web analytics

Las películas y series se ruedan en la cárcel y los anuncios en el Cat

La antigua cárcel de Segovia es el marco más elegido para los rodajes que se realizan en Segovia, tanto que uno de cada cuatro tiene lugar en aquel edificio “especializado” en series, programas de televisión y videoclips. Para los anuncios, el marco del Acueducto aparece al frente de la demanda de las productoras que también han encontrado en el edificio del Cat, aún inacabado, un buen fondo para los spots. Además, hasta siete televisiones internacionales han grabado diversos programas en Segovia durante 2018.

En Segovia se produce un rodaje todas las semanas del año, al menos esa es la media que salió en 2018 según los datos de la Segovia Film Office, el departamento municipal por el que pasan todas las productoras y canales de televisión, nacionales o internacionales, interesadas en hacer rodajes en la ciudad y sus barrios incorporados, donde se contabilizaron 46 filmaciones en total durante el año pasado.

Rodaje del concurso Master Chef, hace un año.

En la actividad cabe todo, desde escenas cinematográficas para largos y cortometrajes, hasta documentales, programas educativos y de entretenimiento —quizá el más conocido este año ha sido el concurso culinario Master Chef, que abrió temporada en el Azoguejo— videoclips musicales o anuncios de los más variados productos siempre con algún rincón de la ciudad de fondo, que a fin de cuentas Segovia Film Office tiene como objetivo principal la promoción de la ciudad y la consolidación de Segovia como un gigantesco plató buscando el beneficio del consumo de los servicios que conlleva la actividad cinematográfica.

En ese sentido, la promoción internacional se refleja en la grabación de diversos programas de televisión por cadenas de países como Brasil, China, Filipinas, Holanda, Japón, Malasia o Suecia.

Naturalmente, los escenarios que tienen de fondo los elementos del Patrimonio y monumentales están éntrelos más demandados. Las localizaciones en el Alcázar, el Acueducto y su entorno, la Catedral, la Casa de la Moneda, el Parral o las iglesias románicas están entre las más demandas, según refleja el balance del pasado año aunque la palma se la lleva la vieja cárcel, que al estar conservada en buena parte con su aspecto original se presta a infinidad de rodajes.

De hecho, una cuarta parte de todos los llevados a cabo en 2018 a través de la oficina se realizó en el edificio de la avenida de Juan Carlos I donde se grabaron capítulos de cinco series —con títulos Vivir sin permiso, Caronte, Secretos de Estado, Presunto culpable o Señoras del Hampa— cinco programas de televisión y tres videoclips, entre ellos el de una de las canciones de Amaia Montero. En el mismo escenario se rodaron escenas del largometraje “El brazalete de oro”, dos spots publicitarios, un documental y se produjo una sesión de fotografía con Joan Crisol. El singular edificio se utilizó además en seis localizaciones diferentes.

Coches, motos y gafas de sol

La cárcel compite en las preferencias de los productores de anuncios publicitarios con otros espacios: el inevitable Acueducto que ha servido de fondo para “vender” este año un ciclomotor de la marca con bandera de Taiwan, Kymco y la promoción del turismo firmada por Turespaña mientras que, curiosamente, el tercer marco más reclamado para este fin ha sido el edificio del Cat, elegido para la promoción de un coche de la marca coreana Kia y también para la promoción de la actividad de la empresa sueca Nolia, dedicada a la organización de eventos y encuentros profesionales. Finalmente, en la piscina municipal se rodó este año un anuncio de gafas de sol “Made in Spain”.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *