web analytics

Rajoy ensalza lo español y pide mesura a los catalanes

Trece hombres y mujeres de cuatro nacionalidades distintas con el denominador común de la excelencia en campos como la ciencia, la cultura, la educación o la investigación han recibido este 14 de mayo en el Alcázar de Segovia la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, máxima distinción de la Orden que lleva el nombre del rey castellano en un acto al que ha asistido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy que ha aprovechado su discurso para resaltar la “diversidad” de España y tras el acto, recién nombrado el nuevo presidente catalán, Joaquim Torra, ha pedido “mesura” a los actores catalanes y ha advertido que velará por el cumplimiento de la Constitución.

Foto de familia de las autoridades y los receptores de la Gran Cruz, en el interior del Alcazar.

Pese a lo solemne del acto de reconocimiento a las trece grandes figuras presentes en la sala, lo cierto es que la actualidad en Cataluña y la elección del nuevo presidente de la Generalitat se colaron de lleno en el discurso de Rajoy que inició su intervención en el Alcázar agradeciedo un acto en el que “se me permite hacer algo a lo que no estamos acostumbrados los españoles: hablar bien de España” y continuó apuntando que Alfonso X fue un gran impulsor de la cultura y el conocimiento “pero también nos demostró como la pluralidad, el entendimiento y la convivencia nos han hecho avanzar a través de los siglos”.

Los mensajes en este mismo sentido siguieron presentes en su parlamento cuando también achacó a los distinguidos con la Gran Cruz un papel de “legado vivo, pero sobre todo plural e integrador, capaz de trascender las distancias históricas y etnográficas para construir ese proyecto que nos une y enriquece, el de una España abierta y diversa”.

Hubo que esperar casi dos horas tras el acto para que el presidente del Gobierno, una vez consumado el nombramiento de Torra como president, hablara abiertamente de Cataluña ante los periodistas. “Lo que he escuchado en estos días no me ha gustado pero voy a juzgar por los hechos”, repitió antes de asegurar que a partir de ahora “apostaré por el entendimiento y la concordia”, eso sí, con la advertencia “para que nadie se llame a engaño, de que “la Ley, la Constitución española y el resto del ordenamiento jurídico se van a cumplir”.

Concluyó Rajoy apelando a “la mesura y la tranquilidad dejando a un lado la ansiedad que no conduce a nada y no es lo que en estos momentos deben tener las personas para abordar una situación tan compleja como esta”.

Alfonso X, la cultura y el español.

Figura de Alfonso X en la Sala de Reyes.

La presencia de Rajoy en el Alcázar de Segovia, acompañado por el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo —por su cargo, Gran Canciller de la Orden de Alfonso X el Sabio— era la concesión de la Gran Cruz de la Orden a trece personalidades de la máxima relevancia en los ámbitos de la cultura, la educación, la ciencia, la docencia y la investigación por sus servicios tanto en España como en el ámbito internacional, un actosobrio pero brillante celebrado en el Salón de Reyes de la fortaleza segoviana en la que la figura del propio Alfonso X parecía observar el acto en el que se glosó su figura y su actividad astronómica desarrollada precisamente en las torres del Alcázar.

Minutos antes de las 11.30 horas formaban ante el castillo las autoridades regionales y locales: el presidente, Juan Vicente Herrera; la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente; el ministro, Méndez de Vigo; la delegada del Gobierno, María José Salgueiro y la alcaldesa, Clara Luquero, esperaban bajo la lluvia hablando del tiempo y de la lluvia “calabobos” —en definición de Méndez de Vigo— que caía en ese momento esperando la llegada de Rajoy mientras el resto de invitados y los receptores de la Gran Cruz se acomodaban en el interior.

Mariano Rajoy saluda a las autoridades que esperaban su llegada.

Luquero no sorprendió con su discurso. “Segovia es una ciudad de identidad cultural” cuyo legado estamos obligados a proteger y referencias a Alfonso X, Juan Párix, Isabel la católica, la Casa de la Moneda y hasta Titirimundi. Esta vez no salieron a colación ni Machado, ni Zambrano.

El mismo carácter de recordatorio del gran legado patrimonial y cultural, pero de la región, fue el que imprimió a sus palabras Juan Vicente Herrera que recordó que en la región hay 2.200 Bienes de Interés Cultural (BIC) y ocho reconocimientos de Patrimonio Mundial por la Unesco, entre ellos la ciudad de Segovia, mientras enlazaba la figura de Alfonso X con la celebración de los 800 años de la Universidad de Salamanca que, recordó “fundara su padre, Alfonso IX”.

Méndez de Vigo prefirió recordar la tarea de Alfonso X en el ámbito de la Escuela de Traductores de Toledo para destacar el valor del español en el mundo y anunciar el impulso de su departamento al proyecto “El español, lengua global” que usan más de 500 millones de personas y de los retos que supone el mundo digital en el que “la cultura en español ha de ser mas que nunca compartida, difundida y global”, apuntó.

Rebeca Grynspan tomó la palabra en nombre del grupo de nuevos miembros de la Orden.

Fue la secretaria general de la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan la que hizo una leve alocución de agradecimiento en nombre de los premiados que “reciben las Grandes cruces no como medallas sino para seguir superándonos con los valores que representa”.

Trece hombres y mujeres excelentes.

Gustavo Torner de la Fuente, (Cuenca, 1925)

Artista autodidacta, forma parte de la ‘escuela conquense’. Una de las primeras iniciativas que introdujo en España las nuevas corrientes del arte moderno en la década de 1960, actividad que prosigue la Fundación del Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca. “Una iniciativa que ha reivindicado a los ojos del mundo a Cuenca como destino artístico”, ha valorado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo.

José Jozquín de Ysasi-Ysasmendi Adaero, (Madrid, 1927)

Jurista y árbitro de la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA). Ha sido subsecretario de Comercio y miembro del Consejo de Administración del Instituto Nacional de Industria, entre otros cargos.

Méndez de Vigo ha destacado “su atención y cariño a las necesidades y actividades del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía” donde preside la Asociación de Amigos del Museo.

Gil Carlos Rodríguez Iglesias, (Gijón, 1946)

Presidente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea entre 1994 y 2003. Ocupa la Cátedra de Derecho Internacional Público de la Universidad Complutense de Madrid y es titular de la Cátedra Jean Monnet de Derecho Comunitario Europeo.

“Su investigación e inquietud por el Derecho ha resultado especialmente significativa en todo el Proceso de Integración Europea y su dominio de derecho comunitario constituye una fuente de inspiración y sabiduría”, ha reconocido Méndez de Vigo.

Irina Bokova, (Sofía, 1952)

Directora general de la UNESCO desde 2009, es la primera mujer y primera persona de Europa Oriental en ocupar este puesto.

Méndez de Vigo ha valorado su trayectoria como directora de la UNESCO, subrayando que no es su única contribución a la igualdad de la mujer, elogiando “su trascendental contribución en la redacción de la Constitución Europea”.

Rebeca Grynspan, (Costa Rica, 1955)

Es secretaria general de la Secretaría General Iberoamericana desde 2014. El ministro ha reconocido su trayectoria al frente de esta organización, “España y Europa están hoy más cerca del mundo y la sociedad americana gracias a su labor y a su talento”, ha dicho Méndez de Vigo.

Fue secretaria general adjunta de Naciones Unidas y actualmente es patrona de la Fundación Iberoamericana de Mercado de Valores y la Fundación Carolina.

Carlos Solchaga Catalán, (Tafalla, 1944)

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, formó parte del Servicio de Estudios del Banco de España. Fue ministro de Industria entre 1982 y 1985, y posteriormente ministro de Economía y Hacienda hasta 1993 en los Gobiernos de Felipe González. En 1996 cerró su capítulo político e inició su trayectoria profesional en el ámbito privado.

El ministro ha distinguido sus inquietudes culturales como vicepresidente del Patronato del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o la presidencia de la Fundación Arquitectura y Sociedad.

Guillermo de la Dehesa Romero, (Madrid, 1941)

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, Técnico Comercial y Economista del Estado. Ha sido secretario de Estado de Economía y subgobernador del FMI y del Banco Mundial, entre otros cargos en la esfera pública y privada.

Méndez de Vigo ha reconocido su labor cuando fue presidente del Patronato del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y en la actualidad como patrono del Museo Nacional del Prado y del Círculo de Bellas Artes.

Alicia Koplowitz Romero de Juseu, (Madrid, 1952)

En 1998 creó el primer fondo de inversiones alternativas de España, Omega Capital. Es presidenta y fundadora de la Fundación Vida y Esperanza, y en 2005 creó la fundación Alicia Koplowitz, centrada en la labor médico-científica. Es miembro del Patronato del Museo del Prado con el que colabora y al que donó este año un importante retrato de Federico de Madrazo, el de “Josefa del Aguila”.

El ministro ha agradecido a la condecorada, su labor de mecenazgo y ha subrayado “la importancia que los mecenas han tenido a lo largo de la historia del arte en el enriquecimiento de nuestros museos”.

Hermann Parzinger, (Munich, 1959)

Presidente de la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano. Méndez de Vigo ha agradecido que bajo su gestión, la presencia de España en los museos estatales alemanes ha sido reseñable, culminando con la reciente exposición ‘El Siglo de Oro. La Era Velázquez’ en la Gemäldegalerie.

Soledad Lorenzo García, (Santander, 1937)

Referente indiscutible del mercado del arte en España. En 1986 crea en Madrid la galería Soledad Lorenzo, una de las más señeras e internacionales de arte contemporáneo en Europa. Desde 2014, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía alberga la mayor parte de su legado.

Méndez de Vigo ha reconocido el altruismo del mecenazgo, “que en el caso de Doña Soledad ha sido una constante durante toda su trayectoria”.

Carmen Laffón de la Escosura, (Sevilla, 1934)

Pintora, escultora y Premio Nacional de Artes Plásticas y académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1992 tiene lugar en el Museo Reina Sofía de Madrid una exhaustiva exposición retrospectiva de su obra.

El ministro ha reconocido su labor artística y también su vocación didáctica con la fundación de la escuela El Taller junto a Teresa Duclós y José Soto.

Víctor García de la Concha,(Villaviciosa, 1934)

Doctor en Filología Española, catedrático emérito de Literatura Española de la Universidad de Salamanca y Doctor Honoris Causa por varias Universidades. Ha sido director de la Real Academia Española, presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española y director del Instituto Cervantes, actualmente es vocal Real Patronato del Museo Nacional del Prado.

Méndez de Vigo se ha referido al condecorado como “un intelectual, un pensador, un amante de la cultura y también un divulgador”. Ha destacado su trayectoria como director del Instituto Cervantes y de la RAE en la que potenció los vínculos con las Academias Americanas que desembocaron en el Diccionario Panhispánico de dudas.

Valentín Fuster Carulla, (Barcelona, 1943)

Cardiólogo, desde 1994 trabaja en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York. Recientemente, ha sido nombrado director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) en Madrid. Premio Príncipe de Asturias de Investigación y Científica y Técnica. Es doctor honoris causa por varias universidades a nivel nacional e internacional.

Vista parcial del grupo de invitados y premiados, al final del acto.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

1 Comentario

  1. Pero podía haber aprovechado, para decir en nuestra ciudad una de sus famosas y legendarias frases: que si el vecino y el alcalde, que si los españoles son mucho españoles, que si viva el vino, etc. Menudo chasco.

    Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *