web analytics

Se acabaron los carteles en el casco antiguo

Los carteles publicitarios y señales comerciales desaparecerán de las calles del centro.

Se acabaron los carteles en las calles del casco histórico, la avenida del Acueducto, Cervantes, San Francisco, Muerte y Vida, Doctor Sancho, Marqués de Mondejar, Gobernador Fernández Jiménez e Hilanderas, las afectadas por la nueva “Ordenanza reguladora de carteles anunciadores u otros elementos similares instalados en la vía pública” que está en vigor desde este 7 de agosto tras meses de elaboración y su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia.

La nueva normativa ha estado rodeada por la polémica durante su elaboración por las múltiples quejas de los afectados, esencialmente los comercios que se verán obligados a retirar todos los reclamos que instalaban hasta ahora en las calles señaladas bajo el riesgo de sanciones que pueden alcanzar los 900 euros. Eso si, en las terrazas de hostelería, siempre dentro de las zonas delimitadas, se podrán mantener los anuncios como hasta ahora.

La Ordenanza, limitada exclusivamente a la zona histórica y su entorno y por tanto sin validez en el resto de la ciudad, se sustenta en el mantenimiento de la vía pública como “lugar de convivencia y civismo” y con el fin de facilitar la movilidad de las personas y cubre un espacio que hasta ahora carecía de regulación en la normativa municipal.

Será la Policía Local la que se encargue de obligar a su cumplimiento. El apercibimiento por un agente dará lugar a la apertura inmediata de un expediente y la obligación de retirar el cartel en el plazo de un día. En caso de no hacerlo, los servicios municipales se encargarán subsidiariamente de la retirada y almacenaje del elemento anunciador, que será destruido en 15 días si su propietario no lo reclama.

Eso, además de las sanciones. De 50 a 300 euros para las infracciones leves, reservadas a los hosteleros con terraza que saquen a menos de tres metros de sus límites un cartel u otro elemento. Las multas serán de 301 a 600 euros para los casos graves, aquellos en los que el hostelero con terraza saca a menos de tres metros de su zona dos elementos o más o la instalación sea de un establecimiento hostelero sin terraza o cualquier otro comercio. Las sanciones muy graves, multadas entre 601 y 900 euros, se refieren a la aparición de carteles a más de tres metros de las terrazas de bares y restaurantes o se trate de infracciones reiteradas.

Si la aplicación de la Ordenanza se aplica con todo su rigor, el próximo miércoles no debería quedar un solo cartel en las calles del casco histórico de la ciudad.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

3 Comentarios

  1. Pero será otro día, la zona de la foto que ilumina su entrada estaba esta mañana llena de carteles junto al establecimiento hostelero.

    Editar respuesta
  2. Hay que leerse la ordenanza los carteles dentro del perímetro de la terraza está permitido. La lectura educa antes de hablar sin saber

    Editar respuesta
  3. Con los socialistas todo está prohibido.
    Van a por el que puede pagar multas, si fueras africano con manta o enseñaras los pies o pidieras limosna o fueras titiritero estarías libre, para ocupar el espacio público.
    La ley está hecha, para el que tiene algo que perder.
    No gobiernan, para los segovianos gobiernan, para el extranjero y el enemigo.
    Alguien se hizo millonario con los bolardos, no bastaba con poner señales prohibiendo aparcar hay que gastar y contratar, para ganar dinero.
    Ya se sabe la oferta del PSOE, vótame y ganas un africano.

    Editar respuesta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *