web analytics

Sonidos oclusivos y otros ruidos chocantes

Es celebrada en mi familia -recuerdos de infancia que no vienen al caso- la frase “Imbécil, se me llena la boca” y claro, en estos días me he acordado de ella después de escuchar otra vez la sonoridad oclusiva de la palabra cuando se suelta con todas las ganas, que es lo que parece que le ocurrió a la diputada, Beatriz Escudero, en su enganchón con el requetechulo de ERC, Gabriel Rufián.

Dos apuntes al suceso. Uno, la gracia que ha hecho al común de los mortales que el diputado se llevara la sonora colleja. Es de esos tipos que por aquí no cae bien y que alguien le quite, aunque sea un rato, la sonrisa de la cara pues mire, agrada al más pintado. Claro, que está la segunda parte. La protagonista ha sido Escudero, que por estas tierras -bueno, y por aquellas- también tiene un buen número de antiseguidores y claro, el personal no ha querido reír la gracia aunque fuera graciosa.

La mujer decía sentir haber sufrido un ataque machista y nada, las manadas se han quedado en las oseras, las hermanas no han querido ampliar familia esta vez y el feminismo todo -debe ser el mismo que se ha cabreado porque en no sé qué pueblo se quiera celebrar el “Día del hombre”- se ha llamado andana. Vale, he descubierto que en la lucha contra el machismo se lee el historial de la afectada y en alguna red social he visto el currículo: “antiabortista, ultracatólica y del PP”, suficiente, al parecer, para invalidar cualquier queja… Fin del comentario, que estoy nadando contra corriente.

Hablando de radicales, resulta que la Bola del Mundo, la que está en Guadarrama, se ha convertido este fin de semana en una de las Cims por la Llibertat con media docena de personas clamando por la liberación de los políticos catalanes encarcelados y de paso, por la de todos los pueblos “oprimidos” por el Estado. Tampoco hago apuntes. Le dejo la foto de los ínclitos y ya si eso, lo comenta usted con los que tenga cerca.

 

Caray, que día llevo de morderme la lengua hasta sangrar. Debería ser más espontáneo, como la alcaldesa, Clara Luquero que, quien lo iba a decir, me ha recordado a aquel soberbio ministro -¡Anda! si era Álvarez Cascos, el mismo que estaba el otro día en lo de Escudero- que un día de inauguración de autopista de pago soltó a los segovianos, vía periodistas, aquello de “bastante tenéis que os han hecho la carretera”. Pues la regidora ha pillado la plantilla y si arrecian las quejas por la falta de reglamentación (la que permitiría que las empresas pagaran por operar allí, que ahora lo hacen de gañote) y de paneles informativos en la estación de autobuses -19 meses trabajando en ello- va y suelta que “lo importante es que esté funcionando”. Pues eso. Ya está bien de quejas, hombre.

Turistas en las inmediaciones del Alcázar, este fin de semana festivo del Pilar.

Y es que Segovia va bien. ¿O no ha visto cómo estaba esto de turistas este fin de semana largo? Y no me venga con que no ha podido moverse de casa o que los atascos llegaban a Nueva Segovia pasando por toda la ciudad, que eso no es tan malo, deja dinero a los que se dedican al foráneo y además resulta que si hay jaleo es culpa de las obras de la SG-20, que lo dice la misma regidora de antes olvidando mencionar las de San Juan o que el número de efectivos de la policía local no haya tenido ningún refuerzo añadido en todo el fin de semana. Caramba. El empedrado se las lleva todas.

El fin de semana este empezaba con la celebración de la virgen del Pilar y allí la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, lanzó la idea: “hace falta que las mujeres lleguen al mando de la Guardia Civil”, en consonancia con la vicepresidenta del Gobierno que hizo votos por que pronto haya una generala de la Benemérita. Bueno, de momento Cristina Moreno es teniente coronel y está en el equipo del ministro Marlaska. “Cuestión de tiempo” dijo la subdelegada…

Público asistente al acto de celebración del Pilar en Segovia.

En el acto celebrado en la Comandancia, entre el público uniformado se pudo ver al sargento Barbero, el que fue jefe antidroga al que metieron dos meses de prisión preventiva antes de soltarle con un “perdona, hombre, que nos hemos equivocado”. El Guardia está liado en los tribunales pidiendo indemnizaciones por el mal trago pasado y sus consecuencias. Y yo me pregunto ¿Estás cosas cómo se compensan para que realmente compensen? Pues nada, solidaridad. Por si sirve de algo.

La alcaldesa de Ayllón, María Jesús Sanz.

A ver, que está la provincia revuelta. Allá, en el pueblo que está a 100 kilómetros de todas las capitales, Ayllón, la cabeza de la alcaldesa socialista, María Jesús Sanz, puede rodar esta semana tras perder el apoyo de los independientes de Ayllón Camina que de la mano de los populares han presentado una moción de censura que nadie esperaba… He oído por ahí -se han empeñado en que se escuche en corros de informadores- que la cosa tiene tintes localistas y que en la cúpula del PP segoviano y hasta regional no ha hecho mucha gracia la jugada de su portavoz, César Buquerín, el que será alcalde…

Mientras, en el partido que preside Paloma Sanz sigue, aparentemente, sin moverse una hoja en el asunto de crear candidaturas para las próximas municipales, al parecer esperando las instrucciones que se dicten en las reuniones regional y nacional pendientes de celebrarse en los próximos meses… Calma chicha. La alta política, que es muy rara. Más adelantado llevan el trabajo los de Centrados de Juan Ángel Ruiz, que acaban de iniciar una campaña de captación de militantes y candidatos, aunque ya sabe que estos han anunciado que tienen fuerza para hacer medio centenar de candidaturas. Veremos en marzo.

En otro punto del espectro político, los líderes locales de Vox, crecidos tras Vistalegre -ahí hace fiestas todo el espectro político- cuentan a quien lo quiera escuchar que tienen apuntados 800 militantes y seguidores en la provincia, más que PP y PSOE, y justo al otro lado, los de IU Podemos siguen enzarzados en teorizar sobre la confluencia mientras que la lucha por el nombre del candidato de Segovia prefieren dejarla en el congelador, al menos de cara a la opinión pública. Llámeme loco, pero me huele a que habrá dos listas diferenciadas.

Me falta Ciudadanos, donde la noticia es que no hay noticia y en las fotos oficiales de “acciones políticas” que se suponen de contacto con la ciudadanía siguen saliendo sólo la media docena de dirigentes de siempre. Supongo -teorizo yo- que la confianza en el “efecto fregona” -el candidato es secundario, las siglas lo soportan todo- es máxima en la formación así qué, para que correr si Rivera ya hace el trabajo.

Pues ya está. Me despido con un guiño. No, no, por favor. No me conteste.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *