web analytics

Odio, rencor y superficialidad

El reciente debate de investidura ha puesto de manifiesto el odio y rencor que destilan algunos jóvenes políticos, que además se arrogan para ellos la auténtica izquierda. Sus discursos son pobres de contenido, arrogantes e incluso denigrantes. Van buscando la foto y cómo llamar la atención. La superficialidad es la seña de identidad de esta nueva forma de entender la política que tienen algunos.

La veterana diputada canaria, Ana Oramas, afirmó en tribuna que al Congreso se viene “para trabajar” y no “para falsear la historia” y añadió que la gente joven debe vivir “de la esperanza y no del odio y el rencor”. En efecto, la política es una herramienta muy poderosa, me atrevo a decir que la única para dar respuesta a los ciudadanos que más lo necesitan. Hacer una utilización impropia de ella a lo único que conduce, antes o después, es a su frustración y a la desafección y desprestigio de la política y los políticos.

El populismo ha impregnado en estos últimos tiempos la acción política. No sale a la tribuna o a la prensa a identificar, enunciar y hacer propuesta para dar respuesta a los problemas de la ciudadanía, sino a impactar en su memoria y a desprestigiar como sea al que consideran rival político. De otra forma no se entenderían expresiones repletas de odio y rencor como las que profirió el líder de Podemos al llamar “delincuentes” a los diputados; o el portavoz de ERC, cuando les tildó de “traidores” y otros epítetos. Sin duda, Castelar, Cánovas, Sagasta y hasta el auténtico Pablo Iglesias no darían crédito a tanta mediocridad y mezquindad como atesora el Parlamento español en esta legislatura.

En el momento actual, la forma de actuar y concebir la política para muchos está condicionada por su puesta en escena ante los medios de comunicación. Líderes y cargos institucionales están más preocupados por su notoriedad y promoción que por los intereses que representan. Con este tipo de actuaciones se alejan de la realidad social y pierden todo tipo de credibilidad. Lejos de anteponer como prioridad los intereses de los ciudadanos, lo que están haciendo es dar prioridad a lo suyo: la antipolítica.

Uno no entra en política cuando es elegido diputado, como hemos podido escuchar a algún líder emblemático en estos últimos tiempos. La política se practica y se vive día a día escuchando a los vecinos, a los ciudadanos, y trasladando a las instituciones siempre que se puedan sus iniciativas y propuestas; pero también ayudando a quienes lo necesitan. Ésa es la política en grande. No se necesita ser diputado para efectuar la acción política, y menos con odio, rencor y superficialidad. Esos están inhabilitados para servir a los demás. La acción política se piensa y se vive con grandeza.

Autor: Juan Luis Gordo

Secretario provincial del PSOE de Segovia. Diputado en el Congreso por Segovia.

Compartir en

10 Comments

  1. Todos sabemos que el partido del señor Rufián esta coaligado con el partido de la corrupción más ancestral catalana (como ahora el PSOE con otro, por cierto). Pero de lo que sí estoy seguro señor Gordo es de que si los socialistas que han dado sangre y sudor, y vida, por traer la democracia a nuestro país, levantaran la cabeza, les corrían a ustedes, abstencionistas del sí a Rajoy. Muchos de los que aún coleamos por este mundo se lo diremos cuando vuelvan las urnas. La ‘política práctica’, de la que usted habla, mejor no comentarla, pero yo la llamaría por su nombre: política del árbol que más cobija o del chaqueteo por un escaño y unos años más de prebendas salariales.

    Responder
  2. Señor Juan Luis Gordo. Cuanto duelen las verdades cuando te las dicen en la cara. No se arropen en el pasado de un partido al que ustedes han echado a los pies de los que los fundadores de su partido han combatido desde su fundación. Lo triste es que todas las verdades se las haya tenido que decir desde otro partido ante el miedo que han infundido a sus representantes desde la Gestora que echo del poder al presidente elegido por todos los militantes del partido. Que miedo tienen ustedes a volver a convocar unas elecciones dentro del partido?

    Responder
  3. Estoy de acuerdo con Ud. Diputado Gordo. Lo de todos esos que todos sabemos, es completamente impresentable. Su chulería y prepotencia es completamente inaguantable.
    Pero dicho todo esto, ¿cuál es la solución según Usted, Diputado Gordo?…. porque me imagino que alguna solución tendrá en la cabeza, ¿no?
    En su anterior articulo, le planteaba una cuestión, a la que por cierto no ha contestado. Pero no importa, se la vuelvo a plantear.
    ¿Le sigue pareciendo bien todas sus alianzas con los peligrosos podemitas “rodeacongresos”, Diputado Gordo?, ¿se han dado cuenta ya Ustedes del peligro que tiene esta “gente”?
    Hace unos días, su anterior “jefeNoNo”, ha dicho que fue un error el calificar a los podemitas de populistas, y que hay que “aliarse” con ellos.
    En parte, el incompetente de Pedro Sánchez, tiene razón. Si el PSOE sigue dando “cancha” a los peligrosos podemitas, nunca va gobernar siendo el partido más votado.
    Le cojo la palabra, Sr. Gordo “La política se practica y se vive día a día escuchando a los vecinos, a los ciudadanos, y trasladando a las instituciones siempre que se puedan sus iniciativas y propuestas”….. pues mi propuesta, es que manden al carajo a los podemitas en las Comunidades y Ayuntamientos donde les apoyan. Así de fácil.
    Ya me dirá Usted, Diputado Gordo.

    Responder
    • Diga que sí, nadie lo dudaba, cómo no van a estar de acuerdo usted y todos los españoles de bien. Ahora se unen PPSOE y ya no hay más que hacer que instaurar un nuevo régimen bajo el mando univocuo y ‘por la gracia de Dios’ del generalísimo Rajoy y cierra España.

      Responder
  4. No te preocupes ni te sientas dolido, señor Gordo, que esto la Fiscalía te lo afina. Esas son palabras que dijo el ministro del Interior cuando fue grabado mientras perseguía opositores democráticos catalanes valiéndose del aparato del Estado. Además dijo que se habían cargado la Sanidad Pública catalana (entre risas y alusiones a torpedos en las líneas de flotación). El Psoe se abstiene facilitando el gobierno de la derecha que persigue opositores y cargandose sanidades públicas. Perdone, señor Gordo, usted, con qué gente habla para hacer política?

    Responder
    • Pues está claro ‘Pegaso’, Gordo habla con la Gestora del PSOE que le deja en su cargete de Secretario de la Mesa del Congreso (donde le puso su ‘amigo’ Sánchez) y los abstencionistas de su partido, bueno y con un calimocho en la mano 😉

      Responder
  5. Ya sabemos que el Sr. Rufián les hizo un favor el día de autos, y concito indignidades de todo tipo , del pp, que aplaudió a su portavoz e incluso la mía desde el sillón de mi casa. Pero no nos engañemos ni escondamos en esas cortinas de humo , y en esos sustantivos de cabecera: odio, rencor etc, porque por encima de eso lo que yo viví en esa tarde, y todavía le estoy dando vueltas es: frustración. incompetencia, asombro y tristeza mucha tristeza al ver que D. Tancredo, Mariano Rajoy era investido presidente.

    “Con la ilusión que teníamos hace un año de que esto iba a cambiar” . Le he escuchado decir a mi hijo que votaba por primera vez. “Es inconcebible que Rajoy sea presidente, después de estos cinco años”, le ha respondido su hermana.
    Recordaré toda mi vida esas 36 horas, dimisión de P. Sanchez, Investidura, y entrevista con J. Evole…… Ahora ya es muy tarde para mirar a los ojos de unos, y otros reconozcan su infantilismo de alcanzar el cielo ( que discurso tan alucinante el de P. Iglesias , el sábado. ( Errejon, en el día de las ánimas, manifiestate…. si puedes)

    Y ahora qué, que proyecto tenemos de país , que ilusión podemos ofrecer a tantos y tantos jóvenes, , después de oir a Marianos Rajoy que va perseverar en su “gestión”.

    Una ocasión perdida por unos y otros que nos arrepentiremos.

    Responder
    • Que gran argumento Sr. Arcomariscal. Las “reflexiones” de un “sabio” de 18 añitos recién cumplidos (con todos mis respetos, por supuesto). “Después de estos 5 años” dice el “sabio”. O sea, que desde los 13 añitos, a la criaturita no le gustaba el Sr. Rajoy. Estaba tan agustito en el “insti” con Zapatero, perdiendo 1.500 puestos de trabajo al día. Pero el imberbe “yogurín” de 13 añitos, llegaba a casita y veía a sus Papas contentos (funcionarios los dos, seguramente), porque esto iba “como el culo”, pero Zapatero es “de los nuestros”, y su “proyecto de país” nos gusta para los chavales.
      Aterrice, Arcomariscal, que la guerra civil terminó hace mucho, el centro-derecha ha gobernado España 8+5 años, y por mucho que se empeñe Ud., esto no es Somalia.

      Responder
  6. Entre tanto desideratum respecto a la función política, Sr. Gordo, se le olvida lo más primigenio y más básico: los políticos, en democracia, que es algo que usted ha olvidado, son representantes de la voluntad de los representados. Así de básico.
    Hacer a Rajoy presidente ¿tiene algo que ver con lo que usted prometió a los ciudadanos?, ¿iba en su programa?
    Arrogarse la voluntad de los representados más allá de lo escrito en el programa es robar una representatividad para la que no han sido comisionados. Es jugar a ser caudillo.
    ¡QUE NO NOS REPRESENTAN!

    Responder
    • ¡Qué no!… atinado y sin desideratum 😉

      Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *