web analytics

Si, el aborto es un derecho

Pablo Casado lo ha vuelto hacer, poner en el punto de mira a las mujeres. Esta vez tocó, de nuevo, el aborto “si queremos financiar las pensiones debemos pensar en cómo tener más niños, no en abortar” y bien ancho que se quedó.

Las reacciones evidentemente no se hicieron esperar, la Comisión del 8 de Marzo, bien le respondió “las mujeres no somos máquinas de parir obreros”, bien por las mujeres, que una vez más le pusieron los puntos sobre las íes con una frase contundente al líder del Partido Popular. Pero es que las respuestas también vinieron de su lado, la ex vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, que a pesar de todo siempre me ha parecido de lo mas cabal del Partido Popular en Castilla y León a pesar de las diferencias ideológicas obvias que nos separan, escribía en las redes sociales que “utilizar en el debate demográfico (y la disminución de la natalidad), la interrupción voluntaria del embarazo (voluntaria o no) demuestra una ignorancia supina” .

Pero lejos de rectificar, en el siguiente acto de este teatro, Javier Maroto y Teodoro García Egea afirmaban que el aborto “no es un derecho”. No solo tienen en común estos tres “líderes” que forman parte del Partido Popular ( primer partido de la historia en ser imputado por corrupción, que de vez en cuando hay que recordarlo, por eso de romper España), sino que también de nuevo reflejan la imagen de hombres, queriendo dirigir y gobernar los cuerpos de las mujeres, porque entienden que son ellos los que tienen la legitimidad para hacerlo.

Y ahora toca desmontar, de nuevo este discurso basado en argumentos falaces y en una “ignorancia supina”.

Vincular la maternidad a términos “economicistas” no es más que vincular, a grandes rasgos y grosso modo, a las mujeres al servicio de todo un sistema, como si se trataran de máquinas sin derechos y sin capacidad de decisión. Por no hablar de lo que implica para todas esas mujeres que no quieren, por decisión propia, tener niños o niñas, sintuándolas en ese lado “improductivo” de la sociedad en la que en realidad, para gente como el Partido Popular, ni siquiera debieran existir porque no contribuyen como ellos esperan a todo este sistema que quieren perpetuar.

Mención aparte merece la violencia simbólica y clasista cuando afirman que el aborto “no es un derecho”. Que se lo digan a nuestras madres y abuelas, desconocidas que se unieron con otras miles que no se cansaron de reivindicar y luchar para llegar a donde hemos llegado. Ayer justo, hablando con compañeras, una de ellas, explicó de manera clara para mí porque evidentemente es un derecho. Ella por convicciones religiosas y no políticas, quiso matizar bien esta diferencia, no está de acuerdo con el aborto, pero entendía que las mujeres necesitaban de un marco legal, de unas garantías para poder practicarlo con seguridad. Y es que volvemos a más de lo mismo ¿que mujeres con una ley como la de 1985 podrían abortar por iniciativa propia con todas las garantías? Pues única y exclusivamente aquellas que pudieran permitírselo económicamente. Todas las demás se expondrían a varios escenarios, en los que por supuesto su salud estaría en riesgo.

Y por último están los argumentos del “consenso de la Ley de 1985”, una ley de supuestos, que tan solo contemplaba la despenalización del aborto en caso de riesgo de salud para las madres, malformación del feto o violación. El discurso del “consenso del 85” es falaz por supuesto, y que de nuevo deja de un lado la opinión de las mujeres ¿de quien era el consenso?. Pues como siempre de los políticos que se veían legitimados para seguir gobernando sobre los cuerpos de las mujeres, porque tal consenso no existía en las millones de mujeres que quedaron desilusionadas por la Ley del 85, al no contemplar la irrupción voluntaria bajo ningún supuesto.

Por otro lado, bien deberían ser más rigurosos cuando se hacen ciertas afirmaciones. Según los informes de Interrupción Voluntaria del Embarazo, publicados desde 1988 para información de Pablo Casado, muestran una realidad incontestable. Desde la entrada en vigor de la actual Ley, es decir desde 2010, el número de interrupciones de embarazo ha ido disminuyendo, situándose en niveles de 2005; alrededor del 54% de las mujeres, es decir más de la mitad, que interrumpen voluntariamente su embarazo ya tienen hijos, y no, no son las menores las que más abortan, sino aquellas que se sitúan entre los 20 y los 39 años de edad.

Yo le propongo al Partido Popular, que en vez de lanzar todas sus energías en contra de las mujeres y de recortar sus derechos, traten de pensar soluciones para que uno de cada cuatro niños y niñas no sean pobres en 2030 según Save The Children, que se unan de verdad contra la violencia machista (nueve mujeres asesinadas en lo que va de año), que no se opongan a un SMI digno, que deroguen la reforma laboral que permiten concatenación de contratos por horas, que luchen contra la brecha salarial (4.000€ de medio menos ganan las mujeres en la provincia de Segovia, según datos de la propia Agencia Tributaria), que exista una verdadera justicia fiscal con progresividad que haga que quien más tiene más contribuya, o por ejemplo, si están preocupados por el aborto, aterrizando en Castilla y León, podrían intentar garantizar que los abortos se realicen dentro del sistema público de salud, ya que hasta ahora tan solo el 1% se hace dentro de lo público, y así podríamos seguir. Así que sí, Casado y su Partido Popular se han vuelto a equivocar, las mujeres no somos el enemigo a batir, así lo sabrá el 8 de marzo, cuando miles de mujeres vuelvan a gritar que no daremos #NiUnPasoAtrás

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

7 Comentario

  1. No, Natalia, el aborto no es un derecho. ¿En qué ley lo has visto?¿En qué declaración internacional has leído que el aborto fuera un derecho? ¿Tenía tu madre derecho a abortarte a tí? El derecho es, precisamente, el de todo ser humano a nacer y a vivir. ¿Por qué asocias el supuesto derecho al aborto con la defensa de la mujer cuando miles, millones de mujeres, están en contra del aborto? Tú defiendes tu posición (errónea, a mi juicio), pero no defiendes a la mujer, no hables en nombre de ellas.

    Post a Reply
  2. “si queremos financiar las pensiones debemos pensar en cómo tener más niños, no en abortar”
    Claro y sencillo. No se puede decir más claro.
    Mire Usted, Doña Natalia, si la apetecía que la epístola de hoy a los podemitas fuera una disertación sobre las “bondades” del aborto, no tenía que poner como excusa una declaración de Pablo Casado.
    “si queremos financiar las pensiones debemos pensar en cómo tener más niños, no en abortar”
    Parece ser, que decir esas cosas en el País donde menos niños nacen del Mundo, para una podemita es un escándalo de dimensiones bíblicas.
    Ja, ja, ja,….. a y las de la Comisión del 8 de Marzo ya les vale,…. ja, ja, ja,….. “máquinas de parir obreros”,….. ja, ja, ja….. hasta adivinan la profesión del “futuro-supuesto-no nato”. Alucinante.
    Es evidente, que con una podemita feministoide es inútil discutir sobre cosas de estas, ya que solo ellas tienen la “superioridad moral y ética” que por supuesto ellas mismas se otorgan, por el triple hecho de ser podemita-feministoide-mujer.
    Pero vamos, que decir que “si queremos financiar las pensiones debemos pensar en cómo tener más niños, no en abortar”, es “lanzar todas sus energías en contra de las mujeres y de recortar sus derechos” como nos cuenta Doña Natalia, es tener una imaginación que ni Julio Verne.
    ¿Sabes lo que ha interpretado mi mente no-podemita?,……. sencillo.
    Esto……..Pues que ya que actualmente las pensiones se financian con las cotizaciones de las personas que trabajan (hombre y mujeres), y como actualmente la campana de población tiene tendencia a la inversión, y que nacen pocas criaturas (niños y niñas), pues que sería conveniente ir pensando que se hace para que nazcan más criaturas (niños y niñas), incentivando la natalidad, y se pueda revertir, que mujeres que optarían por el aborto, pudieran, mediante algún tipo de estímulo (generalmente económico), cambiarlo por un nacimiento.
    De cajón, Doña Natalia, de cajón.

    Post a Reply
  3. El aborto No es un derecho Natalia.

    El aborto es un ASESINATO.

    Post a Reply
  4. El aborto(asesinato de un ser indefenso) debería estar penado como lo que es… Un delito contra la vida de una persona

    Post a Reply
    • La manera de financiar las pensiones es crear puestos de trabajo..ahora hay mucha gente en el paro…que quiere elnpartido corrupto popular?? Que haya más niños que no van a encontrar trabajo y acabarán emigrando o malviviendo…sin crear puestos de trabajo da igual que nazcan niños o no..los políticos son los que tienen que poner los medios para crear trabajo, como invirtiendo en educación,creando industrias, facilitando inversiones en ganadería y agricultura para evitar despoblación…

      Post a Reply
      • Parece que o no te enteras o no te quieres enterar “Kiu” claro que con ese nick…. Tendrá que ser el Partido(?), Socialistas(?) Obrero(????) Español(¿?????????) quien cree los puestos de trabajo, vamos digo yo, o ahora es la oposición quien debe invertir en ganadería y agricultura, creando industria y bla bla blanco. Te recuerdo que el PP ya no gobierna, ahora lo hace el PSOE gracias a la inestimable colaboración con sus socios catalanes, vascos, los amiguetes de no(podemos)…

        Post a Reply
  5. Un tema complicado, este del aborto.

    Pero no todo es blanco o negro amig@s, que es lo que exponeis aquí… Ya saben ustedes que los extremos, no son buenos.

    Por una parte, es cierto que el aborto, no se puede usar como método anticonceptivo…

    Y por otra parte, la solución a la financiación de las pensiones no es que nazcan más niños… Si no hay trabajo, da igual el número de nacimientos. Quizá con eliminar a los corruptos y reducir el número de políticos de esta nación, sería suficiente…

    Tema escabroso, ¿no creen ustedes?

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *