web analytics

Seis polígonos de Segovia carecen de internet de banda ancha

Polígono de Villacastín, uno de los de la zona blanca.

La Junta de Castilla y León las denomina zonas blancas, aquellas en que no ha llegado la inversión de telefonía y presentan cobertura de internet (bastante) por debajo de los 30MB, los megas que teóricamente garantiza el 4G, frente a los 100MB de las zonas privilegiadas, las que cuentan con fibra óptica. En esta situación de “zona blanca” están 70 polígonos industriales en Castilla y León, 6 de ellos segovianos. Son los de Villacastín, el parque empresarial de Segovia 21 en Palazuelos de Eresma, Navaciruela en Navas de la Asunción, Las Salina en Coca, y el polígono industrial de Arcones. Los más de ellos en incipiente fase de desarrollo, y claro, difícilmente se desarrollarán sin internet de alta velocidad. La Junta prevé destinar 1,9 millones de euros para ir sacando de la zona blanca a los polígonos castellanos.

Lo avanzaba la directora general de Telecomunicaciones, María Victoria Seco, el 22 de noviembre en el Real Sitio de San Ildefonso para informar de la acción de su departamento en la implantación de fibra óptica en la provincia. Es un tema complejo. La administración competente es el Gobierno Central, pero que no puede invertir directamente en infraestructura sin vulnerar la normativa europea. Se depende de las empresas instaladoras, no forzosamente las tres grandes, también las pequeñas. Pero para ellas la rentabilidad prima sobre su rol social, de manera que los territorios con menos demografía siguen anclados en los años 90 del siglo pasado en lo que a telefonía se refiere.

Convocatoria 2019

Para paliarlo, y desde 2017 con mayor intensidad, la Junta y el Estado, tirando de fondos europeos, convocan subvenciones a las empresas instaladoras de fibra. Una política que ha permitido a la Junta invertir cerca de 270.000€ para habilitar fibra óptica en Valsaín y Trescasas. Por su partel el ministerio ha subvencionado la instalación en otras 16 localidades, Ayllón, Cantalejo, Cantimpalos, Carbonero, Coca, El Espinar, Hontanares, Nava de la Asunción, Real Sitio de San Ildefonso, Riaza, Revenga, Sepúlveda, Torrecaballeros,  Valverde del Majano y Villacastín.

La directora de Telecomunicaciones con López-Escobar y los concejales Ma. Jesús Fernández y Antonio Martín.

Desde la dirección general de Telecomunicaciones se anuncia para las próximas semanas la convocatoria de ayudas 2019, que deberán desarrollarse antes del verano. Esta vez se primarán los municipios de menos de 500 habitantes. “Es muy importante que los alcaldes trabajen conjuntamente con las operadoras, que no tienen porque ser las grandes, están dando mucho juego las pequeñas empresas instaladoras”,  explica Seco. Y es que son las empresas las que concurren a las ayudas para zonas concretas, que desde los municipios interesados se les facilite puntos para las antenas, que abaraten costes y rentabilicen inversión.

Zonas de Fallo de Mercado

Y con todo, en la dirección general son conscientes que ni las más alocada empresa apostará jamás por núcleos de población de decenas de vecinos, polígonos dispersos, donde ni siquiera el mantenimiento de la red resulta rentable. Para ellos la Junta pide que se desarrolle la ley de Telecomunicaciones y se permita la inversión directa de las administraciones públicas. Eso pasa por la declaración de “zona de fallo de mercado”, que como el nombre indica, son áreas donde la inversión privada, ni siquiera subvencionada, resulta rentable. La declaración permitiría salvar la normativa europea que impide la inversión pública en redes. “Es algo que venimos pidiendo de manera recurrente, pero sigue pendiente de desarollo”, explica Seco.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *