web analytics

Del ‘cluster’ al ‘hub’, lo que Pigchamp quiere hacer en el edificio del CAT

El secretario de Estado junto al edil de empleo, José Bayón.

Desde su mismísimo origen, el CAT promovido por el Ayuntamiento de Segovia ha peleado con una barahunda de siglas que dificulta comprender el alcance de la idea. Desde Centro de las Artes y la Tecnología, a centro tecnológico del 3D, pasando por el CIDE. Finiquitado la idea de convertirlo en un centro al sevicio de las artes escénicas, y de la mano de Pigchamp, lo último es postular el CAT como un Hub al servicio de la digitalización de las industrias agroalimentarias. ¿Se comprende mejor así?

Pues no. Y la presencia en La Carcel de José María Lasalle, secretario de Estado de la Sociedad de la Información y la Agenda Digital en la inauguración de una jornada, a la que acudió con notable retraso, poco ayudó a clarificar la cosa.  Que si el hub esto, que si el cluster lo otro. Lo único que quedó claro es que hay una apuesta por los hubs desde la perspectiva de las subvenciones europeas. Unos 100 millones. Hay pasta, vaya. “A diferencia de los cluster, los hub son agregaciones empresariales más transversales, si los primeros eran sectoriales, los hubs son multisectoriales”, dijo.

Bastante más concreto fue el inspirador del proyecto, Carlos Piñeiro. de Pigchamp. En los 90 surgieron los clusters, como consorcios empresariales, también con implicación de universidades y administraciones públicas, para desarrollar complejos proyectos de innovación empresarial entre varios agentes. Este modelo ha tenido sus éxitos y fracasos pero ha quedado configurado para grandes iniciativas de carácter sectorial. En Castilla y León operan 6.

Ahora lo que se lleva es el hub, del léxico informático, concentrador. Es también una iniciativa entre varios agentes pero más transversales para acometer proyectos básicamente tecnológicos. Un buen ejemplo es la digitalización del sector alimentario. Supóngase que varias empresas de un mismo o diferente sector presentan una problemática común, por ejemplo, dar con un programa de trazabilidad operativo y aplicable a una amplia gama de productos (antialergénicos, ecológicos, de cuarta gama). Una solución es un hub, subir al barco a empresas de otros sectores igualmente interesados en el desarrollo de esta digitalización de la producción. Algo, a lo que se ve, a lo que está abocado el mercado. La impresión 3D, la robotización, la investigación genética, son retos para un mañana cada vez más presente en el sector alimentario. Encontrar soluciones operativas e implementables en el corto-medio plazo no está al alcance de las empresas segovianas, habitualmente de pequeña magnitud. De manera que consorciar esfuerzos, y a poder ser con el apoyo de alguna subvención para el arranque, se perfila como la solución más adecuada.

Y esto es lo que se quiere hacer en el CAT. Desarrollar un hub alimentario para la digitalización de los procesos productivos en la agroindustria. Para ello, en la jornada del 25 de septiembre, se reunieron casi 70 entidades.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

2 Comments

  1. Pionero, anda ya, lo que os pasa es que estáis viendo que el CAT os está quemando en las manos y esperáis que mediante una sustanciosa subvención lo coloquéis, pues no nos queda ni nada. Pero de verdad sr. Bayón usted que es inteligente y decidido porque no da un paso de una vez por todas y recoge el guante de las iniciativas que todos los días se plantean en las calles de Segovia y desde mi más humilde opinión le volveré a remarcar para que luego no haya gente diciendo que solo le criticamos.
    Que mejor forma de hacer honor a la Concejalía de Desarrollo económico, Empleo e Innovación que gestionar tres grandes empresas y ojo no le he dicho municipalizar que no sería el gran avance, sino gestionar, la limpieza viaria de nuestra capital, la gestión del agua y la del transporte.
    Deje el CAT” El Círculo de las Artes y la Tecnología” que como bien se dijo nace desde la iniciativa del Ayuntamiento de Segovia para atender la demanda de los ciudadanos y configurar la Segovia del siglo XXI pues que mejor que tener la capital siempre limpia y guapa, cosa que ahora deja mucho que desear, gestionar de manera eficaz y de categoría el agua ya que el agua que bebemos debe ser muy buena pues otros se enriquecen con ella. Gestionar de manera aún muchísimo mejor el transporte ya que no todo el transporte consiste en el transporte con autobuses y ni tampoco llenar todo de calles peatonales y carriles bici.
    Seguramente esas sinergias que se crearían entorno al desarrollo y ejecución de estas iniciativas, traerían empresas, desarrollo y empleo pues vaya usted ha saber si no crearíamos una de las mejores ciudades del mundo no solo por su riqueza monumental y artística y por su altísimo nivel de convivencia. Haga como otras ciudades del mundo y apuesten por reinventarse, pero para ello antes todas, pero todas tienen algo en común, una persona preparada y en esto si le veo y no en dar vueltas por la provincia de pueblo en pueblo y empezar en el ayuntamiento a soltar lastre que le ate para tomar proyectos tan innovadores.
    Animo y espero que le sirva como reto

    Responder
  2. Más de 20 millones de euros de ‘todos los españoles’ tirados como si nada, al final: regalito a precio simbólico para alguna empresa o institución “sin ánimo de lucro” (como las universitarias ¡ja!). Sumado a los millones en pufos expropiatorios, pliegos de aparcamientos y demás mal llevados y obras re-re-rehechas y re-re-reinauguradas mil veces sin solución de continuidad, vamos bien. Sigan culturizándonos, pero dejen la Caja común de los impuestos tranquila; cobren sus sueldos hasta fin de su mandato electoral y no piensen más, por favor.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *