web analytics

¿Quién tiene que adaptar el proyecto del Cervantes?

La retirada de las cerchas ilegaes, hace ahora dos años, fue la última actuación hasta ahora sobre el Cervantes.

La reactivación del proceso de rehabilitación del teatro Cervantes —en realidad, la construcción de un nuevo edificio en el solar vacío de la calle Real— anunciada en enero por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, no va a ser un camino fácil y ya está envuelto en la bronca política entre PP y PSOE que se achacan mutuamente la obligación de adaptar el proyecto.

El recorrido de la que va camino de convertirse en un asunto de discusión diaria en los próximos meses comenzó a finales de enero, cuando el titular de Fomento anunció que el departamento iba a iniciar el proceso desde cero licitando la contratación de la asistencia técnica para la redacción del proyecto, lo que anunciaba un proceso de años antes de hacerse realidad la infraestructura.

Sin embargo, este miércoles se debatía en el Congreso una Proposición no de Ley (PNL) que el diputado socialista, Juan Luis Gordo, había presentado un año y medio antes en la que instaba al Gobierno a reactivar la actuación en base al proyecto aprobado en 2011, una iniciativa que fue aprobada pese al voto e contra del PP y que supone eludir un buen número de trámites al contar ya con el guión para la construcción. La misma PNL obliga a iniciar las obras en seis meses.

La respuesta del PP tardó sólo un día en producirse. Aparentemente asumiendo la nueva situación, la presidenta del Partido Popular, Paloma Sanz, en presencia del presidente regional, Alfonso Fernández Mañueco, se plantó ante los micrófonos de los periodistas para pasar la pelota al Ayuntamiento de Segovia instando a la administración local a realizar la adaptación del proyecto a la normativa vigente y además a hacerlo rápido posible “si es antes de cuatro meses, mejor, porque el Ministerio podrá empezar entonces las obras”, dijo Sanz afirmando que “la pelota está en el tejado del Ayuntamiento”.

Pero en el Consistorio creen justo lo contrario. La alcaldesa, Clara Luquero, convocaba de urgencia a los informadores durante un receso en el pleno celebrado este 23 de febrero para afirmar con contundencia que “la modificación del proyecto la tiene que hacer la institución que lo gestiona, el Ministerio de Fomento”.

Tras afirmar que la presidenta popular tiene “un profundo desconocimiento sobre el Teatro Cervates” la regidora reiteró que “Ha de ser el Ministerio de Fomento el que tenga que adaptar el proyecto a la nueva ley de contratos o a la legislación vigente, o a lo que lo tengan que adaptar”.

Como hace casi una década, la rehabilitación del Cervantes de momento no pasa de las declaraciones en los medios de comunicación.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

2 Comentario

  1. La verdad, no entiendo cómo todavía se dá crédito a la alcaldesa de una ciudad paralizada, cómo es la de Segovia, en la que se celebra como una gran inversión un plan de asfaltado que apenas actúa sobre un par de calles, pero que, cuando hay un proyecto de cierta importancia como puede ser la recuperación de un simbolo cultural situado en el alma de la ciudad, no hace más que politizar el tema en vez de ponerse al frente y ofrecer las máximas facilidades y colaboración para que este llegue a buen fin. En definitiva, tenemos una vez más lo que nos merecemos. ¿O no?

    Post a Reply
  2. Un sencillo teatro, como el Juan Bravo, eso hubiese sido un puntazo para la ciudad. Sin grandes bravatas del ego megalómano de un personaje y proyecto elevado a concurso por un arquitecto político -?-. ¡Pero no! había que romper la pana, expropiando propiedades, cuasi imposibles, y dejando, casi con toda seguridad, ya en su momento, viendo el percal de Administraciones, en un solar para la posteridad. Pues vale, Segovia city ‘Ciudad sin ley’.

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *