web analytics

Rebalance

La navidad tendría que ser mas corta que de Nochevieja a Reyes hay como un ralentí boborro en el que el personal trata de mantenerse festivo pero ya sobran las felicitaciones —“Feliz Navidad” debería extinguirse el 26 y “Feliz año” como mucho hasta el 2— y los políticos han cogido la costumbre de matar el tiempo haciendo balances, que es una cosa que está muy bien si no fuera porque los hacen muy seguidos y claro, se repiten.

Raquel Fernández y Azucena Suárez en rueda de prensa.

Entonces, de la rueda de prensa de los representantes del grupo municipal popular con la que empezaba la jornada le tengo que contar el malestar y “cansancio” que tienen por el “victimismo” de la alcaldesa, Clara Luquero, a la que consideran incapaz de gestionar, planificar y negociar y que “no ha hecho una sola inversión propia” mientras que dejan el hueco para contar que aquí si pasa algo, lo hacen las administraciones “superiores” en las que gobiernan los hermanos mayores. Y en este punto sacan pecho de las obras de la estación de autobuses —pagada al 70-30 entre la Juta y el Ayuntamiento— el Campus, la SG-20; la nueva sede del INSS y hasta la biblioteca pública, además del edificio de los juzgados, en obras).

Si, espere, hay una novedad por los recientes datos de caída de población. La concejala Azucena Suárez destaca que la capital pierde gente a razón de medio millar al año. “A este paso, los socialistas dejarán la ciudad despoblada”, concluye, digo yo que calculando otros cien años de oposición en el Ayuntamiento.

Comprenderá que en el “balance” sale el eterno pliego de autobuses urbanos, el Peahis y el Cat, todos igual de pendientes que hace un año, y las sentencias que obligan a pagos millonarios “que no se han acabado y este año siguen lastrando la inversión” por mucho que los del Gobierno digan que han terminado. Lo ha dicho hoy, otra vez, Raquel Fernández: “La ciudad vive estancada y en la desidia gracias a la mala gestión demostrada de los socialistas”. Lo seguiremos oyendo.

Asistentes al vino para el tejido asociativo local ofrecido por el grupo municipal socialista.

Fíjese lo que son las cosas, que en la agitada mañana había café con bollos en la reunión convocada por el equipo de Gobierno para el tejido asociativo de Segovia donde este año, por comparar, había un notable bajón de asistencia respecto a la misma convocatoria del año pasado. Ojo fallones, que en estas cosas puede ser que se pase lista…

Lo que le decía, los mismos asuntos: estación de autobuses, pliego del transporte, pliego de basuras, Peahis y millonadas pagadas y por pagar se han convertido en fortalezas en boca de la alcaldesa, Clara Luquero que explica que lo que se ha hecho es “trabajar en los pliegos en 2017” para ahora —parece que se refiere a 2018— dar unos servicios de autobús y de limpieza viaria que no nos lo vamos a creer, que ha abierto la estación de autobuses y también el pabellón del Peñascal (no hay referencias a la Junta), que hay récord de turismo y que la Sego y el Naturpellet lo bordaron la temporada pasada.

De lo de la población y el empleo dice la regidora que “hacemos lo que podemos sin tener competencias de empleo” a base de contactos con empresarios, incluso catalanes de los de la huida, pero que de donde tienen que venir los planes estratégicos “afianzados con millones de euros” es de la Junta. Dice que aún así tenemos suerte, que estamos muy bien posicionados gracias al tren y las autopistas así que “imaginen como estarán otras ciudades en peor posición”. Tenemos suerte, vamos.

Dirigentes y parlamentarios populares brindan por el nuevo año.

Yo sí que tuve suerte, pensará usted, que todavía me quedaba otro “vino español”, este en la sede del PP donde el secretario regional, Francisco Vázquez, advirtió a Luquero que el asunto de la despoblación excede las competencias regionales e incluso nacionales, que aquí hay que ir todos a una y, eso sí, “hacer políticas como las que hace el PP para facilitar la integración en el medio rural”.

Seguro que ya esperaba que le contara que en el “balance” de Vázquez figuran las inversiones de la SG-20, “la obra más importante en muchos años”; el edificio de los Juzgados o la UVa y que subrayó las inversiones que figuran en presupuestos provinciales y regionales a la vez que hacía un llamamiento al resto de partidos para que no echen atrás las cuentas en Madrid si no quieren frenar los proyectos que figura para Segovia. Advertidos quedan.

La presidenta del PP, Paloma Sanz, con voz ronca por el virus ese que hay por ahí, se ciñó a la organización del partido implantada tras su acceso a la presidencia y se fue rápido al ámbito nacional para alabar las políticas económicas y de empleo de Mariano Rajoy y defender “con mucho orgullo” la subida de medio punto de las pensiones que tanto ha dado que hablar. “Que otros hasta las bajaron”, apuntó.

Hasta aquí los balances del día. Pronto será Reyes.

Autor: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.