web analytics

Política en mayúsculas

“To be o not to be, that is the question”. Esta frase de apertura de un soliloquio del Hamlet de Shakespeare perfila a la perfección lo que debe de ser el espíritu de la política. Se puede hacer Política en mayúsculas, o jugar a la política; se puede hacer política basura, a veces sinónimo de política espectáculo, o política con vocación de servicio público, orientada a dar respuesta a los problemas de la ciudadanía, y no como manifestación de notoriedad y búsqueda del poder personal. El PSOE estos días ha vuelto a demostrar que cree más en las oportunidades que ofrece la política de pactos para dar respuesta a los problemas de los ciudadanos que en la antipolítica.

La política en mayúsculas se puede hacer desde el Gobierno y desde la oposición. No es fácil y no todos están cualificados para hacerla. Para ello se ha de contar con un sustrato ideológico firme y un proyecto de país. El oportunismo político no es buen compañero de viaje para estos fines, y la superficialidad y frivolidad tampoco. Las giras promocionales, menos. El pueblo soberano es intuitivo y sabio. Antes o después elige lo que considera mejor para la defensa de su bienestar futuro, huyendo del sobresalto y el esperpento.

Quien haya seguido la actividad parlamentaria estas últimas semanas habrá podido comprobar que se han fraguado importantes acuerdos para dar repuesta a grandes retos políticos de nuestro país. Se ha producido la mayor subida del salario mínimo en los últimos 30 años; se ha posibilitado la inyección de 4.000 M€ más para sostener la gestión del Estado del Bienestar por las Comunidades Autónomas; se ha avanzado en un pacto de financiación territorial; se han marcado las líneas de un nuevo pacto educativo, imposible en todos los años de democracia; se ha concertado un nuevo acuerdo para salvar el sistema de pensiones y la última Comisión Constitucional del Congreso ha comenzado a encauzar la reforma constitucional, amén de la supresión de la Ley Mordaza. En todas estas líneas de acción política ha estado presente el PSOE, y serán posibles gracias a él.

“La búsqueda del conflicto social” y el “no es no” están lejos de los ideales de la izquierda. La sociedad reclama de la Política soluciones a sus problemas y no deformar la realidad para adaptarla a lo que cada uno considera su ortodoxia ideológica. Flaco favor se hace a los más desfavorecidos de nuestro país cuando en su nombre se defienden propuestas imposibles que llevarían a crear un ejército de parados. O cuando se dice que se reclama la defensa de la Constitución pero no se defiende en la comisión en la que se debate, ante la prioridad de sacarse una foto de protesta con los trabajadores de una gran empresa ante la sede del partido de gobierno.

España necesita hoy más que nunca estabilidad y diálogo ante la fragmentación política. La cultura de pactos puede hacer de una legislatura que se presumía corta e infructuosa, la gran legislatura de la democracia para hacer una transformación real en grandes temas estancados desde hace tiempo. Algunos pueden seguir pensando que “cuanto peor mejor” para alcanzar su nicho de poder. Los que creemos en la política pensamos que el reparto de la riqueza y el bienestar sólo se puede lograr haciendo política en mayúsculas.

Autor: Juan Luis Gordo

Secretario provincial del PSOE de Segovia. Diputado en el Congreso por Segovia.

Compartir en

5 Comments

  1. Podemos justificar lo injustificable. Podemos vender lo invendible. El cambio de chaqueta y el apoyo al PP es evidente.Bien q suba el SMI pero con eso no basta. Durante casi un año han estado cobrando sueldos desorbitados, incluyendo dietas de desplazamiento????. que superan con mucho la suma de un año de trabajo de mychas personas. Por supuesto sin incluir dietas, tfn, tablet, viajes etc. Por lo ranto no nos de lecciones por favor.

    Responder
  2. Subiran los salarios y se hará lo que dice, cuando se haga. A la espera quedamos. Lo del soliloquio está muy bien para su persona y trayectoria política, bien aplicado: ser; aceptado y resignado… a costa de lo que sea, para seguir cobrando al mes, sólo en fijo por desplazamiento a Madrid (será para dormir, aunque tengan vivienda en la capital, según las malas lenguas), casi, o sin casi, tres veces la limosna mínima del currito base de este país. http://www.acueducto2.com/lo-que-cobran-los-diputados-segovianos/40391

    Responder
  3. Le mando otra frase: ‘ande yo caliente y ríase la gente’. Efectivamente: ser o no ser. Del “no es no”, al sí es sí. Y, ‘…mientras gobiernen mis días, mantequillas y pan caliente…’

    Responder
  4. Estoy de acuerdo con lo que dice, Diputado Gordo. Pero eso mismo lo podía haber dicho Ud. hace casi un añito, cuando se le caía la baba con Pedro Sánchez. Pero bueno,…. rectificar es de sabios (no quiero decir que Ud lo sea, claro).
    Por otro lado, sigue Ud. con las referencias a los podemitas sin siquiera citarlos. Y vuelvo a decirle lo que le digo siempre, Diputado Gordo. Si le parecen tan impresentables como a mi, menos palabrería y más acción. Ya sabe,….. rompan con ellos en Comunidades y Ayuntamientos “del cambio” (risas). Sea Ud. valiente Sr. Gordo, que todos nos sintemos orgullosos de un Diputado Socialista por Segovia.

    Responder
    • Algunos se sentirán orgullosos de un diputado así de socialista -?-, algunos señor Calimocho, todos es mucho decir. Eso de arrogarse la ‘verdad verdadera’, a más de poco democrático, es de engreidos y ególatras convencidos de que sólo ellos llevan la razón. Será de tanto empinar la botella, digo.

      Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *