web analytics

Segovia 21 cambia de nombre y se desvincula de Verae

Con fecha del 24 de noviembre, el consejo de administración de Segovia 21, constituido en un 95% por la Diputación de Segovia y con una pequeña participación de La Cámara de Segovia, acordó cambiar el nombre de la sociedad, que a todos los efectos pasa a denominarse Urbanización Quinta Real SA. Segovia 21 ha dejado de existir con tal nombre.

El cambio, sin embargo, no solo responde a lavar la deteriorada imagen de la sociedad. Fuentes de la Diputación explican que en las próximas semanas se cambiará de administrador, que ya no será el gabinete Verae, estando actualmente en estudio que fórmula gestora aplicar, si externalizar en una empresa o asumir directamente la gestión.  La razón es que, concluida la fase concursal, Segovia 21 o por mejor decir Quinta Real SA, se enfrenta a un difícil panorama en el que tiene entre cinco y 10 años para devolver el 50% de los más de 17 millones que adeuda. ¿Cómo? La única manera pasa por comercializar los activos de la sociedad, a saber, las parcelas de su propiedad y las 16 viviendas construidas. La Diputación busca un perfil comercial.

Capitaneada por el abogado Javier de la Orden, Verae fue elegida por el administrador concursal en 2012 en sustitución de los anteriores gestores, Fomento Territorial. La prioridad en este tiempo ha sido aclarar la situación legal y negociar el concurso de acreedores, con quita de la mitad de la deuda, y aprobado exitosamente en noviembre de 2016. Han sido años de una verdadera avalancha de pleitos y contrapleitos, especialmente con Fomento Territorial y un grupo de compradores de viviendas, que acusan a Verae de escaso esfuerzo en el apartado comercial y centrarse en la actividad litigante. Las mismas fuentes cifran en más dos millones los honorarios por defensa jurídica percibidos en este tiempo por Verae “por pleitos perdidos en su gran mayoría, honorarios que pasan a engrosar la millonaria deuda de Quinta Real SA”, explican.

Socios de Verae, en una comparecencia en la Diputación.

Concluida la fase de estabilización jurídica, se entra ahora en otra nueva etapa en la que hay “rentabilizar” los activos de la sociedad. Problema, son activos básicamente inmobiliarios en unos tiempos en que la oferta de suelo supera y en bastante a la demanda. El golf de Quitapesares, también gestionado por Quinta Real, y de la que se ha enajenado la parte del futuro palacio de congresos, es autosuficiente pero en sí mismo no es un recurso que vaya a pagar la deuda. Al anularse la venta de 16 viviendas de lujo, y que suponían más de seis millones de euros, la empresa participada por la Diputación recupera las casas, con la cuestión de los abastecimientos de agua parcialmente solventados por las modificaciones urbanísticas efectuadas por Palazuelos de Eresma, pero pierde también unos activos trascendentales para ir devolviendo el dinero a los acreedores. Lo que fue Segovia 21, ahora Quinta Real, sigue siendo de largo la patata más caliente con la que debe lidiar el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez.

 

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

2 Comments

  1. Vamos que lavando la cara, algo así como CiU que ahora es el PDCA??? pero con to lo mismo.

    Responder
  2. Muy bien por desvincularse señor Vázquez pero en vez de buscar las responsabilidades de Verae le ponemos tierra encima para que no huela.
    Pues que sepa que hoy por hoy las hemerotecas no se borran y sus errores se mantendrán aunque no les gusten

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *