web analytics

Seis propuestas para recuperar la Choricera

Tras la quiebra de Proinserga, la Choricera, ejemplo de primera categoría de la arquitectura moderna española y más de 50.000m² de almacenes y oficinas, salió a pública subasta en 2013, adjudicándose a Suministros Transcose por 2.7M€. En aquel momento el Ayuntamiento de Segovia acometía justo enfrente su Centro de las Artes y la Tecnología (CAT o Cide), con cerca de 13 millones invertidos en un edificio, igualmente de líneas contemporáneas, actualmente en fase de remate. Finalmente, en abril de 2019 Transcose inauguraba nuevas instalaciones en la zona de almacenes de la Choricera, informando de su interés por vender la parte de más valor arquitectónico, las oficinas y torre de secadero construidas a mediados de los 60 por Curro Inza, uno de los padres de la nueva arquitectura española.

Desde el pasado 1 de octubre, el Colegio de Arquitectos de Segovia acoge una muestra de proyectos de alumnos de arquitectura del Institut für Architektur Technische Universität de Berlín dirigidos por la docente Marta Carrero Gras en la que se proponen tanto usos como intervenciones arquitectónicas para precisamente revitalizar esta parte del complejo, unos 30.000m²,  ¡y oh sorpresa!,  uno de los usos que se proponen es el de vivero de empresas, o sea un Cide

Darle a la Choricera nueva vida como vivero de empresas es una de las seis propuestas que llegan desde Alemania. Los estudiantes viajaron hasta Segovia, conocieron la obra de Inza y presentaron sus trabajos, que ahora se muestran en la sede colegial. Pero hay más. Así, por ejemplo, otra de las propuestas es la conversión de la vieja fábrica en un complejo geriátrico. Otra, un centro cultural, con sus salas de conciertos, congresos, auditorios…

Hay ideas realmente rompedoras, como usar la fábrica como un centro intercambiador logístico. Un punto que sirviera tanto de aparcamiento disuasorio, estación de autobuses como almacén de mercancías para una optimización de la distribución por Segovia capital. Como anécdota esta propuesta en concreto contempla convertir en un parking vertical toda la torre de secado. Otras dos propuestas apuestan por darle un aire formativo universitario. Son la conversión del complejo en campus de ciencias, con especial énfasis en la biotecnología, o crear en la antigua chacinera un laboratorio digital. Todas las propuestas van acompañadas de planos y propuestas de intervención arquitectónica.

Todo en la línea de preservar el legado de Curro Inza, que los arquitectos consideran el ejemplo más notable de Segovia, y probablemente de España, de arquitectura industrial contemporánea. La vieja torre cuenta con protección urbanística y desde el COASEG se propuso en su día la declaración de BIC. Hasta el 30 de octubre la muestra Chorizonte puede visitarse en el antiguo palacio del Marquesado, para ver lo que pudiera haber sido pero no fue.

Maqueta con la distribución interior de la torre de secado. Arriba, proyecto para conversión en centro logístico.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

8 Comments

  1. Espero que tanta propuesta, no sean quimeras-CAT como antaño. Y, que no hayan costado las ‘ideas’ los millones en regalos, digo premios, como los que repartieron hace años la concejalía de Urbanismo y la alcaldía de entonces, a los concursantes que al final quedó en nada de nada. Bueno en otro ‘vivero de empresas’ más. Con abono de millones de euros públicos y ni una mala mata verde.

    Post a Reply
  2. A ver si, a la alcaldesa «Quimby», no se la ocurre recomprar esa parte del edificio y hacer una pasarela hasta el CAT, para conectar los edificios y crear un megacentro de sevillanas o algo por el estilo…

    Post a Reply
  3. Que lo compre la Diputación e invierta algo en la ciudad y menos en Palazuelos.

    Post a Reply
  4. ¿Un vivero de empresas es lo que antes se llamaba un edificio de oficinas? Me estoy haciendo mayor.

    Post a Reply
  5. Menos mal que está en manos privadas. Si no en el secadero de jamones hacían una plantación de marihuana.

    Post a Reply
  6. Una idea, habilitarlo para los nuevos juzgados. El secadero de archivo y el resto oficinas y salas de juicio.

    Post a Reply
  7. En honor a su antiguo nombre, «La choricera», se podría habilitar de despachito de políticos en extinción, lo dejo abierto, pero la gerente podría ser , ¿como se llama?, lo tengo en la puntita de la lengua¡¡¡ ahh, si Silvia Clemente.

    A su mano derecha podría estar, merino, atilano, cosido, maroto ,noemñiparmí ….hay muchos más….. y de conserje Javi Herranz

    Post a Reply
    • No, si quitandote a ti y a tu alterego y homónimo Rufián todos son muy malos. Ambos dos sois unos grandes defensores de la democracia y de los derechos y libertades de los españoles… Lo que hay que leer

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *