web analytics

Segovia se bebe al día 15 millones de litros de agua

Un día normal, Segovia abre el grifo y engulle 15 millones de litros de agua. Sobre 280 litros por cabeza, si sumamos a los 52.000 vecinos de la ciudad y barrios incorporados los cerca de 3.000 de las urbanizaciones de la CL-601 (Quitapesares, Parque Robledo, Carrascalejo) que comparten abastecimiento con la capital. En estos 280 litros van, también, los consumos industriales, el mantenimiento de parques y jardines, “o sea, un consumo razonable”, explicaba la concejala de Obras y Servicios, Paloma Maroto.

En celebración del Día Mundial del Agua, el Ayuntamiento de Segovia organizó una conferencia en la que María García y Daniel Miguel, de Aquona, explicaron cómo es el “viaje del agua”. El prodigio que permite abrir el grifo y suministrar un interminable caudal de agua potable. Interminable aparentemente, pues aunque la situación de Segovia en cuanto a reservas es francamente buena y el consumo va a la baja (por la despoblación, por una modernización de los abastecimientos y las campañas de racionalización del consumo), lo cierto es que el cambio climático, con ciclos de sequía más intensos como el padecido durante el periodo 2016-2017, amenaza con repetirse con más asiduidad que en el pasado.

Un pasado como el de 1975 -que recordaba un asistente-, cuando el déficit de abastecimiento forzó hasta restricciones de 14 horas al día en Segovia capital. Al año siguiente entró en servicio la conexión con los pozos de Madrona. La situación se normalizó en 1993, con la entrada en servicio del Pontón Alto. Desde entonces, cuanto peor los dos embalses no han bajado del 25% de capacidad.

465 litros de agua potable por segundo

El “viaje del agua” empieza en Segovia en el Pontón Alto, que suministra el 65% del agua a través de la ETAP de Segovia (la de la carretera de La Granja, también llamada de Chamberí), y en Puente Alta (con la ETAP de Rancho del Feo), de donde llega el 35% restante. Felizmente, desde hace tres años, desde que una saturación de algas en el Pontón impregnó el agua del grifo con un sabor a rayos, no se han tenido que tocar las enormes reservas de Madrona. Tan enormes (se calcula que hay unos 15.000Hm³, o los que es lo mismo, unas reservas equivalentes a 2.000 embalses como el Pontón) como caras, pues el bombeo del agua para su extracción y envío a Segovia sale a mil euros el día.

Es la red en alta, la parte de la red que afecta a la captación y a su distribución a las estaciones potabilizadoras. Una tubería de 6,8Km conecta las dos tomas de El Pontón con la ETAP de Segovia, inaugurada en 1965 con un gran depósito de 30.000m³. Allí se procesan hasta 300 litros por segundo. El Pontón puede acumular hasta 7.4Hm³, con una capacidad de embalse realmente notable, 113Hm³ al año. Es decir, en un año El Pontón podría vaciarse 14 veces y seguir lleno. Problema esta cálculo no tiene en cuenta la estacionalidad -las grandes reservas son las procedentes del deshielo primaveral- ni el hecho de que es un agua compartida con los más de 10.000 habitantes de La Mancomunidad de la Atalaya.

Así se distribuye el agua en Segovia (clicar para ampliar). Arriba, Paloma Maroto, Daniel Miguel y María García.

Mucha menor capacidad tiene Puente Alta, 2.4Hm³, con una escuálida cuenca que aporta al año 10Hm³ (da para cuatro llenados del pantano). La buena noticia es que tiene un comportamiento muy regular. En lo peor de la pasada sequía, se llenó en en dos meses. La mala noticia es que el Rancho del Feo, la ETAP que potabiliza el agua de Revenga, tiene una capacidad teórica de potabilización de 200 litros por segundo, “no sabemos muy bien la razón pero de momento solo hemos podido llegar a los 165 litros”, explicaban los de Aquona.

El problema del fibrocemento

De estas dos ETAPs parte la “red en baja”, dividida en dos sectores. La Segovia alta, Nueva Segovia, El Carmen, La Albuera, San José tiran de Rancho del Feo, que es la ETAP que menos produce. La de Chamberí es la que abastece al resto de la ciudad y en caso de emergencias dispone de una conexión que permite bombear hasta el pirulí de Nueva Segovia.

La red en baja consta de 134 kilómetros de tubería de hierro, polietileno, pero aún mucha de fibrocemento. “Hemos cambiado ya el 75% de las tuberías de fibrocemento -que por filtración de amianto pueden inducir procesos tumorales-, pero sigue habiendo zonas como Nueva Segovia con mucho fibrocemento”, explicaban los de Aquona.

El mar de Madrona

En cualquier caso la red general de abastecimiento de agua es versátil y barata. Funciona por gravedad lo que libera muchos costes y a la vez permite mantener el tesoro de Madrona.

Y esta es otra. Segovia “flota” sobre un mar de agua: el acuífero de Madrona, esos “2.000 pontones” de un embalse subterráneo natural que se extiende por 40Km, desde Vegas de Matute a Torreiglesias, con una anchura de 2km de anchura y de 100 metros de profundidad. La captación se hace con perforaciones a 100 metros bajo el subsuelo. Un acuífero con poca presión agropecuaria y que se alimenta de toda la la lluvia y nieve del Guadarrama, con una capacidad de reposición muy alta. Consta de tres tomas de extracción. Son el último recurso.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

2 Comments

  1. Nos ha dado usted una explicación detallada de como funciona el ciclo urbano del Agua. Para que la sociedad se conciencie de la importancia de este bien común debemos empezar explicando el ciclo natural del agua. Por que en el primero, solo interviene la empresa de turno; ( que hace su negocio), mientras que en el ciclo natural intervenimos todos con nuestros usos, hábitos y el resto de acciones que desarrollamos en la Naturaleza, porque no olvidemos que es ésta nuestra única proveedora del agua, y no la empresa de turno.
    Este ciclo natural que funciona por energía solar, nos abastece de agua pura y además gratis, y solamente nosotros con nuestra codicia y egoísmo le podemos en riesgo, sobreexplotando el recurso y contaminándolo.
    El agua potable es un derecho humano, establecido por la ONU en 2010, y uno de los servicios municipales por excelencia. Debido a la mala calidad de muchas de las aguas de nuestros pueblos producida por la contaminación agraria, nos vemos olvidados a beber agua embotellada, cuando los derechos humanos ni se compran, ni se veden, se defienden. Por un agua de calidad en Segovia, y unos servicios públicos dignos.

    Post a Reply
  2. El derecho al agua potable en domicilio en para consumo humano y doméstico, reconocido a nivel internacional y una obligación por parte del Estado.
    Habla de Segovia, está sobre un acuífero importante y que con captaciones de 100 m.,resulta que se podrían resolver los problemas que tienen los pequeños núcleos de población.
    Desde la Plataforma por el agua potable en domicilio en Ochando (Santa María la Real de Nieva) estamos esperando un sondeo para buscar agua potable. Actualmente la que sale por nuestros grifos sobrepasa mucho los niveles establecidos en arsénico y nitratos, lo que la hace no apta para consumo humano. Vivir así se ha convertido en un auténtico calvario para los habitantes del pueblo. El agua potable es un derecho y comprar agua mineral, una opción.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *