web analytics

Que nunca falte el agua para los gatos de la periferia de Bilbao

Julia Martínez.

Vamos a ver, que a mi también me sentaría realmente mal que se me presentara aquí un tipo con txapela y se llevara de calle el campeonato “nacional” de Tanga y Calva pero como la cosa es al revés y es una segoviana, Julia Martínez, la que ha mojado la oreja a los vascos en lo del levantamiento de piedra, pues mire, tan contento que me pongo. Quizá sea cierto lo del chiste y la provincia de Segovia sea un barrio más de Euskalerría… ¡Toma inyección al espíritu patrio segoviano! (Si utilizara iconos, aquí iría el de una dulzaina).

Me viene bien además que la protagonista sea una mujer levantando grandes pesos por aquello de enganchar con las reivindicaciones que se han sucedido durante la semana para clamar en contra de la violencia que sufren, a millares, las mujeres. El acto central, en el Azoguejo, estuvo muy animado que al tiempo que ocurría, a pocos metros, los bomberos intervenían en el incendio desatado en un restaurante de la calle del Doctor Sancho y la policía perseguía por la zona a una rata de hotel que se llevaba las maletas de los turistas del situado en la plaza de la Artillería… ¡Como para perderse la jornada!

Contra la violencia hacia las mujeres.

Ahora en serio: al maltratador, ni un vaso de agua. O si, que si hacemos caso a las alarmistas declaraciones de la portavoz municipal de Ciudadanos, María José García, sobre la calidad del agua que se bebe en la capital… La portavoz —por cierto, apuesta principal del Gobierno socialista para pactar, de nuevo, la aprobación de los presupuestos— sigue buscando el titular en esa campaña decidida de C’s de hacerse presente entre los segovianos y el Ayuntamiento capitalino y la Junta han tardado poco en desmentirla severamente… Pues nada, hasta la próxima regañina —será firmeza en el tono, aunque da miedito— en comparecencia oficial y mientras, el agua del Pontón bajando a ojos vista. ¡Qué alguien saque ya los huesos de los santos a pasear!

El río Eresma a su paso por la cola del Pontón.

Ahora, que si va a ir a los pueblos de turno en bicicleta o caminando debe hacerlo con cuidado que esta semana ha sido noticia la aparición de un cable cruzado en un sendero de Bernardos colocado a la altura de los cuellos… ¡Caray, como andan las cabezas! Ahí anda buscando la Guardia Civil al que tendió aquella trampa aunque otros agentes andaban por las carreteras pillando drogas. A ver, aunque la nota oficial parezca colocar todo en la misma categoría, 227 gramos de cocaína es una pasada; 112 de hachís es una cantidad pequeña. Eso sí, en común tienen que ha sido el perro Azor —este bicho hace muchas horas y necesita uno o dos compañeros, me parece a mi— el que les ha pillado.

Me paso a los gatos que el Ayuntamiento quiere distribuir por la ciudad a voluntarios —así de cortos de personal estamos en un ayuntamiento con casi 500 empleados— que censen la población gatuna y atiendan las necesidades de las colonias. ¡2.500 calculan que hay por la ciudad! (Gatos, no voluntarios).

Gala de los premios Porc d’Or.

Más de bichos. ¡Ah, si! El premio Porc d’Or que se otorga a los empresarios del sector cuyos organizadores pillaron una oferta de last minute para usar el Pedro Delgado para el sarao con un descuento de 10.000 euros sobre una factura de 13.000 aprovechando la disputa —alta política— entre Diputación y Ayuntamiento por tener en su territorio la fiesta, de trascendencia en los medios nacionales. Y yo con las tasas e impuestos del semestre recién pagados, enteritos. ¡Cachis!

La calzada pasa al Ayuntamiento.

A ver, los temas candentes del Ayuntamiento… Está lo de Padre Claret, que el PP se ha puesto a estudiar lo del acuerdo ese para equilibrar las cuentas con la adjudicataria del aparcamiento y dicen que el trato es malo de solemnidad para los intereses de la ciudad y que el mismo técnico municipal decía blanco en 2012 y negro en 2017. Mire que si fuera el mismo funcionario que se ha tirado año y medio haciendo el pliego de autobuses recurrido nada más nacer ya sería la leche… ¡Ca!

Hablando de pliegos, he leído que el de la ORA, que por muy extraño que le parezca ya llega tarde y está prorrogado, puede incluir crear… ¡La zona naranja! La cosa se justifica por la rotación de vehículos. Si hombre, esa que está en el espíritu de la Ordenanza pero nadie cumple ni sanciona. Ah, que no me olvide, que lo he leído en El Norte de Castilla que me han dicho mis jefes que aquí citamos las informaciones de otros medios, que pillar noticias de otros sin nombrarles es una cosa muy fea que sólo hacen los piratas malos y vaguetes. Estaban gruñones esta semana.

En la línea, cito a la subdelegación del Gobierno que comunica que se ha creado la figura del interlocutor policial para los casos de agresiones a personal sanitario con el que mejorar los cauces entre policía y sanitarios. Eso sí, el nombre de los interlocutores no se ha hecho público —un policía nacional y un guardia civil— y sólo han tardado ocho días en comunicar la detención del último presunto agresor en el Centro de Salud de San Lorenzo. Todo diáfano e instantáneo.

Oiga, que hay nuevas iniciativas para potenciar que Arcones sea declarado Zona de vuelo libre internacional, un título más que merecido para un espacio que cualquier practicante de este deporte clasifica entre los mejores del mundo. A ver qué da de si.

Captura Google Maps; campa de aterrizaje de vuelo sin motor de Arcones (Segovia).

En otros deportes, tan contento que estoy por el pleno de Segoviana, Naturpellet y Viveros Herol en fútbol, sala y balonmano, pero ando preocupado por los árbitros que se duermen y llegan tarde a los partidos dominicales de Cadetes —el Monteresma ganó a la Sego en el duelo en la cumbre de la categoría— y me sorprende la derrota del Pinillos en 2ª provincial aunque sigue cuarto en la liga…

Terminando, que tengo que abrir una docena de paquetes de cosas que no necesitaba pero que me compré en el black friday, esa suerte de nuevas rebajas de los años 70, pero en el mes de noviembre y sin tanto control ni chorrada legal sobre precios y productos en venta.

¡Cómo nos gusta gastar!

Autor: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Compartir en

2 Comments

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *