web analytics

Igea y el lanzamiento de torpedos: limitación de mandatos

Igea y Mañueco.

Con el frente provincial en stand by, la tensión de los pactos parece concentrarse en la Junta de Castilla y León, donde en las últimas horas el principio de pacto entre el PP de Fernández Mañueco y Ciudadanos de Francisco Igea, parece tambalearse, retomando fuerza un posible acuerdo entre los naranjas y Luis Tudanca, lo que supondría un tsunami político en una región que acumula 32 años de gobierno popular.

Quienes le conocen explican que si dependiera de Francisco Igea la coalición PSOE-Ciudadanos sería cuestión de horas. Pero donde manda capitán… En su pulso por visualizarse como la «verdadera oposición» al PSOE, Albert Rivera dio la consigna: el PP es la novia preferente. En consonancia con el mandato, Mañueco e Igea cerraban un «principio de preacuerdo» que dejó con cara de desconcierto a los que pensaban que, parafraseando a Gil de Biedma, «la renovación iba en serio».  Igea se plantó con una serie de propuestas y Mañueco dijo «sí, lo que queráis».

A partir de aquí ha habido un interesante intercambio epistolar y una curiosa filtración, con el sello de ex-peperos resentidos. La filtración, según la cual Mañueco financió irregularmente las primarias en Salamanca. El duelo epistolar; primero Tudanca lloriqueando que cómo vais a pactar con «los de siempre en nombre de la regeneración», que «no me esperaba esto de ti», cual novio de casa pobre (pero trabajador) despechado por que la amada le planta por el hijo del notario.

Pero atentos a la respuesta de la novia, o sea Igea. Podía haberle contestado diciendo que obedece órdenes paternas, que el suyo es un amor imposible y que lo mejor es el olvido. Pero en realidad, lo que Igea publicó en su perfil de Facebook en forma de carta abierta es un «ten paciencia Luis». Y tras un párrafo de blablá, va y saca a colación como elemento regenerador «la limitación de mandatos«.

Esta es la novedad, Igea ha introducido en la ecuación una condición de posibilidad, «en nuestro ADN va la limitación de mandatos», dice, exigiendo al PP quitar de la primera línea a alcaldes y presidentes de diputación que lleven ocho años en el cargo, lo cual tratándose de un partido con 32 años de gobierno es mucho pedir. Estamos hablando de las cabezas del PP en Palencia, en Burgos, en Valladolid… Y a la vez salen en prensa titulares sobre maniobras de Mañueco en su feudo salmantino

Pinta mal para el PP. La idea es que Igea está dejando pasar los minutos y, para evitarse la molesta insistencia del novio de posibles, le ha puesto una condición de las duras. De manera que cuando Mañueco llame «para hablar de nuestro amor», el otro le dirá «¿ya has limpiado tu casa de aquí  y la de allá y la de más allá? ¿No? Pues puerta».

Dicho de otra manera, y tal como concluye Igea su carta en Facebook: «No cederemos en nuestro compromiso con la regeneración y el cambio en nuestra comunidad. Lo dijimos en campaña y lo repetimos ahora. Nosotros somos el partido de la regeneración, el cambio y la libertad. Ese es nuestro pacto». Una buena jugada, un torpedo en la línea de flotación del PP que permite ganar tiempo. Entre tanto, en Madrid, en Barcelona, en Navarra, Rivera está jugando un complicado sudoku que al final puede hacer hasta aconsejable moderar la imagen del partido naranja con un pacto en Castilla y León con el PSOE y que ayude a «minimizar» la foto del pacto con Vox en Andalucía y ¿Madrid?.

Sin noticias de la Diputación

Y estando la cosa como está, ¿qué hay de la Diputación de Segovia? Pues ni movimiento. José Luis Aceves ha publicado, también en redes, una homilía sobre la regeneración, afeando a Igea que no corra a los brazos de Tudanca y poco más. Lo cierto es que a fecha de hoy no hay ni siquiera interlocutores para un pacto a nivel provincial. El único que se autoproclamaba candidato al cargo, el líder de Ciudadanos Segovia, Alfonso Martín, se quedó fuera al ver la tarjeta roja de no conseguir salir ni de concejal en Torrecaballeros. En el PSOE solo Aceves dice saber quién es el elegido para el cargo de presidente, si hay pacto (¿Alicia Palomo?¿Daniel Bravo? ¿Rubén García? o más posiblemente ¿Borja Lavandera?). En el PP las miradas apuntan a José Luis Sanz Merino «el desdichado», pero el hombre jura y perjura que las negociaciones son cosas de la dirección provincial. Miguel Ángel de Vicente hace como que la cosa no va con él y en el banquillo estaría calentando el alcalde de San Miguel de Bernuy, y apeado de las Cortes, Chema Bravo.

Todo indica que la Diputación será el último plato de esta comida a lo ruso que va para horas y días, que hay que esperar a ver qué pasa en la Junta para seguir bajando por el escalafón. Eso sí, una vez se abra la veda las carreras para ser diputado provincial van a ser de las de empujón y salir rodando. Risas aseguradas.

Carlos Fraile.

Descendiendo a lo local, a lo más, se anuncian movimientos para «finales de esta semana» (lógico, el 15 de junio, o sea el sábado, se constituyen los ayuntamientos). «Estoy en Portugal, viendo toros», explica Carlos Fraile ejerciendo de alcalde «in pectore» de Cuéllar porque una de las más sagradas atribuciones de un corregidor de la Villa es atinar con la ganadería de los encierros. Hay que empezar con buen pie. Sobre pactos dice haber hablado con todos, con Ciudadanos, con IU, con centrados y hasta con el PP, pero «no hay novedades». Ni frío ni calor. Ganas de casarse con alguien en concreto parece que no tiene Fraile, con el as en la manga de ser «fuerza más votada» y componendas imposibles a la derecha.

Que es el caso de El Espinar. En las próximas horas se retoman la conversaciones entre Vox, PP y Ciudadanos para apear a o no a Alicia Palomo, el miércoles si no antes, se sabrá, según explicaban desde la formación naranja, los que tienen la llave para la alcaldía. También la tienen en Valverde, donde todo indica que saldrá la lista más votada, el PSOE del senador Javier de Lucia. En Hontanares no parece que Ciudadanos esté muy por la labor de apoyar al PP. En Coca, con empate a tres a tres bandas, el PSOE y los Independientes no parece que estén llegando a ningún acuerdo, pese a que -dicen- el PSOE ha llegado a jactarse de tener los votos del PP.

Y queda, como pueblo gordo, Palazuelos. La rumorología apunta a un bloque  más o menos definido de PP y Ciudadanos y otro de PSOE+IU+Podemos, los dos bloques cortejando a la independiente Verónica Rincón, que es la pieza que falta para dar mayoría absoluta en un sentido o el otro. Hablas con algunos de los interesados y todos reconocen que «no hay nada de nada, que todo está muy complicado» y que hasta que el 15 de junio la mesa de edad abra la urna no se sabrá. Suspense hasta el último minuto.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

2 Comments

  1. Y el Sr. Besa, portavoz extraoficial del PP de Palazuelos ¿qué opina sobre la opción de que Nieto no pueda ser Alcalde si se cumple lo que señala Ciudadanos de no apoyar a Alcaldes con más de 8 años de mandato a sus espaldas?.
    Esto lo complica aún más.

    Post a Reply
    • Hola Denepero. Lo de portavoz extraoficial lo dirá usted por el sueldo, claro… Creo que la única opción real de apartar a Nieto de la alcaldía es con un complicado pacto a tres o cuatro bandas. El problema es que por si solos los 2 de Ciudadanos no dan mayoría a uno u o a otro, eso diluye su importancia. Creo que la cosa está al 50% y que tanto Daniel Bravo como Nieto serán magníficos alcaldes. Espero que el resto de concejales, especialmente los de la oposición, hagan su trabajo. Fiscalizando la acción municipal, controlando el registro, mirando cuentas e informando puntualmente a los ciudadanos. Sinceramente, no se valora en lo que vale un buen concejal de la oposición. Es una faena gratis et amore (17€ al mes) pero importantísima.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *