web analytics

Opinión: ¿Seremos capaces?

Artículo de opinión de Carlos Serrano Hermo a propósito de la reciente movilización “Si nos movemos cambiamos todo”, promovida en Segovia por ocho colectivos y partidos de izquierda.

El miércoles 24 de Octubre se producía una manifestación en Segovia con el lema “Si nos movemos, cambiamos todo”. Esta movilización estaba enmarcada en una campaña a nivel estatal organizada por un centenar de colectivos, organizaciones sociales y partidos políticos cuyo propósito era evidenciar cómo la crisis había venido para recortar la libertad, los derechos sociales y la dignidad de las clases populares. El manifiesto principal se hacía eco de una serie de exigencias que se resumían en cuatro puntos principales: la distribución de la riqueza, la conquista de derechos, la recuperación del planeta y por una vida digna.

La manifestación en Segovia había sido organizada gracias a la colaboración conjunta de ocho organizaciones diferentes, la Plataforma Segoviana por Pensiones Públicas, la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, Marea Blanca, Segovia Feminista, Foro Social, Izquierda Unida, Partido Comunista de España y Podemos.

Hasta aquí todo correcto, ahora empieza mi valoración política de los hechos y el porqué de este artículo. A pesar de haberse juntado muchos de los colectivos sociales de la ciudad y de varios de los partidos de izquierda, ¿por qué sólo había 150 personas en la convocatoria? Algunas personas argumentarán que era víspera de San Frutos, mucha gente quizá se había ido de puente, o quizá fuese casualidad. Yo me voy a centrar en las razones políticas que creo que son las responsables. No es nuevo, toda persona que en Segovia sea militante de izquierdas o de un colectivo social sabe que a excepción de convocatorias muy mediáticas, nos es imposible sacar a más de 300 personas a la calle desde hace muchos meses. ¿Qué está pasando en la ciudad? ¿Es sólo el inmovilismo generalizado de estos últimos años? ¿Los movimientos sociales estamos haciendo algo mal? Probablemente las dos respuestas son ciertas y por eso es urgente actuar cuanto antes.

Desde hace años hay varios colectivos sociales que están trabajando duro en los diferentes aspectos que les corresponden. Desde los colectivos con más solera hasta los más modernos trabajan implacablemente por hacer un mundo más justo. ¿Pero son capaces de trabajar con una hoja de ruta colectiva? ¿Son capaces de aunar sus fuerzas y tener una estrategia conjunta que les permita llegar a más gente? Probablemente no.

Vivimos en un momento de la historia de nuestro país que está totalmente acelerado. La actualidad derivada de la crisis sistémica del capitalismo cuyo pico fue en 2008 nos ha hecho retroceder en multitud de derechos y libertades. Los salarios han bajado, las pensiones se han visto mermadas, las personas han  sido expulsadas de sus casas, han aumentado las desigualdades laborales entre géneros, recortes en servicios públicos, dependencia, etc., etc, ect… A esto se le une la crisis de identidad en la que se ven inmersas las “clases medias y trabajadoras” en los países postindustriales y las peculiaridades del Régimen político español con su transición democrática incompleta. Ante esta realidad avanzar en posiciones comunes es difícil.

En todas las ciudades y Segovia no iba a ser una excepción, han surgido multitud de organizaciones sociales en los últimos años que se han especializado en luchas determinadas, pero  que quizá han relegado los objetivos comunes y una estrategia conjunta. El lector quizá piense que para eso existen los partidos políticos. Sin embargo, el que escribe no puede dejar de creer que el poder transformador que tienen los movimientos sociales es mucho mayor porque se encuentran, o al menos deberían encontrarse, más conectados con el territorio.  Por lo tanto, es imprescindible que las organizaciones sociales sean capaces de juntarse y con unos puntos concretos tener un argumento común con el que dirigirse a los barrios, a los centros educativos, a los lugares de trabajo, moverse por pueblos, dirigirse tanto a jóvenes como a ancianos, mujeres y hombres. No se trata de que abandonen sus luchas particulares que tanto trabajo les ha costado establecer y de las que tanto han aprendido. Se trata de sumar fuerzas, de trabajar en sus luchas diversas y además trabajar en puntos comunes. Crear una red de población activa que sea visible ante los vecinos y vecinas de Segovia. Recuperar los lugares públicos desde los bares hasta los parques y las plazas.

Quizá sea el momento de reflexionar en cómo crear una red con agenda segoviana propia y dejar de juntarnos sólo en los momentos en los que desde Madrid nos dan el pistoletazo de salida para hacerlo.

Artículo de opinión de Carlos Serrano Hermo

Author: Opinion

Share This Post On

3 Comentario

  1. “¿por qué sólo había 150 personas en la convocatoria?”…….. ja, ja, ja,….. yo lo sé, señorita.
    Mal “eslogan”.
    Si ponéis ,”si nos tumbamos cambiamos todo”, duplicáis o triplicáis, ya que se os llena de sindicalistas.
    Si ponéis, “si nos votas, cambiamos de casita, y nos movemos a Galapagar y al Barrio de Salamanca”, os hubiera acompañado en la “mani” el Marques de Galapagar y el Che-Nike, que tienen mucho “poder de convocatoria”, y se os llena de perroflautas (mas).
    Mal horario.
    ¿A quien se le ocurre poner una “mani” un miércoles por la noche? Fallo garrafal. A esa hora, la “gente” gasta tiempo “del suyo”. Eso se pone a las 11 de la mañana después del cafetito y “lo petaís”. Se os llena de funcionarios que “empalman” hasta la hora de comer, sindicalistas, yayoflautas, los de las camisetas verdes, y alguno de nata blanca.
    Reconozco que no se me ocurren más razones, por las que no aparecieran 50.000 personas a vuestra “mani”, Carlos,…….. con lo mal que está “la cosa”. Seguro que va a ser por lo de “san Frutos”. Fijo que si.
    ¿Y no has llegado a pensar, que la gente no se cree nada de lo que decís, y que en realidad piensa que sois una panda de “moñas” que les gusta hacer “manis” como si estuvieran en la “Uni”?
    Anda, que si es eso…….

    Post a Reply
    • En tu favor solo diré que en la crítica al chalet y el barrio supongo que tienes razón pero… Tanto criticar a los “vagos” y seguramente seas el mamporrero del Casado (0 horas cotizadas) o el Rivera (2 años cotizados de 33). Los patriotas sois la ostia, llevan desde 2012 esquilmando al pueblo español, dandole las pensiones y los salarios a los dueños de bancos y empresas y solo tenéis cojones a quejaros cuando lo hacen los demás. De legionario no tienes ni los cuernos de la cabra, salvo que se considere poner los cuernos a cuándo un patriota que quiere tu voto solo te hace ladrar cuando ya no puede robarte. Dais, de verdad, mucha pena, menos mal que los líderes que tanto idolatráis solo os tienen de sabuesos y les importáis una mierda.

      Post a Reply
      • Ja, ja, ja,….. anda que no eres peliculero, majo.

        Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *