web analytics

¿Qué hay que hacer para ser diputado provincial?

La silla del pleno de la Diputación de Segovia está cara. Raro es el acalde o concejal más o menos pinturero que, ni que sea en lo más profundo de su psique, no aliente aspiraciones al respecto. El cargo en sí no comporta una remuneración particularmente desopilante (un diputado de a pie se lleva 650€ al mes, una miseria comparado con las diputaciones de provincias grandes). Otra cosa son las liberaciones, en el pasado mandato había 3 diputados liberados del PSOE, 7 en el PP, y al 70% el de Centrados. La cuestión ha sido reordenada para el próximo mandato, que endurece las condiciones de los grupos pequeños (con el actual reglamento Ciudadanos no tendría derecho a grupo propio, aunque todo lo que se forma se reforma) y mantiene o mejora el statu-quo de los grandes.

La cuestión es que ser diputado mola. Para algunos, para los más vinculados con el aparato, es la oportunidad de «profesionalizarse» o de seguir cobrando (50.000€ año en adelante). Para el resto, amén de las dietas (siempre se agradecen), es la ocasión de tocar poder. En España, el itinerario de un político profesional de provincias empieza por la diputación o el ayuntamiento capitalino. También tiene una importancia vital en la estructuración del aparato del partido, un aparato que no controle su grupo en la corporación tiene los días contados.

Normal pues que haya tortas como panes para desempeñar el cargo. Muchos son los llamados, pocos los elegidos. Especialmente este año, que el recurso de Ciudadanos ha retrasado casi un mes la constitución de la corporación, dando tiempo a la gente a hacerse ilusiones. La ley establece que cualquier concejal puede optar a los puestos reservados a su partido. En la práctica, organizar a los 200 concejales, por ejemplo, del partido judicial de Segovia del PP, es más complejo. Tradicionalmente desde las sedes se cocinaba una lista, se buscaban los avales y voilà

Como hay tortas, hay secretismo. Mira que mandan notas de prensa los partidos, pero para esto nada… Silencio total, hay que ir chivato a chivato buscando nombres.

La quiniela del PSOE

¿Cómo lo hacen en el PSOE? En 2003 ya hubo cisma en el aparato, el sector granjeño se movilizó y se presentó con avales alternativos en la junta electoral. Un show. En prevención de más espectáculos, los socialistas tienen estructurado el proceso. Tras un periodo de auto-postulación de los pretendientes, entrevistados en una especie de cásting por Aceves y Mateo, la ejecutiva provincial elabora una propuesta, que pasa a la comisión de listas. De ahí a Valladolid y Madrid, que es finalmente la que dá el visto bueno.

El PSOE tiene previsto celebrar la comisión a las 20:00 horas del 11 de julio. Entre los pronósticos para los 10 puestos (6 por Segovia, 2 para Cuéllar,  aportando otros dos Santa María y Sepúlveda), el favorito por Sepúlveda es el destronado ex-alcalde de Cantalejo, Maxi San Macario. De Santa María suena David Gutiérrez y parece claro que por Cuéllar repetirá la esperanza blanca del joven socialismo segoviano, Cuéllar conqueror, Carlos Fraile, probablemente acompañado de Pablo Ángel Torrego. En Segovia tenemos el clásico pulso entre capitalinos y rurales, hasta la fecha siempre ganado por los rurales. No tiene nada de raro, recuerden que se vota por concejal; pesa tanto los miles de votos de

Clara Luquero como los diez o doce que consiga uno de Muñopedro. Como sea que en la provincia hay más «Muñopedros» que «Segovias», la cosa está clara. Seguro segurísimo que en la terna estará el secretario de Organización, José Antonio Mateo (impuesto ad-hoc por la ejecutiva como concejal de La Lastrilla),  Samuel Alonso (el peaje granjeño) y Borja Lavandera (Trescasas). El resto es una incógnita. No habrá «cremalleras» pero a estas

Carlos Fraile.

alturas no meter un cupo de mujeres resulta impensable, así que,  Concepción RubioGloria Hernando parten como favoritas a repetir, también puede ser la ocasión de meter a alguna concejala capitalina, que después de todo son los que aguantan los votos. Sería un detalle para con Clara Luquero, que además celebra su cumpleaños hoy.

Ciudadanos tiene reservadas dos plazas para el pleno. Según informaba acueducto2.com, ya hay ediles 5 postulados. Todo hubiera cambiado mucho si el hombre fuerte (de momento) del partido en la provincia, Alfonso Martín,  que ya intentó descabalgar a María Cuesta (ahora en el PP)  en el anterior mandato, hubiera conseguido el acta de edil en Torrecaballeros. No eligió bien pueblo y se quedó sin plaza. Así las cosas, una de las dos plazas parece reservada para la compañera de Martín y cabeza de lista por Segovia, Noemí Otero. La otra apunta al alfoz, en concreto a San Cristóbal de Segovia. Pero hay que votar, y son una veintena. Todo puede pasar.

PP, pelea por los votos en Segovia y el alfoz

Dueñas, De Vicente y Sanz Merino.

La cosa está especialmente agitada en el PP. Más después de que a la Junta Electoral le diera por contabilizar para IU solo los votos de El Espinar. Una decisión judicial que lo cambia de todo. De verse repartiendo cacho con Ciudadanos a recuperar la mayoría absoluta.

Pero esta vez las cosas son extrañas. Es la primera diputación «post Paco Vázquez», que controlaba estas cosas con mano de hierro (el que se movía no salía en la foto y su lista era la lista y aquí no hay más que hablar). Pero la nueva presidenta, Paloma Sanz, no se ha curtido excesivamente en el ruralismo diputacional, en la dura brega de formar candidaturas, y además debe pechar con el aparato heredado al completo de su predecesor;  además mirar por su gente de más estrecha confianza. Difícil papeleta.

La presidencia parece cosa del gran favorito, José Luis Sanz Merino, pero queda por ver como queda la Junta, así que también tienen sus bazas Miguel Ángel de Vicente y Chema Bravo (eso, en cualquier caso, no depende de Segovia, más bien de Génova). No estando claro lo de la presidencia se ha producido un cierto vacío de poder que ha descontrolado las cosas en el Partido Judicial de Segovia, donde hay 7 puestos y se sabe que se han postulado para diputados  quince ediles.  O sea que habrá que elegir. Ante la tesitura, y en una decisión inédita, Sanz ha dicho que el quiera se presente y el viernes  (también a las 20;00) a votar. ¡Como estará la cosa en el PP para que digan que hay que meter urnas!

Que se sepa han dado el paso adelante Vicente Calle (alcalde de La Lastrilla), Juan Carlos Gómez Matesanz (portavoz en el Real Sitio), Meinardo Sanz (Otero de Herreros), Inés Escudero (Cantimpalos), María Cuesta (Espirdo), Jesús Nieto (Palazuelos) y Azucena Suárez (concejala de Segovia). A estos hay que sumar los actuales diputados provinciales José Luis Sanz Merino (Escalona) y Miguel Ángel de Vicente (Collado Hermoso). También optan al cargo Magdalena Rodríguez (Abades), Juan Montes, Javier García (Hontanares), Javier Figueredo (El Espinar)  y Sara Dueñas (La Losa).

Basilio del Olmo repartiendo paella.

Nótese el peso del alfoz. Los de Segovia, Palazuelos, El Espinar, La Lastrilla, San Cristóbal se jactan de ser los que salvan los números en el partido judicial, y quieren premio. Eso sin embargo trastoca los equilibrios provinciales de poder. Nuevamente el aparato tiene el control. Cada concejal vota a 7, así que la maniobra propia de estos casos del aparato consiste en recabar 30 o 40 concejales dispuestos a votar en bloque a una única lista. Los de la lista oficialista parten pues primados de salida, con pocas posibilidades de verse apeados por los «espontáneos», que como mucho pueden llegar a un acuerdo de votarse entre ellos y beneficiarse de los votos sueltos que vayan cosechando por su cara bonita (pocos, la verdad). Es el truco de toda la vida.

En el resto de partidos judiciales ha imperado la tradición, el aparato ha pactado con los concejales. Un pleno sin Basilio del Olmo es inconcebible, así que el diputado popular de Sepúlveda (1 diputado para el PP) repetirá salvo sorpresa absoluta. Las quinielas dan los dos de Santa María a los actuales diputados Jaime Pérez y José A. García Gil. En Cuéllar todo indica que el ex-procurador Chema Bravo y el alcalde de Chañe Dioni García son los elegidos, en tanto Benjamín Cerezo lo sería por Riaza. En unas horas se desvelará el enigma.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

4 Comments

  1. Una cosa se director:

    Esto de las elecciones en el Pp para diputado provincial tiene el mismo proceso que para la elección de compromisarios en los congresos?
    Porque si es así , estará preparado todo para que estén los del aparato.
    Y cómo es manual no hay posibilidad de equivocación.
    Estos son los que van y a estos hay que votar.
    Hasta cuando sr. Sanz Merino?

    Post a Reply
  2. En el caso del diputado Jaime Pérez, no hay incompatibilidad entre el puesto de diputado provincial y la actividad desarrollada por sus empresas?

    Post a Reply
  3. Niños. Dedicaros a ésto y a vivir

    Post a Reply
  4. Buen trabajo, señor Besa, pero al final saldrán los mismos de siempre, sorpresas las mínimas. Tienen barra libre y Sanz Merino, De Vicente y Del Olmo volverán a mandar acompañados de quienes ellos quieran. ¿Qué hay que hacer para ser diputado? Haberlo sido y mirar a De Vicente o a Sanz Merino con buenos ojos, saber decir bien amén y mirar para otro lado cuando hay algún lío. Dentro de poco saldremos de dudas, me temo que pocas dudas, seguiremos viendo caciques.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *