web analytics

¿Qué ha pasado en el PP de Segovia?

José Luis Sanz Merino.

12:00 de la mañana del 22 de diciembre de 2018 en el Centro Cultural Provincial de la Diputación de Palencia, donde a las 12:30 debe iniciarse la convención del PP de Castilla y León para presentar a los cabezas de lista por las nueve capitales de la Comunidad. En los corrillos previos, el segoviano José Luis Sanz Merino es una de las estrellas. Los compañeros le felicitan e incluso algún medio de comunicación le pide declaraciones; el portavoz del Gobierno de la Diputación de Segovia ha sido la sorpresa de última hora, desde días antes todas las capitales tenían claro su candidato menos Segovia, que en las últimas dos semanas ha vivido un pulso sin precedentes entre la dirección nacional del partido y la local. Sanz Merino no tenía ni la más remota idea de lo que se le venía encima.

Pocas horas antes, en Madrid, Francisco Vázquez, el número dos del PP regional y hombre fuerte en Segovia,  y la presidenta provincial, Paloma Sanz realizan un último intento por convencer a «la nacional» para que invista al favorito local, José Mazarías. Pero la resistencia es radical. Mazarías no. Sale entonces como vía intermedia José Luis Sanz Merino. El nombre recibe el visto bueno de Génova y a las 17 horas empiezan a correr los washapps confirmando la primicia: «será José Luis», «te confirmo que es José Luis», rezan los mensajes.

El anuncio toma por sorpresa a la gente de Pablo Pérez, el candidato de Génova, que se resiste a tirar la toalla. Pero en una llamada Sanz Merino tiende puentes e informa a Pérez que ha aceptado la candidatura por Segovia y que «se cuenta con él».  La partida se ha terminado para el joven abogado -el 26 de diciembre cumple 34 años- segoviano, y Sanz Merino quiere cerrar heridas cuanto antes. Dos horas después, y en comunicado oficial, el comité electoral de Segovia confirma que Sanz Merino es el elegido. El aparato segoviano respira tranquilo, Sanz Merino es un peso pesado, un profesional de la política. Total confianza.

Pero esta es una partida con bola extra. Volvemos a los pasillos del centro cultural palentino. La comparecencia de Casado se retrasa media hora. Las caras del PP segoviano son puro desconcierto. «Nos han colado un gol por toda la escuadra», comenta un miembro de la patidifusa representación segoviana. Oficialmente no hay ninguna información, solo se sabe que alguien le ha dicho a Paloma Sanz que «Génova» ha dicho «no».

Entre tanto, un coche  circula a toda velocidad por la Autovía de Pinares, en él viaja Pablo Pérez, que dándose por derrotado -y este es un detalle no menor- había decidido no acudir esa mañana a la cita de Palencia. Hasta que minutos antes del mediodía le llaman del entorno directo de Casado, quien finalmente y en persona ha tumbado la operación «tirar por la del medio» diseñada por Paco Vázquez. El jefe supremo ordena a Palencia que reserven una butaca para Pablo justo detrás de Juan Vicente Herrera y en medio de la fila de los candidatos del resto de capitales. Segovia ya tiene «alcaldable» por el PP, contra todo pronóstico.

¿Cómo se ha metido el PP en este embrollo? ¿Por qué Casado ha puesto tanta presión en forzar un candidato contra toda la cúpula local? ¿Y por qué la cúpula local ha puesto toda la carne en el asador para frenar esa prerrogativa del líder nacional? Estas son las dos preguntas realmente importantes.

Paloma Sanz y José Mazarías en la paellada de vernao del PP de Segovia. En segundo plano, Paco Vázquez y su equipo.

La primera es fácil. Si hace unos meses a Paloma Sanz le piden que escriba el nombre de alguien que bajo ningún concepto quisiera como candidato a la alcaldía (ni a nada), ese nombre sería Pablo Pérez. Y a la inversa, Pérez, considera que Paloma Sanz le ha descolgado del partido tras 17 años de militancia. Se detestan. El desencuentro se inició cuando Pérez estrena condición de senior y debe abandonar la presidencia segoviana de Nuevas Generaciones, donde precisamente ha coincidido con Pablo Casado. Paloma Sanz le pide a Pérez que impulse en la cúpula de las juventudes a un familiar. Pérez se niega y opta por dar cancha al «número dos» de Nuevas Generaciones.

No me has querido hacer el favor… arrieros somos y en el camino… De Paloma Sanz todo el mundo dentro del PP dice que es muy buena mujer, cordial y amiga de hacer favores. Pero también dicen que cuando te pone una cruz es para siempre. Sanz le puso a Pérez una cruz de trazo doble. Y a Pérez, que si bien es reputado como un «chaval del partido de toda la vida» pero que  también tiene sus cadáveres en el armario (que lo pregunten en el grupo de concejales de la etapa de Jesús Postigo), no le ha quedado otra que pasar a la oposición. Especialmente desde que, con Paloma de presidenta, Pérez dejó de pintar en el PP. Su nombre, antaño fijo en las comisiones internas y organizativas, desapareció. Era un hombre vetado. Pero el futuro candidato a alcalde cuenta con muchos amigos y conocidos en el partido. Así que cuando surge el pulso entre Casado-Cospedal  y Soraya Sáez de Santamaría, Pérez aglutina al sector casadista. Es una rara avis en un territorio en el que el aparato ha apostado por la perdedora y, todo lo más, Silvia Clemente y Beatriz Escudero, apoyan a Cospedal. Si hay alguien en quién Pablo Casado pueda confiar para que sea sus orejas y ojos en terreno hostil, ese alguien es Pérez.

Pérez, detrás de Herrera, en la convención de Palencia.

Y esto explica en parte la segunda pregunta. Para Paloma Sanz, ya sabemos, Pérez es la zorra en el gallinero, y es hasta cierto punto normal que una cúpula local se resista a aceptar a un candidato impuesto desde Madrid. Pero esa es prerrogativa de Madrid, de donde resulta realmente atípico que Segovia se cierre en banda llevando la cosa al extremo como lo ha hecho con todo el apoyo del PP de Castilla y León. Pero si eso no es normal, meno lo es que ante tamaña resistencia, desde Génova no acepten la «tercera vía», como la finalmente propuesta por Vázquez. Que parecía lo más razonable.

Pero está claro que Casado quiere a gente de su plena confianza en Castilla y León. Donde las maniobras y piruetas entre silvanistas y mañuequistas, a lo que se añade el desespero de herreristas que se ven ahuecados del poder, son gráficamente descritas por un procurador socialista como «cuchilladas al vientre». El ambiente está raro, raro. La victoria por goleada de Alfonso Fernández Mañueco en las primarias de 2017 frente a Antonio Silván dejó heridas que tardan en cicatrizar y el sorprendente triunfo en 2018 de Casado las ha reabierto y rellenado con sal. Especialmente ahora que hay que hacer listas y (con Vox y Ciudadanos al acecho) no hay cama para tanta gente. La escabechina de Valladolid deja regueros hasta en las provincias.

Así no se ganan las elecciones. Se impone un juramento de amor eterno, o al menos hasta pasado mayo. No se pierdan el vino de Navidad del PP de Segovia, allá por Reyes. El espectáculo está garantizado.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

16 Comments

  1. Así funcionan.
    Familiares, amiguetes …
    Luego os llamamos SINVERGÜENZAS y CORRUPTOS y os poneis dignos.

    Así ese como llegáis …
    A base de favores.

    Post a Reply
  2. Celebro el correctivo aplicado al trío Vázquez, Sanz y Sanz Merino. Han catado lo amarga que es su propia medicina. Tantas veces administrada por ellos a diestro y siniestro. Escuece, verdad? Pues a rascarse.

    Post a Reply
  3. ¿Si hay batacazo, dimite Casado?

    Pregunto en serio. ¿Alguien lo sabe?

    Post a Reply
  4. Creo que han elegido el peor camino, la imposición.

    Post a Reply
  5. De todas formas ,que se sepa si tuvo algo que ver Merino en la quiebra de caja Segovia o no..pues como ellos dicen todos van a una..que se sepa pues le han retirado de candidato de Segovia para ocultar algo

    Post a Reply
  6. Cuanta exigencia con el PP. Cualquier motivo es bueno para la crítica fácil.
    Si el candidato es uno, que es «de toda la vida» y hay que renovar. Si es otro, renueva y ponen a un chaval joven, tampoco, porque lo ha decidido Casado en lugar de Vazquez que es «de toda la vida».
    Ya, da igual lo que haga el «chico». Los «sabios» han sentenciado. La marmota ha salido de su guarida, ha visto su sombra y ha decidido que tendremos 4 años más de Psoe, de ese Psoe postrado ante Torra, y con los pantalones por la rodilla.
    Este es el «nivelazo». Disfruten lo votado.

    Post a Reply
  7. Respuesta a sus preguntas :
    Cuando se eligieron a los compromisarios por SEGOVIA todos menos una eran de la opción de Soraya . Fue imposible dada la democracia interna existente que fuera elegido alguno de la otra opcion.
    Y segunda , el aparato aún existente se niega a dar paso a otras personas, con otras aptitudes y formas de pensar.
    Además la opción elegida al menos y a priori no reúne las mismas características de los candidatos elegidos durante 20 años, incluido el Sr. Vazquez.
    Suerte para todos .

    Post a Reply
  8. Si señor, ya lo cantaba el grupo Mecano, Club de navajas al amanecer, ese es el partido pp, que digo pablo perez, de segovia….. Una pregunta, por la fotito que adorna este resumen , el tal mazarias se ha quitado las gafas de extraterrestre por una de los hermanos Marx…. que riidiculo, y lo bien que lo estamos pasando, calimocho.

    Post a Reply
    • Esas gafas y esa camisa blanca son las típicas que llevan los señoritos de los cortijos.

      Yo a este señor no lo votaría para alcalde ni harto vino.

      Post a Reply
  9. Ja ja ja!!! El PSOE postrado a gorra y el PP postrados los nacionalistas vascos!! Que el PP les otorgó el » Cuponazo» (un montón montón montón de dinero a cambio de su apoyo para seguir Rajoy en el gobierno, pero llegó la sentencia del tribunal que declaró al PP partido corrupto y se firmó la moción de censura….) Ese es el nivel del PP

    Post a Reply
  10. La recuperación del PP solo puede llegar si hay renovación en provincias. En Madrid se puede apreciar, pero en las provincias sabemos si siguen los mismos o no. No sirve de nada que Casado se presente por Madrid y tenga un discurso más claro si aquí tenemos a los de siempre, que van rotando: Paloma Sanz, Francisco Vázquez, José Luis Sanz Merino, Miguel Ángel de Vicente… Cuando lo importante es ocupar los cargos es normal que no dejen entrar a nadie y la actitud prepotente y poco democrática de la dirección hace todo lo demás. La imposición a las bases del apoyo a Mañueco y luego a Soraya también está teniendo consecuencias. Casado sabe que si quiere recuperar votos tiene que notarse la limpieza y ahí está la clave. La treta de querer imponer una ¿tercera? vía habría colado tratándose de otra persona, alguien limpio, pero no de una que ha estado imputado, ha tenido responsabilidades en decisiones negativas y ha ido apuñalando a gente. Sanz Merino no puede considerarse como una renovación, todo lo contrario, más de lo mismo y peor. Esta gente está acostumbrada a dejar cadáveres sin consecuencias, pero el pulso con Génova está muy por encima de sus posibilidades. ¿O pensaban que todos íbamos a hacer la ola a Sanz Merino? Los resultados a corto plazo no van a ser buenos hasta que no se limpie la dirección, una dirección que tendría que haber dimitido en bloque por dignidad, claro que la dignidad acaba cuando también lo hacen los sueldos. Por otra parte, no es de recibo que se cambie de candidato cada cuatro años, hay que apostar por alguien que se empeñe en la vida municipal y no que esta le sirva de trampolín para la Diputación, el Congreso o la Junta.

    Post a Reply
  11. Enhorabuena y mucho animo Pablo Perez, muchísimas gracias Pablo Casado.
    Hace años q estoy desconectado, despechado, desilusionado… con el PP de Segovia y con el PP de Mariano Rajoy. Con la llegada de Pablo Casado a Madrid y Pablo Pérez a Segovia capital se abre una nueva etapa para intentar recuperar a todos esos votantes, simpatizantes, afiliados que nos habíamos quedado en el camino y que nos sentíamos traicionados por nuestro partido por como se estaban haciendo las cosas ( corrupción,ETA,Cataluña,no defender los principios y valores del partido…) Para recuperar algun@s ya es tarde, pero… este de la renovación,tenga 34 años o 70 años, es el camino.

    Post a Reply
    • Si no le incluye a usted en la lista municipal, después del peloteo, sería un desconsiderado 😉

      Post a Reply
  12. Cuanto me alegro que Paloma y Sanz Merino tomen de su propia medicina. Fueraaaaaa, habéis corrompido el PP. Los hombres de Paco al carajo. Los segovianos no os queremos porque vosotros no queréis mirar por Segovia, solamente por vosotros.
    Ahora se rasgan las vestiduras por el dedazo de Génova, ¿pero no se acuerdan de la imposición de poner a Paloma de presidenta? Recuerdo en el Congreso que nos decían lo que teníamos que poner en la papeleta, al igual que en la elección de Mañueco, pura democracia……jaja. Ahora a fastidiar y ver el ridículo que estáis haciendo.
    El mejor regalo que podemos ver los afiliados veros pisoteado a los que habéis ido dejando cadáveres sin importaros las personas.

    Post a Reply
  13. De los creadores de “Si mi abuela tuviese ruedas sería una bicicleta”, Paco Vázquez y sus chicos nos presentan “Sanz Merino candidato de consenso”. Vamos a ver, este señor Jose Luis, es un fontanero de Vázquez y compañía y antes lo fue de Atilano y luego de Juanvi Herrera… Yo creo que no quieren ver que tienen hasta las gónadas a la inmensa mayoría de la militancia del Partido Popular en Segovia, y ha tenido que llegar, por fin, un presidente nacional, al cual no le dan lo mismo las cosas, por que no ve a Castilla y León como un simple semillero de votos, y ha tenido que dejar a un Secretario Regional -nada menos- con el anca al aire. La que más tiene que perder en todo ésto, es Paloma Sanz, si su liderazgo ha estado en cuestión desde el primer momento y se ha podido pensar que es la presidenta de paja, desde el momento en que tiene que respetar el estatus del Secretario Provincial, asumir tener al partido coordinado como diga su antecesor, la cosa no pintaba bien. Y luego nos llevamos las manos a la cabeza. Y nos preguntamos durante semanas cómo es posible que Pablo Pérez haya podido montarnos esta traición. Y no sabemos ya si es que es cosa de Silvia Clemente, de Juanjo San Vitorio o de quien. Y qué malos son que me quieren mover la silla. Pues no señores, Pablo Pérez lleva ganándose a pulso la confianza del que ahora manda desde Génova 13. Mira por donde, Arrieritos somos…

    Post a Reply
  14. Han pasado varios días y todavía no sé si la cúpula del PP de Segovia ha dimitido después del espantoso ridículo. Paloma Sanz, Miguel Ángel de Vicente, José Luis Sanz Merino, José Mazarías, Basilio del Olmo, Francisco Vázquez, ¿no pensáis dimitir o estáis esperando a que os cesen para ser las víctimas? Por favor, no lo hagáis el día 28, no sea que no os creamos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *