
  3. Con Zapatero empezó todo, llevando a la Pesoe a las más altas cotas de degradación, que ha hecho que la gente válida que tenía, “abandone el barco”, quedando únicamente los fanáticos, que fueron los que “resucitaron” al “doctor-falconetti”.
    Y para colmo, aparecen los bolivarianos-podemitas. Con un único fin,….. agitar las calles, para que en todas las sucesivas elecciones, haya en Madrid 130.000 votos para el Marques, y 130.000 para la Marquesa de Galapagar, y así poder seguir viviendo “proletariamente” en su casoplón con piscinaca.
    Tiene razón Nazarin,…… “siniestra es la mano izquierda”.
    Pero, parece ser que “es lo que toca”. El único consuelo es, que me confirma que ahora España no está tan mal. Es lo que ha pasado ya dos veces. Cuando España está bien, hay cantidades ingentes de atontaos que votan a la inútil e incompetente izquierda. Pero cuando España se hunde, se vota a la derecha. Somos así de tontos. Será “masoquismo”.
    Hay que ser muy idiota, para pensar que un partido de derechas que ha gobernado dos veces en España, y que además la ha sacado dos veces de la ruina, ahora resulta que son “fascistas”. Ja, ja, ja, ja,…. ¿fascistas?,…… ja, ja, ja. Pues para ser “fascistas”, son unos “fascistas” muy poco “eficientes”,….. ja, ja, ja. Menudo chapucero de “fascista” que fue Aznar, que despues de 8 años de “fascsimo”, dejó que se hicieran elecciones, y que después de unas elecciones que ganó Zapatero con “ayuda” del 11-M, no dio un “golpe de estado” para seguir con el “fascismo”,……. un “aficionado”. Pero no,…… después de unos años de “prosperidad zapateril”, estando incluso en la “championlig”, de repente, a la gente le entro esa cosa del “fascismo”, y vuelve el “fascismo”,…… y vuelve con mayoría absoluta. Que miedo.
    Que miedo que haya gentuza tan tonta, Dios mio.

    Post a Reply
  4. La sra Cayetana esta en una universidad por que la invita un colectivo de universitarios denominado S’ha Acabat, que parece que si saben catalan. El castellano es una lengua oficial en cataluña y aunque no lo fuera, como si habla el esperanto. Su coentario de Alsasua no merece ni contestacion, parece que usted como jurista sabe mas que los jueces, deberia saber que no han sido condenados por terrorismo, al no apreciar la audiencia nacional delito de terrorismo.
    ¿Dos tortas? Habra leido usted el parte de lesiones.
    A veces pienso que las dos tortas se las merecen algunos por esos comentarios tan a la ligera. Cuidado con esos comentarios sobre recibir a la gente como quiera, al final gana el que mas fuerte da o el que pueda pagar mejor por dar.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *