web analytics

¿Por qué faltan médicos especialistas?

Ya es una realidad en varias provincias de Castilla y León, faltan médicos de varias especialidades: Atención Primaria, Pediatría, Radiología, Anestesia… La repercusión sobre pacientes y profesionales sobrecargados aparece en medios y redes sociales.  “Sepúlveda solicita médicos a través de Facebook.” 

Desde la Consejería de Sanidad se nos trasmite que se quiere contratar a médicos, pero que no hay disponibles,  y se señala que este problema no es de su responsabilidad, sino estructural de la sanidad española.  “El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, ha circunscrito el problema derivado de la falta de especialistas hospitalarios a un problema que proviene de una “mala” planificación del conjunto del sistema de salud.”

Intentemos analizar algunas de las causas y acciones que se pueden tomar en Castilla y León para cubrir las plazas vacantes de médicos, especialmente las plazas de difícil cobertura que se encuentran en los hospitales generales y el medio rural.

Acceso a las facultades de medicina. Todos sabemos la altísima nota que se requiere para el acceso a Medicina, y la cantidad de jóvenes que tienen vocación y se ven relegados a estudiar otras carreras. Esta marcada restricción en la entrada a la Universidad se viene defendiendo desde años para no crear paro médico, pero es evidente que no se ha acertado en los cálculos. “En 2016 se ofertaron 6.877 plazas para las facultades públicas y privadas de Medicina.” 

En su momento se denunció el auge de las plazas de medicina en universidades privadas en detrimento de las públicas. “Aumentan excesivamente las plazas para estudiar medicina” y, además, “cada vez un mayor número de ellas son en facultades privadas” 

Se deben aumentar las plazas que se ofertan en las facultades de medicina  de la universidades públicas de Castilla y León, y para ello es necesaria una mayor dotación económica. Pero no sólo esto, hay que pedir una renovación de estructuras e ideas en nuestra universidad pública y sus estudios de medicina.

En un entorno de enseñanza cada vez más práctico, destaca como son desaprovechados los hospitales generales para completar la formación de graduados en medicina, que se realiza casi en exclusiva en los hospitales universitarios. Curiosamente facultades de medicina privadas de Madrid, muestran su interés en formar a sus alumnos en Ávila o Segovia.

Por lo tanto aquí si hay capacidad de mejora, con una mayor inversión pública, aire nuevo en las estructuras universitarias, con una nueva organización más descentralizada y participativa de todas las especialidades médicas de atención primaria y hospitalarias de la región.

En la especialización, el conocido MIR o Médico Interno Residente, la fase en la que tras un examen nacional se ofertan las plazas de formación de las distintas especialidades. Las plazas ofertadas dependen de la acreditación de los servicios, la oferta de las distintas CCAA y la elección de los médicos por su nota en el examen nacional, también en este campo hay posibilidad de realizar correcciones.

Hay que promover una mayor oferta de plazas en formación médica especializada en nuestra comunidad, la Consejería de Sanidad debe implicarse en ello. Especial atención deben tener las especialidades en las que ya hay problemas de cobertura, además de realizar una previsión a varios años, en relación a la demanda que tendrán las especialidades, ya sea por el desarrollo médico, la edad y jubilación de las plantillas actuales… En 2016 ofertó Castilla y León 436 plazas formación especializada.

Castilla y León puede desarrollar acciones  para atraer más y mejores médicos que se formen en sus hospitales y centros de salud. Lo primero ofertar todas las plazas ya acreditadas, resulta curioso como se ha restringido la oferta de plazas en especialidades que son deficitarias en nuestra comunidad, en ocasiones aplicando un “rotatorio de recortes” sin ninguna lógica.

Hay que ser más restrictivos en el acceso a esta formación especializada a médicos de otras nacionalidades, para dar más opciones a nuestros médicos recién licenciados; sin olvidar que es extraordinaria la aportación que están realizando los médicos latinoamericanos a nuestra sanidad.

Hacer más atractiva nuestra oferta docente sobre otras CCAA, o al menos que no sea peor, en los últimos años la reducción de guardias de los MIR en Castilla y León, nos ha situado en clara desventaja sobre otras CCAA que no la han realizado. Por suerte la nefasta medida de no dar manutención en las guardias, que se instauró durante un tiempo,  se suprimió.

Hay que desarrollar medidas de apoyo a los médicos en formación, por ejemplo ayudas para cursos de especialización, investigación e intercambio con otros centros nacionales y europeos.

Actualmente las graves carencias de la sanidad pública de Castilla y León en sistemas de información (historia clínica electrónica) y equipamiento sanitario, también nos sitúan en claro déficit sobre otras CCAA, influyendo tanto en la formación como en la labor diaria de nuestros médicos.

Finalmente si queremos atraer a nuestros pueblos y pequeñas ciudades a médicos especialistas, hay que contratarlos en condiciones dignas. Es lamentable la gran eventualidad que hay en sanidad, difícilmente podremos tener buenos profesionales si les maltratamos con acúmulos de tareas, contratos de días o de fines de semana, eventualidades o interinidades que duran años. De nuevo afloran las consecuencia de los recortes en sanidad, en este caso en la dotación de plantillas.

Sabemos que hay plazas de difícil cobertura, la endogamia de los hospitales universitarios hace que sus médicos difícilmente quieran salir de su “confort”, por lo tanto es responsabilidad de la Consejería de Sanidad la articulación de medidas para cubrir las plazas más periféricas. Se podrían tomar medidas que se aplican en otros países, o en otros entornos como la educación, por ejemplo la obligatoriedad de ir a esas plazas una vez acabada la formación, antes de poder acceder a las plazas en las grandes ciudades. Pero si la medida les parece agresiva, también se pueden tomar medidas inmediatas de incentivación económica y en puntuación en el expediente y carrera profesional.

Hay que mejorar la equidad en nuestro sistema sanitario público, no vale echar balones fuera y decir que no hay especialistas disponibles, gestionar es tomar iniciativas.


Entradas Anteriores
Nota: Este Blog expresa opiniones personales, no de ninguna administración, organización o partido político. Si alguien se siente agraviado por mis comentarios puede escribirme y corregiré todo lo que sea incierto o contenga alguna ofensa personal.

Author: Opinion

Share This Post On

5 Comentario

  1. Siempre interesante el leer tu blog, recalcar sobre todo la falta de incentivo de las plazas que se ofertan, ya sea solo guardias o bajas, existe una necesidad de profesionales para poder cubrir la demanda cada vez mas creciente y la cada vez mas compleja variedad de exploraciones sobre todo en Resonancia Magnética. Aparte de esto no dan desde la Administración solución a los problemas puntuales como las bajas cortas que dada la carencia de profesionales no se cubren. Lo que antes eran “peonadas” en realidad podía suplir la baja corta o larga de nuestros compañeros como lo hacen otros estamentos que se les retribuye cuando falta alguno. Como es palabra pecaminosa el hablar de ello, no veo a veces solución para poder reemplazar las bajas cortas de los compañeros. Si puedes dime tu opinión al respecto.
    Un abrazo

    Post a Reply
  2. Yo no entiendo lo que quiere Sacyl. Quiero quedarme en uno de esos lugares periféricos, dejó un trabajo en otra comunidad para coger una plaza de interino vacante desde hace años. Me dicen que hago bien mi trabajo, pero sacan la plaza a concurso de traslado. Nadie la quiere y paso en ella 8 años, quiero quedarme; hago familia, compro casa… Y en la oposición sacan mi plaza para que la coja alguien de fuera de la comunidad. Me echan. Y me temo que no soy el único. Oigo casos similares. Sacan plazas de interinos que llevan años y las coge alguien de fuera que al pico tiempo pide traslado y se va. Igual no lo están haciendo muy bien en recursos humanos. Juegan con nuestras vidas a los dados.

    Post a Reply
    • La próxima vez, pruebe a estudiar un poco más, para que no venga nadie “de fuera” a quitarle “su plaza”.

      Post a Reply
  3. La plaza no es mía, ni yo he dicho eso. Solo digo que ha estado vacante sin cubrir dos años, y la han sacado a concurso de traslados y nadie la ha cogido.

    Estudiar no sirve de mucho. Ni el mejor examen, ni las publicaciones o cursos compiten con la experiencia en los méritos.

    Me refiero a que proviene de otra comunidad autónoma, y no tiene interés en permanecer en Castilla y León.

    No es la primera vez que sustituyen a un interino que lleva años por alguien que al poco tiempo se va. Precisamente en esos puestos rurales y ciudades donde después les cuesta encontrar médicos.

    Post a Reply
    • Discúlpeme.
      Yo pensaba que estudiar si que sirve de mucho, pero no entiendo los líos de la administración con las plazas.

      Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *