web analytics

Padre Claret y el timo del párking (2ª parte)

parkingisoluxEl Ayuntamiento de Segovia pagará 20.000€ en auditar las cuentas del párking de Isolux Corsán, en Padre Claret. El motivo: el párking se adjudicó a “riesgo y ventura”, quiere decirse que el adjudicatario, el consistorio, asumía que en caso de pérdidas pagaba el contribuyente. Tal cual.

Estamos en el mismo caso que el aparcamiento de José Zorrilla. El ayuntamiento aporta los terrenos (talud arriba, talud abajo, unos siete milloncejos, detallines) en tanto unos “filántropos” ponen de su bolsillo el dinero de la construcción (17 millones) a cambio de la explotación por 30 o 40 años. El ayuntamiento queda como que mola y si sale bien, pues nada, el filántropo gana un dinerín. Si no, también. Que ahí está el pundonoroso contribuyente presto a socorrer a la sufrida multinacional.

Es el bonito timo del “te voy a hacer un párking gratis que vas a flipar”. En realidad el filántropo no pone un duro. Como es gente de posibles (clientes de los prodigiosos bufetes de Pujalte y Pedro Gómez de la Serna) tira de crédito para pagar la obra. Ese gasto se repercute en la cuenta de explotación vía amortizaciones anuales y si al final mandan los número rojos, pues a pasarle la factura al alcalde o cimbel o pichón o primo o tontaco, que la semántica pícara es muy rica en terminología. Negocio redondo, solo tienes que tener parné para pagar los intereses, y cuanto más tarde el pichón en acatar su infausto destino mejor: más intereses de demora, más rojos en la cuenta de explotación con que abultar la factura, más rentable la jugada.

Es lo que ha vuelto a pasar en el párking de Padre Claret. Isolux Corsán ha descubierto -¡ahora!- que el plan de negocio en el que invirtió 17 millones lo hizo el becario y lo que debía dar X da menos X al cubo. ¿Pero qué problema hay? Ninguno, por “riesgo y ventura” se pasa al palomo la factura y listo. Se hacen las cuentas del gran capitán en una factura cuya verificación requiere, eso sí, una auditoría.

El ayuntamiento oculta la cifra

Factura que debe ser de escándalo. O al menos del suficiente calado como para que el consistorio destine 20.000 euracos a auditar las cuentas de Isolux. (Por si no hubiera plantilla en nómina para llevar el caso). Dicho de otra manera, a contratar a un economista a tiempo completo durante varios meses.

A mi eso me suena a millones.

“No recuerdo la cifra con exactitud”, decía Clara Luquero y hasta por tres veces preguntada al respecto en la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno. Más franco, Alfonso Reguera reconocía que no iba a dar el dato. “No vamos a entrar en ese juego. Nosotros vamos a calcular el gasto real con la auditoría y hasta que lo sepamos no vamos a ir asustando a la gente con las barbaridades que pueda decir uno que le debe el ayuntamiento”, manifestó.

Tienen esa información pero se la callan no vaya la gente a malpensar.  “Que te la dé Isolux”, dice Reguera. Prefieren recordar que, tranquilos, la cosa se pagará bien ampliando los plazos de la adjudicación o enajenando plazas de aparcamiento para que la UTE las venda. Un negocio redondo como el mundo: Le haces un párking al ayuntamiento y tras varios siglos explotándolo a pérdidas pagadas se lo devuelves al alcalde con  las plazas vendidas a terceros. Y así cobras la obra dos veces: una al meter las amortizaciones de la inversión acometida en la cuenta de explotación negativa y otra al vender las plazas. Más los intereses.

Y a todo esto, las largas del Ayutamiento. Mejor no digamos nada, que la oposición lo malinterpreta, la prensa se nos burla, no vaya a pensar la gente que molamos poco. Bastante estamos purgando ya los pecados “del otro” (el tú ya sabes, Voldemort, el que no debe ser nombrado, o sea Arahuetes),

Muy sintómatico del modo de entender el poder de Luquero y el PSOE segoviano. ¿Para qué darle disgustos a la abuelita diciéndole que nos hemos fundido su patrimonio en el casino? Mejor le ahorramos el mal trago. Lo que la abuelita quiere es vernos a todos guapos por Navidad, nietos encantadores hablando de Machado y de la hondura del cine letón o eslóvaco… Las crapuladas del ayer mejor se pagan en casa del notario, con la abuelita bien enterradita.

Recuerden. El timo, para ser bueno, pide la codicia de la víctima. El timo del pobre discapacitado gangoso que reparte billetes de 50 afirmando que son estampitas solo funciona si el primo es lo suficientemente ruín (y tonto) como para no parar mientes en hundir al desgraciado aún más en la miseria. ¡Hala majo!

Autor: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Compartir en

3 Comments

  1. …y si llamamos al aparcamiento ‘Guiomar’. ¿Pero que digo? a veces levito, para mí que esto es contagioso.

    Responder
  2. Sr. Contribuyente, “a riesgo y ventura”, es, mantener gestionando el Ayuntamiento a este Equipo presidido por la Sra. Luquero y capitaneado por el Sr. Reguera.

    Responder
  3. En este artículo periodístico (?), usted insulta, juzga y sentencia. Usted al contrario que el Ayuntamiento, no necesita auditoría.

    Digo yo, que algo de razón tendrían los del parking de José Zorrilla, cuando insistentemente la Justicia les da la razón.

    Desacreditar es muy sencillo. Basta decir, por ejemplo que los libros que usted escribe, no hay quien los digiera, o que se los escribe un “negro”. Pero la verdad es que yo eso no lo sé, porque no los leí, y por tanto no lo digo.

    Este periodismo, da asquito.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *