web analytics

Por supuesto, “no es no”… aquí y en Portugal

Primero absurda, luego sexista y en cualquier caso ineficaz. Así ha sido la gestión mediática de la consejería de Educación en las denuncias de alumnas de un instituto segoviano de haber sufrido un ataque sexual durante un viaje de fin de curso a Lisboa. Primero desde la Junta se desmarcan el 2 de abril con un ambiguo comunicado de prensa en el que reconocen que sí, que algo ha pasado, pero que todo está bien. “Felizmente resuelto”, expresan. Claro, cuando a un periodista le dicen que ha pasado algo, pero no lo que ha pasado, su trabajo consiste en enterarse de que es lo que realmente ha pasado: Que cuatro alumnas de un instituto segoviano en viaje de fin de curso denunciaron un episodio de ataque sexual en Portugal por parte de mayores de edad ajenos a la expedición, que hay tres detenidos y la policía lisboeta está investigando.

El sentido común, por un lado, y la deontología profesional, por el de la prensa, aconsejan dejarlo ahí en lugar de enzarzarse a buscar testimonios morbosos al objeto de mejorar las visitas por sesión en la estadística del web. Por parte de la consejería, además, no sobra añadir, cosa que no se hizo, que se lamenta profundamente este grave suceso acaecido en un entorno extraescolar pero vinculado a la organización docente, que asume una investigación interna y que pone a disposición de las afectadas los protocolos de superación de tan traumática experiencia.  Fin. Sobras más explicaciones y adjetivos.

Supongo que algo así debía pretender decir el inefable José Antonio de Santiago Juárez portavoz de la Junta, que a la vuelta de una comida y sometido al habitual canutazo sale a la palestra tan patosamente que consiguió el efecto contrario.  Se permitió hablar de “cuatro crías”, que “no ha habido violación”, como dando a entender que estas cosas son chiquilladas que “no habiendo violación” no hay que darles mucha importancia. Que habían pasado un mal rato y ya está. Cuesta pensar en qué mundo vive este señor. Si el ataque en cuestión fue un “malentendido” o un nuevo episodio de abuso será cuestión de la policía,  lo cierto es que hay desgraciadamente antecedente más que sobrados para considerar que, en casos así, de “malentendido” poco. La sensación que daba Santiago Juárez es que  se estába tomando con una ligereza insultante un caso más que serio. Hablar de “crías” me pareció, además, un sexismo propio de machirulo pasado de rosca. Así que cero en empatía, cero en efectividad comunicativa. Cien en machismo. Un desastre.

Yo creo que entrar en disquisiciones sobre la complejidad de la articulación de relaciones de índole sexual en la adolescencia está de más (eso corresponderá al juez). De lo que se trata es de poner todo el aparataje administrativo al servicio de la presunta víctima, tomárselo en serio y proteger al alumnado. Frente a eso, más pinta que la Junta ha tirado del “no es culpa mía”, “yo todo lo hice bien”, “es que con estos chicos ya se sabe”, invirtiendo la carga de la prueba. De víctimas a culpables, en un ejercicio de chapucerismo informativo, de quitarle hierro al asunto con inequívoco tufo a machismo, que como no podía ser de otra manera, ha indignado a los colectivos feministas.

Bajo la lluvia, sobre un centenar de representantes de partidos políticos (CGT, IU), sindicatos, colectivos feministas (Segovia Feminista), de las asociaciones de madres y padres, así como alumnos de Secundaria y del IES Peñalara, donde estudian las víctimas, participaron el miércoles 10 de abril en una concentración ante la Dirección Provincial de Educación de Segovia en solidaridad con las menores y contra la nefasta política de comunicación de la Junta, que alumnos del Peñalara extienden también a la dirección del centro, a la que acusan de culpabilizar a las víctimas. La dirección del centro lo desmiente, desde la dirección provincial de Educación no hay ya reacciones oficiales, tampoco en el Consejo Escolar del Real Sitio de San Ildefonso. No faltan críticas a la prensa -así en general-. “No es no… Aquí y en Porgutal”, coreaban los asistentes.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

6 Comments

  1. ¿Y para cuando la manifestación a las puertas del club de futbol en el que jugaban los agresores?
    No, que Reino Unido está muy lejos, y esto nos pilla más a mano.

    Post a Reply
    • La cosa es meter baza. Parece que con las elecciones tiene que justificar más el sueldo 😉

      Post a Reply
      • ¿Te parece mal una manifestación en Reino Unido?.. ¿por qué?

        Post a Reply
  2. La Junta no se entera o ni quiere enterarse de casi nada. La Sección de Menores, aun menos. Falta profesionalidad por los cuatro costados. Aquí todo se arregla con puestos a dedo o por años de servicio y nómina a percibir, lo que es por preparación, poco o nada.

    Post a Reply
    • ¿La Junta de Andalucía, dices?

      Post a Reply
      • No. La de Castilla y León, la de Andalucía no sé cómo anda. Vivo en esta Comunidad,

        Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *