web analytics

Nacionalismo: agítese antes de usar

El nacionalismo  piensa con el corazón y siente con la cabeza. Solución emocional a un problema racional. ¿Cómo organizamos la sanidad?, con la independencia de nuestra gran nación. ¿Tienes un problema? Saca la bandera. Ágitese antes de usar.

Y cómo llegamos a la independencia. Ah… no se sabe muy bien: ¡con tesón! Hay hipótesis, eso sí. Para el muy honorable borrico que preside a los catalanes, con 80 muertos en un fin de semana (lo que costó la vía eslovena a la independencia). 400 litros de sangre lo suficientemente perturbadores como para que la comunidad internacional tome cartas en el asunto e imponga un referéndum de autodeterminación. Parecerá caro pero es un chollo comparados con los 100.000 muertos que costó la de Bosnia.

Mensaje con la agenda del “bon català” para los próximos días.

Pero estamos lejos de la batalla final y precisamos un increscendo dramático. Y últimamente en Cataluña no íbamos demasiado bien. Los conatos de huelga general fracasaron. Paralizar el país quedó en echar a la calle a los flipados del CDR y cortar alguna carretera en domingo. El Bréxit empieza a abrir ojos: si es tan difícil y oneroso salir de la UE, ¿cómo será salir de, además de la UE, de España, el 70% de nuestro mercado? El bajón del share se ha ido capeando con la cosa de los presos y lacrimógenos reportajes sobre Alcalá Meco. El frío que hace, escandalazos como que no hay wifi en el chabolo ni tampoco galletas Chiquilín en el economato, solo burdas imitaciones de Oreo. El papel higiénico no es de doble capa.

La audiencia se aburría. Necesitamos un cliffchanger. ¿Que tal un juicio?

La vista empieza el 12 de febrero con despliegue por tierra, mar y aire de TV3. En el barrio de mi madre ha aparecido un tablaoide, El Procés, que llevará gratuitamente a cada buzón “la verdad”. O sea, la epopeya de los doce apóstoles, pacíficos, buenos, santos… atropellados por la dictadura fascista española liderada por el führer Adolf Sánchez.

Se espera con ello mantener la tensión del relato hasta la Diada, y si las cosas salen bien, conseguir de paso mayorías indepes en Tarragona, Lérida y Barcelona, que esto de tener alcaldes tibios para con la causa en tres de las cuatro capitales es poco presentable. Esconderemos al candidato a las europeas por aquello de la lista conjunta con Bildu y desde el PDeCAT, antes Convergència y mañana La Crida, se tratará de eclipsar la hiperexposición de Junqueras con el bueno del Jordi Sánchez (el Jordi bajito amigo de Convergéncia). Tengan presente que en semejante ambientación dramática chirría tener al jefe dándose a la vida regalada sin pegar ni mazo en un palacete belga. Menudo pájaro el Puigdemont, sus socios en el trullo y él de Maneken Pis. Donde hay 12 apóstoles siempre hay un Judas.  Pero sigamos. El juicio. Con suerte, la sentencia se hará pública el 10 de septiembre (nuestros jueces son más que capaces) y abriremos a lo grande el telediario de la BBC. El 16 de marzo se propone una gran manifa indepe en las calles de Madrid. La lucha por la hegemonía de la política catalana sigue. Show must go on.

El invento funciona tan bien que PP y Ciudadanos se han lanzado a versionarlo. Lo X mil participantes en la manifestación de Colón del domingo pasado deben saber que, como el rebaño abanderado de cada Diada, ellos también han sido atrezzo de una guerra por la hegemonía: la del centro-derecha español. Viendo que por la vía de Vox crecen los votos, PP y C’s han aprovechado la torpeza del relator de Sánchez para jugar al “a ver quién es más español”.

Visto desde el PP, la jugada es desdibujar a Rivera y debilitar al PSOE, en la idea de que debilitar al nacionalismo catalán no está en su mano (y no lo está, las encuestas dicen que el PP no existe ya en Cataluña, terreno endosado a Ciudadanos). No importa.  Con suerte, Casado se ve en la Moncloa por Navidad. Ni que sea con 35 diputados menos y con Abascal de Casero. Que hay que decir que Pedro ha vendido España y aceptado las 21 propuestas de presidentorra, pues se dice. Carpe diem. No hay noticias sin falsas noticias. Después de todo, como reconocía una portavoz del PP tras la manifestación, algunas cosas que se dijeron en la proclama ¡son hasta verdad!…

Pero el nacional populismo pasa factura. Pasa  en Cataluña con el pulso entre ERC y Convergència;  tras la siembra de quintales de demagogia hacia España, queda una enorme masa de “engañados” que realmente quieren cruzar el Jordán y curarse de la artrosis. Y les reclaman el Jordán a ERC y Convergència, ante lo cual solo queda el recurso clásico. “Está aquí, lo olemos, ya lo podemos tocar, un pequeño esfuerzo más”. Así desde 2015.

De igual modo, si radicalizas con banderas al electorado puede que termines tú de atrezzo del más valentón. Del que la diga más gorda. Sin ir más lejos, el domingo, Abascal compartió minutaje y foto (impagable Maroto metiendo codo) con Rivera y con Casado. De igual a igual. Sin hacer nada, fuera de cámara de las instituciones, el líder de Vox sale a diario en la tele. El pobre Rivera está verde de envidia.

Y ahora viene lo gordo, a partir de mañana todas las cámaras de TV3, pero también las de TVE, enfocando a Javier García Smith (a) “Rambo”, ponente de la acusación particular, atronando que la muerte por empalamiento es castigo suave para estos destructores de la sacrosanta madre patria. Si para Vox ed altri Pedro Sánchez es un golpista traidor,  ¿qué no será Junqueras? Un perverso masón financiado por Al-Qaida que quiere vender nuestros niños a los pedófilos.

Los indepes respiran aliviados; todavía queda leña con la que calentar al populacho. Hay partido.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *