web analytics

Los expertos piden aprovechar ‘cualquier actuación’ para investigar la ciudad romana

El nombre del emperador que mandó construir el Acueducto sigue sin poder pronunciarse con contundencia y eso que las investigaciones sobre los materiales llevan a los expertos a la conclusión de que la Puente se erigió en el año 117. Trajano, el que tiene más posibilidades, murió en agosto de aquel año y Adriano fue su sucesor a su muerte, así que las dudas siguen abiertas.

Es una de las incógnitas que dejó sobre la mesa de las segundas jornadas sobre el Acueducto que se iniciaron este 16 de octubre el director del Museo de Segovia, Santiago Martínez, que mantuvo fija la fecha de construcción que ya se apuntó el año pasado en el mismo foro y la necesidad de profundizar en la investigación de la ciudad romana del Siglo II, oculta bajo la actual ciudad visible donde es fácil encontrar sus restos “prácticamente en cualquier punto”, aunque cualquier excavación en el casco antiguo de Segovia se torna sumamente complicada por su carácter monumental.

El arqueólogo, que desarrolló la conferencia inaugural acompañado por el también experto Víctor Manuel Cabañero, apuntó a la importancia que tendría el descubrimiento de las termas ubicadas, según todos los indicios, bajo la iglesia de San Martín, en la calle Real pero ahí, por motivos obvios, se hace imposible meter la piqueta por lo que recomendó que cada obra de pavimentación que se realice en la ciudad se aproveche para buscar algún resquicio de aquella ciudad abastecida de agua por el Acueducto.

Público asistente a las conferencias inaugurales de las Jornadas sore el Acueducto.

En la primera sesión de las Jornadas de este año, que llenó totalmente de público la iglesia de San Quirce, participaron también el arquitecto municipal, Manuel Marcos, junto a la también arquitecta, Esther Trilla, que incidió en la necesidad de proteger el monumento mediante una ordenanza, ahora en redacción, que incluya prohibiciones y sanciones ante todo tipo de conductas agresivas hacia la estructura, desde trepar a sus arcos a depositar residuos entre sus sillares.

La misma reglamentación, anunció el técnico, incluirá un severo control en cuanto a la realización de actividades culturales a los pies del monumento y el alejamiento del tráfico para evitar vibraciones o efectos contaminantes que pueden estar acelerando la degradación de sus piedras.

Para este martes, además de la visita a la parte soterrada del Acueducto, se ha programado la conferencia del arqueólogo, Néstor Marqués, y del arquitecto Fermín González.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *