web analytics

Luquero admite que habrá que ‘readaptar’ el proyecto docente para el Cat

Acto de declaración de intenciones entre la Rey Juan Carlos y el Ayuntamiento, hace un año.

Otro castillo que parece desmoronarse para el Gobierno local y la ciudad. El proyecto que el Ayuntamiento tenía apalabrado con la Universidad Rey Juan Carlos para ubicar en el edificio del Cat el Instituto de Danza Alicia Alonso junto a otras actividades docentes y tecnológicas vinculadas tendrá que sufrir una “readaptación”, en palabras de la alcaldesa, Clara Luquero, después de que un escándalo por supuesto plagio salpicara al rector con el que se mantenía el acuerdo, Fernando Suárez, obligándole a convocar nuevas elecciones a las que no ha concurrido.

Lo cierto es que el ganador de esas elecciones en la universidad madrileña ha sido el candidato de la lista oficialista —la defendida por Suárez— Javier Ramos, con el que la regidora quiere mantener una reunión lo más pronto posible para sondear su planteamiento sobre el proyecto segoviano, aunque “el proyecto como lo habíamos definido en un primer momento lo veo difícil pero pienso que lo posible y realizable es una adaptación del mismo”, según dijo a los periodistas desdiciéndose de las declaraciones de hace unos días, en las que afirmó que “el acuerdo es con la entidad, no con las personas”.

Sin demasiada precisión, trató de explicar que la “readaptación” del proyecto podría dirigirse “hacia la celebración de actividades docentes para la consecución de grados universitarios, master, o cursos estables, de especialización o de verano. Hay que estudiarlo”, aventuró.

Claro, que dentro de ese universo de posibilidades con el que dice moverse el equipo de Gobierno entra también la puesta en marcha de un vivero de empresas “con el que también se puede trabajar con la Rey Juan Carlos, que tiene un vivero de empresas importante” u “otros proyectos de innovación tecnológica que veíamos idóneos”.

A la espera de la reunión con el nuevo rector, el Ayuntamiento parece encontrarse de nuevo en la misma situación que hace un año, cuando el acuerdo con la universidad madrileña se dibujó como la solución definitiva para el uso del edificio del Cat, que este año tiene un presupuesto de 350.000 euros para obras de adaptación interior.

Los profesores defienden al candidato de Suárez y los alumnos lo rechazan.

Tras las elecciones celebradas en la Rey Juan Carlos, Javier Ramos, catedrático de Teoría de la señal y Telecomunicaciones, será el nuevo rector con un 58 por ciento de los apoyos superando a su única rival, la catedrática de Comunicación Política, Rosa Bergara. El voto del profesorado, que ha apoyado mayoritariamente a Ramos junto al personal administrativo, tenía en este proceso un peso del 70 por ciento del resultado final, mientras que la decisión del alumnado, decididos apoyos de Bergara, solo “pesaba” un 21 por ciento. Solo así se explica que el elegido por Suárez ganara con 2.812 votos a la catedrática, que sumó 4.416 papeletas.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

2 Comments

  1. Mejor sería readaptar unas cuantas cabecitas. Pero está el asunto tan liado como el famoso marrulleo de tan insigne universidad, en mano del ‘pueblo’, un decir. Sigan echando mano de los dineros públicos que, aunque luego se lo regalemos a módico precio a algún ente privado, algunos/algunas pillarán cacho, puesto o sustento

    Responder
  2. Alguien imagina dónde estaría el gestor de una empresa que hubiese planteado ese proyecto, con esa inversión, esos plazos, esos incumplimientos y ese fracaso? El mercado le hubiese expulsado, los inversores buscarían la responsabilidad personal, los jueces intentarían esclarecer responsabilidades, los acreedores/bancos estarían desquiciados y lo tendrían en la lista de clientes a eliminar…etc. pero en este caso, no pasa nada, todo sigue igual. Claro que como el dinero público no es de nadie, pues eso. Será también la crisis financiera internacional el comodín del público y de los responsables. Puede ser pero entonces, ¿ dónde queda su capacidad de enmienda, (usted estaba en ese equipo y junta de gobierno), donde queda su capacidad de gestión o su competencia para la resolución de problemas (creados por usted y otros) con la que se acudió a las elecciones ? ¿nos dirá algo al respecto?

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *