web analytics

Santa Cruz: de convento a universidad pasando por cárcel

El Vicerrector de Estudiantes y profesor de IE University Miguel Larrañaga ha presentado en Segovia su última obra de investigación, Historia y Arte en el Convento de Santa Cruz la Real de Segovia, bilingüe inglés/español y publicada por IE Editorial. Con más de ciento ochenta páginas y cerca de cincuenta fotografías, la publicación supone un recorrido histórico por la vida del conjunto monumental desde sus orígenes en 1218 hasta la actualidad, cuando se acaba de cumplir el octavo centenario de la fundación del hoy campus universitario.

Declarado monumento nacional, el antiguo Convento de Santa Cruz la Real fue el primer establecimiento dominico en España, fundado por el propio santo Domingo de Guzmán en 1218. Fue reformado en  el siglo XV en tiempos de los Reyes Católicos gracias al apoyo de Isabel y Fernando, cuyo lema recorre el alero de la fachada exterior.  Reconstruido tras la Guerra de la Independencia,  con la desamortización de Mendizábal el edificio pasó a la Diputación de Segovia, actual propietaria del inmueble. A partir de entonces fue utilizado como orfanato, escuela de oficios y cedido finalmente como sede universitaria. Un complejo que cuenta con más de dieciocho mil metros cuadrados y el que conviven en Segovia cerca de mil quinientos estudiantes de más de un centenar de nacionalidades.

Doce millones de inversión

Larrañaga distingue cuatro etapas en la historia del monumento. “durante los primeros seis siglos de existencia y hasta la desamortización de Mendizábal en 1836, que supuso la expropiación y privatización de propiedades monásticas en España, el Convento de Santa Cruz fue espacio para la intelectualidad  y  la búsqueda de la excelencia artística”, señala. En este sentido, el edificio albergó una escuela en la que se impartían lenguas, estudios humanísticos, científicos, filosóficos y teológicos. Esto hizo posible que la dirección de la institución tuviera una relación estable con la Corona de Castilla y, posteriormente, con los reyes de España. Durante la invasión napoleónica, los franceses utilizaron el convento dominico como cárcel para los patriotas españoles que luchaban por la independencia. De esta época data un devastador incendio destruyó el claustro y otras dependencias en 1809; su reconstrucción concluyó en 1817. Desde 1845 el convento fue casa hospicio y posteriormente, hasta 1995, una residencia de ancianos. En 1999 la Diputación cedió el uso del espacio a la Universidad SEK, que posteriormente fue adquirida por los actuales inquilinos, la IE University, que, según señala en nota de prensa, ha invertido más de 12 millones de euros tanto en material como en infraestructuras y tecnología, convirtiendo al campus de Segovia en un referente para estudiantes internacionales.

Carlos Larrañaga. Frontispicio del convento de la Santa Cruz.

Nota de prensa facilitada por IE University

 

Author: Cultura

Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *