web analytics

Obituario: Guillermo Herrero, el «librero eterno» de la Calle Real

Ha fallecido a los 87 años Guillermo Herrero García, que durante casi 75 años, desde que tuviera 13, se desempeñaba como librero de la centenaria Librería Cervantes de Segovia. El funeral se realizará en la iglesia de San Millán, el 10 de julio a las 10:30 horas, misa de privilegio el 11 de julio a las 20:00.

«Librero eterno» porque hasta prácticamente el final, hasta que la edad no le dejó otra y bien pasados los ochenta años, don Guillermo regentaba al pie del despacho la librería que heredó de su padre, Cándido Herrero, en los años 70. Allí entró a trabajar con apenas 13, tercera generación de libreros segovianos, saga que hoy sigue de la mano de su hijo, el etnólogo y compañero periodista Guillermo Herrero Gómez. Don Guillermo y su esposa, doña Petra, han sido parte del paisaje humano de la calle Real, donde se ubica la librería desde que la fundara el abuelo del fallecido, Cándido Herrero Bernal. Era el más veterano comerciante de la Calle Real de Segovia, junto con Germán Elias, la Casa del Siglo XV o Casa Duque, la librería es historia viva de Segovia. Fundada en 1906, la Libería Cervantes aún guarda un apoyadero en el que, de camino al instituto, descansaba Antonio Machado, mientras, como todo segoviano amante de los libros, escrutaba el aparador de novedades.

En su juventud, viendo el auge que tomaba el turismo, Guillermo Herrero García publicó Monumentos de Segovia, una pionera guía turística en la que desfilaban, con breve explicación, los principales atractivos de la ciudad. Ya en los años 70, Herrero promovió la construcción de la ‘nueva’ Librería Cervantes en el mismo solar que ocupaba el antiguo edificio, en el número 14 de la calle Cervantes, abriendo sus puertas el remodelado establecimiento en 1975.

En ese momento de cambio, de apertura, Herrero apostó por impulsar la Feria del Libro de Segovia, que en sus primeras ediciones tuvo lugar en el Paseo del Salón. Tras el fallecimiento de su padre en 1978, Herrero logró dar un nuevo impulso a la librería, empezando a vender souvenirs propios, como las típicas gomas de borrar ‘gordas’, que despachó a miles de visitantes de los cinco continentes, o los igualmente populares micro-libros de temática religiosa. Herrero insufló su personalidad a su librería, convertida desde entonces en uno de los comercios más pintorescos de Segovia. Paralelamente, fruto de sus profundas creencias y su amor a la provincia, en los años 80 inició la aventura editorial de Librería Cervantes, que da cabida a cerca de 20 títulos, de temática religiosa o sobre la historia de Segovia. Fue uno de los fundadores, en 1998, de la Hermandad de Santa Columba, dedicada a mantener vivo el recuerdo de la antigua parroquia situada junto al Acueducto.

En 2010, en reconocimiento a la dilatada trayectoria de Librería Cervantes, Herrero recogió el prestigioso premio Marqués de Lozoya, a la mejor tarea cultural, otorgado por el Centro Segoviano de Madrid. Descanse en paz.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *