web analytics

Municipalismo para 2019

No es ninguna novedad que la administración más cercana a la ciudadanía es la municipal. En un año electoral donde, sinceramente, la ciudadanía se juega demasiado, debemos de tener muy presente que el municipalismo es muy importante, tanto, que junto con el feminismo se puede mostrar como alternativa y medio para luchar contra el auge de los movimientos intolerantes.

Es cierto que los ayuntamientos no viven ajenos a la problemática autonómica, nacional o europea. No en vano, muchas de las decisiones por las que se ven afectados se toman en los despachos de las capitales donde residen las tres administraciones supramunicipales. Desde esos despachos surgió la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad financiera, que como ha indicado un reciente informe del Consejo de Cuentas de Castilla y León, ha provocado la disminución del gasto de las entidades locales, principalmente en inversión y en gastos de personal durante  el periodo 2010- 2017, repercutiendo directamente en la ciudadanía.

Pero no es menos cierto que algunos ayuntamientos, a pesar de las restricciones, han demostrado que otra forma de hacer política es posible, e incluso con la limitación de su autogobierno han puesto en marcha medidas para hacer frente a la tremenda crisis que ha afectado a sus vecinos y vecinas.  Ayuntamientos del cambio que han puesto el énfasis en los problemas reales, no se han centrado en grandes discursos políticos, y han puesto el acento en la sororidad y en las necesidades de la ciudad que están gobernando.

Pero esta sororidad y empatía no se ha dado de la nada, sino que se ha producido como resultado de todo un proceso mucho más participativo que ha abierto los ayuntamientos a la ciudadanía, no solo a través de consultas, sino también estableciendo la pedagogía necesaria de la importancia de participar en el proceso de toma de decisiones.

Sería un error pensar que esto solo se puede dar en grandes ciudades y hay que empezar a creerse que también es posible , y necesario, en sitios más pequeños, como es el caso de Castilla y León y la provincia de Segovia.

¿Podemos imaginar una red de municipios solidarios, innovadores y creativos? Si algo he aprendido durante estos tres años y medio, y una de las cosas que más echaré de menos, es la cantidad de talento, ideas e inteligencia colectiva que existe en los municipios de nuestra provincia, y que encuentran su barrera en los intereses partidistas de las instituciones supramunicipales existentes en todos los niveles.

Las diputaciones nunca han representado a la ciudadanía sobre la que gobiernan. El sistema de elección ha creado discriminación en tres sentidos: en primer lugar la designación a dedo por parte de los partidos de los diputados y diputadas provinciales crea una representación mayoritaria de hombres que no se corresponde con la población e impide el acceso a las mujeres a la política municipalista; en segundo lugar los municipios pequeños se ven infrarrepresentados por el sistema de elección de partidos judiciales, con un mayor número de diputados y diputadas en aquellos con más población; y en tercer lugar se crea una sobrerrepresentación de partidos que no se corresponde con el porcentaje de votos. Por no hablar del uso partidista de los fondos destinados al desarrollo rural que quedan en el camino para proyectos especulativos como el de Segovia 21 y que hacen disminuir por ejemplo la ejecución en servicios públicos básicos en más de cinco millones de euros desde 2010, como ha ocurrido en Segovia y como ha indicado el Consejo de Cuentas de Castilla y León.

La administración autonómica ha sido incapaz de resolver los problemas de las entidades locales de nuestra comunidad, practicando una política de parches y chantaje a los municipios, como se vio en los últimos presupuestos de 2018 queriendo vincular los fondos del Plan de Convergencia Interior a la aprobación Ley de Unidades Básicas del Territorio.

Y a nivel nacional, se ha abandonado aquellas provincias y por consiguiente sus respectivos municipios, que no tienen rentabilidad electoral, y se ha optado por un discurso que no menciona los problemas reales de nuestra sociedad.

El municipalismo con una red de municipios solidarios es necesario para hacer frente a grandes problemas sociales como la violencia de género, la vivienda, el empleo, pero también para hacer un análisis de las distintas realidades, buscar en la inteligencia colectiva soluciones, y contar con la ciudadanía para la resolución de problemas y conflictos. Será importante para frenar el discurso de la intolerancia sin ninguna base estadística ni argumental, porque será la ciudadanía quien decida qué es lo que le preocupa y qué no,  cuáles son los problemas que les rodean, y por tanto se pondrá a las personas en el centro de la política

(PD. Como se acaba el año, deseo lo mejor para todos y todas en 2019. Seguiré trabajando para un 2019 más feminista)

 

 

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

1 Comentario

  1. Disculpe Usted que no haya comentado antes su última epistola a los podemitas, pero es que en la primera lectura, me ha parecido tal “bodrio”, que la pereza ha podido conmigo.
    Si, Doña Natalia, ha conseguido hasta que me de pereza comentar sus epístolas.
    Por favor, para las de este año “baje Usted a la Tierra”, y que sus epistolas sean menos,…… “yoquesé”,……. que tengan,…… “queseyó”…….. que no sean solo para podemitas. Algo con soluciones “reales”, no con “soluciones” podemitas. Tenga en cuenta, que los podemitas que lo leen, entienden perfectamente esas “soluciones mágicas”, pero el resto, los que no somos podemitas ni progre-izquierdosos, es decir, “los fachas-fachosos”, necesitamos un poco más de especificación y menos “romanticismo”.
    Lo primero que comentaré de su epístola, será la “posdata”.
    “Seguiré trabajando para un 2019 más feminista”. Ja, ja, ja,……
    Le recuerdo, Doña Natalia, que el año pasado se “escaqueó” de darnos su opinión sobre los “machos-alfa” a los que les gustaría “azotar hasta que sangre” a una mujer. Nos puede dar su opinión como mujer, o como feminista.
    El “municipalismo”……….. pues eso,…… el municipalismo”……. muy importante. Ja, ja, ja,….. lo que os gustan los “palabrejos” para no decir nada. Y si,….. rima con feminismo.
    Parece ser, que a Doña Natalia, no le gusta la “Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad financiera”. Es normal.
    Para un/una podemita/podemito, las palabras “ley”, “estabilidad”, “presupuesto”, “sostenibilidad”, y “financiera”, les hace chirriar, así que todas esas palabras juntas, no te digo nada. Con lo que les gusta el “simplismo” a los podemitas y podemitos, es muy simple de entender que no se puede uno gastar lo que no tiene, y que lo que tu gastes de más, lo tendrán que pagar tus hijos, o tus nietos. Y además, esos “dineritos” no crecen en los árboles. Ni siquiera los “dineritos” podemitas, Doña Natalia. Pregunte al Marques de Galapagar, que ya lo va entendiendo en forma de “hipoteca-casoplón”.
    Lo de los Ayuntamientos “del cambio” (ja, ja). Supongo que se refiere a esos Ayuntamientos donde “gobiernan” podemitas, gracias al apoyo del Psoe. Me reservo mi opinión al respecto, ya que en menos de 6 meses, serán los “sufridores” de esos Ayuntamientos “del cambio” los que opinarán al respecto.
    Ya se sabe, que para los podemitas todo está mal.
    Las diputaciones no les gustan a los podemitas, porque “nunca han representado a la ciudadanía sobre la que gobiernan”. El sistema de elección tampoco les gusta a los podemitas, porque “ha creado discriminación” por “la designación a dedo por parte de los partidos de los diputados y diputadas provinciales”, y porque además “crea una representación mayoritaria de hombres que no se corresponde con la población” y que además “impide el acceso a las mujeres a la política municipalista”. Lo cierto es que el famoso “modelo podemita” de Diputaciones, aparte de ser un enigma, y que no se sabe donde ha funcionado, debe estar únicamente en la “mente” del Marques de Galapagar. Todos estamos “ansiosos” de que llegue por fin el día en que los podemitas “tomen el cielo por asalto” y las Diputaciones “representarán a la ciudadanía”, su designación sea “ideal”, se creará una “representación mayoritaria de mujeres”, y de además se “impida el acceso a los hombres a la politica municipalista”.
    De la Administración Autonómica, tres cuartos de lo mismo. ¿Donde habrán aprendido estos podemitas a “administrar” Administraciones Autonómicas?…… ¿en Venezuela?
    Tampoco gusta a los podemitas, la Ley de Unidades Básicas del Territorio. Vamos, que ellos repartirían el territorio de otra manera muchiiiiiiiiisimo mas “sabia”. Es lo que tienen sus “circulitos”, que les da una “sabiduría” y un “consenso” impecable.
    Bueno, y a “nivel nacional” no te digo nada,……… “se ha optado por un discurso que no menciona los problemas reales de nuestra sociedad”. Terrible.
    ¿A quien se le ocurre,……. no “mencionar” los “problemas reales” de nuestra sociedad?
    ¿Y cual son para los podemitas esos “problemas reales”?
    ¿Y esos “problemas reales” aún no los han solucionado en seis meses los podemitas como “socios” del doctor-fraude?
    Pues están Ustedes tardando. Mas trabajar y menos tonterías podemitas.

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *