Para qué quieres vikingos si ya te invaden los deportistas

No sé a qué viene tanta queja si es obligado que abril sea lluvioso para que mayo sea florido y hermoso. Si, nos vamos hartando de tanto agua que la tierra ya no chupa más pero así de caprichoso es el clima, del que solo nos acordamos cuando no nos gusta. Siempre, vamos.

Lo que si parece que gusta y que está de moda es lo de recrear, con actores, atrezo y acciones peliculeras, las situaciones históricas. Tocó en El Espinar este fin de semana donde vikingos y celtas se dieron de leches —no hay recuento de víctimas— ante centenares de turistas a los que les gusta ver las películas de cerca.

Está bien pero claro, ya sabe que me gusta imaginar el futuro y me gustaría saber qué recreación se inventarán los segovianos del XXIII cuando se refieran a nuestra época o siquiera que podrán enseñar los segovianos de aquella época que hayamos hecho los segovianos de ahora. Bueno, el Cat, si es que el edificio se concluye y se usa algún día o, por supuesto, el mantra del guía cantando que “en esta pensioncilla curte vivió de lunes a viernes el poeta Machado cuando consumía su destierro nada deseado como profesor de francés en Segovia. Los fines de semana se iba a Madrid”… Si, lo cierto es que aquí no veo muchas más cosas que puedan perdurar para el futuro, que nuestros gobernantes son más amigos de lo “intangible” y menos de edificios, industrias o acciones perdurables. Mejor el flash pasajero.

Oiga, y digo yo que qué hace nuestra alcaldesa y sus concejales haciéndose fotos junto a una bandera, que fue nacional pero ya no, republicana conmemorando el 14 de abril. Eso como lo de las procesiones religiosas. Si van en representación de los segovianos me temo que muchos se van a sentir molestos (yo por ejemplo, protesto enérgicamente en ambos casos) y si van como particulares, pues que dejen claro que no lo hacen como concejales, que han hecho lo contrario. ¡Y venga doctrina de salón (o de calle Real)! Que cansancio, chico.

Claro, que para ejemplo de estupidez en esa línea, el del ayuntamiento de Barcelona quitando el nombre del Almirante Cervera de la placa de una calle bajo la justificación de quitar “a un facha”. Ya ve, el último y heroico defensor de la armada española en Cuba, ministro del gobierno liberal de Sagasta en 1909, convertido en “todo un facha” antes incluso de que existieran los fachas. ¿Cómo dice el humorista ese? Ah, si: “Tonto (tonta en este caso), que eres mu tonto. Pero tonto pa siempre”.

Caramba, me he saltado el asunto del Cat sin mencionar la última bronca de esta semana en la que el PP se levantó de la Mesa porque dicen que no les responden a sus preguntas ni les dejan hablar. Del encuentro me quedo con la foto enviada por el gabinete de comunicación de la Alcaldía en la que la portavoz de C’s, María José García, parecía la vicepresidenta por su ubicación y pose en la mesa de la reunión y también con los documentos “crudos” de supuestas respuestas a preguntas de pleno realizadas por la oposición sobre el edificio de Chipperfield que envió a las redacciones el mismo departamento que pareen más bien completar una entrevista escasamente preparada (qué raro) del concejal José Bayón en otro medio de comunicación que ni vi, ni voy a ver. Menudo guirigay, chico.

Menos lioso es lo de Caja Segovia donde hemos sabido esta semana que había una Comisión de Control que pese a su rimbombante nombre y sus evidentes atribuciones ni se enteraba, ni controlaba nada y por supuesto ni olía las subidas de los sueldos de los directivos de la entidad. Hombre, como referencia le diré que aquel órgano estaba presidido por Rosario Díez, la presidenta de Cáritas. Pues como si pongo a un panadero —es un ejemplo— a controlar el proceso de producción de una fábrica de tuercas. Así funcionaba aquel invento. Y así nos fue.

Bueno, a las grandes noticias que ha llegado el maná de los remanentes —ya sabe, ese dinero que estaba presupuestado pero que no se gastó en el ejercicio que le correspondía, como debía haber sido— que en el Ayuntamiento capitalino se aprestan a vender en conferencia de prensa y sin que nadie lo pregunte como herramienta de participación ciudadana, eso si, con indicaciones del Gobierno local “que somos los que sabemos lo que hace falta” en palabra de Luquero; en Cuéllar no andan con pantomimas y lo dedican a unas aceras del barrio de San Gil y la Diputación, sin alharacas, lo coloca para el plan de carreteras y el de empleo y lo cuenta en discreta nota de prensa. Pues eso.

Acabando, que tengo que irme a la enésima manifestación de los pensionistas reclamando que les suban la nómina, pese a que ya está comprometido en Presupuestos, que este domingo no he llegado a verlas porque la Media Maratón —un año más batiendo récords a la baja de participación— me tenía literalmente cortados los accesos, incluso a pie, hasta la plaza de Medina del Campo. No se yo si es muy necesario, o beneficia a alguien más allá de los restaurantes locales donde no tengo conocimiento de que se contratara más personal para la jornada… Digo yo que cuando algo pasa de moda quizá hay que plantearse redimensionarlo o incluso concluirlo ¿No? Ya lo he dicho.

Hablando de restaurantes, o de los que lo fueron. El palacio de la Floresta ya tiene nuevo uso, que se va a llenar de estudiantes del Ie Universidad tras su conversión en residencia para jovencitos matriculados en la entidad privada por la que, lo he visto esta semana, han pasado ilustres como Pablo Casado, el vicepresidente de comunicación del PP que exhibe títulos de la escuela con extensión segoviana entre sus acumulados académicos… Si es que tenemos de todo.

Le dejo, que voy a ver los bisontes esos que han soltado por los campos segovianos. Aunque son bichos un tanto insulsos, siempre será mejor mirarles que ir a Madrid por la AP-6 no sea que llueva un poco y me corten la carretera y se me quede esa cara de bobo que me deja mantener las prebendas de un montón de caraduras porque si. ¿A usted no le pasa?

Autor: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

6 Comentarios

  1. pasado de moda , la media maratón?… vikingos , bisontes reública un podo pesimista todo este refrito que sinceramente y sin ánimo de acritud, como diría el otro si que está pasado de moda.

    Se ve a la legua que ud. no ha corrido nunca, ni práctica deporte alguno

    Editar respuesta
    • Mire Sancayetano, otra opinión. Sin meterme en opinar sobre lo que usted llama ‘refrito’; para mí, una interesante recopilación de la semana segoviana. En Baterías, la Piedad y aledaños del motocross, en la zona del Cementerio… se corría y corre fenomenal. Eso sí, sin tanta parafernalia de equipamiento de marca, ni tanto numerito con masajitos, botellitas isotónicas, pamplinadas mira-reloj-cardio-gps cada dos por tres… para lucir el tipito. Vamos que corríamos sin tocar los bemoles para practicar deporte, por practicarlo y estar en forma. Pero el negocio es el negocio 😉 y la moda actual del festivo runninguero ¡Ya!

      Editar respuesta
  2. Esta vez veo un poco floja su intervención semanal, ha intentado rascar donde no hay… y eso se nota… Vikingos… Bisontes… Y para colmo va y suelta que la media maraton está pasada de moda…

    No sé por donde andaría usted… pero andando, se podía llegar a cualquier lado, la media maraton solamente impide el transito por la ciudad en vehículos motorizados. “A pata” podría haber ido a ver a los manifestantes sin problema.

    Editar respuesta
  3. Pero que poco sentido del humor tienen algunos comentarios.
    Pues a mí me ha gustado el artículo. Es lo que hay en loa localidad y aledaños.
    Refleja bastante bien la realidad.
    Refrito??? pues de eso se trata….una visión global, o un repaso.

    Editar respuesta
  4. Bueno antes he sido benévolo, ahora junto algún comentario como el de Sancyetano ya no es un refrito, es un potaje que no pasa ni con calimocho.

    Nunca leo estás “panorámicas desde la atalaya “,pero he picado por el titulo :”Para qué quieres vikingos si ya te invaden los deportistas”…el viejo truco periodístico.

    Sancauetano cómprate unas zapatillas de estar en casa con pompones .

    Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.