web analytics

La suegra inclemente

Javier Meléndez y Silvia Clemente.

Le ha salido una suegra dura de roer. Silvia Clemente, la procuradora segoviana por el PP, número tres del partido en Castilla y León (al menos sobre el papel), y presidenta de Las Cortes está siendo objeto de un varapalo mediático a cuenta de las desavenencias afectivo-empresariales en el seno de su familia política, los reyes de la patata patria, los Meléndez de Salamanca, y cuyo hijo Javier es la discreta pareja (rara vez se le ve por Segovia) de Clemente desde hace 10 años, cónyuge oficial desde 2014.

Al asunto. Las dos primeras tandas de la información publicada por eldiario.es, un digital con prestigio, que recientemente destapó el caso de la concejala roba-viejos del Real Sitio, abundan en chismes jugosos. Básicamente, la situación de guerra  en la (otra) familia política de Clemente, o sea, no en la del PP -que esta va con el cargo- sino en la de los Meléndez. Se enteraba así uno que la suegra va poniendo verde perejil a la Clemente  y que la presidenta mandaba callar a la suegra por burofax, lo cual es una idea brillante, pues quién más quién menos, todos tenemos algún primo parlón que va por el mundo aireando nuestras miserias.  Pero básicamente, el gancho de la información eran un par de fotos difuminadas y cutres, donde se percibía un aljibe y el titular más o menos implícito de «así es el jacuzzi de Silvia Clemente«. Convenientemente descrito en el texto sin escatimar detalles, que si estatuas de bronces, piscina de agua salada y sauna finlandesa…. Un barroco spa, excéntrico comparado al menos con mi bañera, en la que las únicas burbujas que brotan tienen (me temo) un lamentable  origen orgánico.

Todo un Sálvame, al parecer, azuzado por la suegra y para cuya conversión en noticia eldiario.es se centraba en cuestionar que el tal spa se hizo sin licencia y a la brava y con un importe de 1,1M€, en 2011, cuando Javier Meléndez, entonces novio de procuradora y según dice la familia, «solo» cobraba 3.000€ al mes.  Cuestionable aseveración considerando que la empresa del mencionado, Patatas Meléndez, habrá facturado en los últimos veinte años decenas y decenas de millones a cuenta del turbérculo.

Los líos familiares de los Meléndez están subiudice desde 2017. Cuando el grupo patatero tras años de desavenencias se escinde en dos ramas, una la de Javier, que va como un tiro y ha recibido varias ayudas de la Junta, y otro el de su hermano José Manuel, que se quedó con Agroinnova, que no va tan bien y apenas ha recibido un euro de la Junta (al menos eso dice la Biblia del sector, Alimarket). Ese año 2017, informa eldiario.es, las partes suscriben un acuerdo de confidencialidad por el cual el que chasque se arriesga a palmar cinco millones. El acuerdo añade, además, a la familia política, precisamente en prevención de que las patadas afectivo-empresariales se las llevara el culo de Silvia Clemente, que de todo el clan es la que está más mediáticamente expuesta, y que es lo que finalmente ha pasado. Pues «la confidencialidad» no evitó que la suegra, que al parecer culpa a Clemente de «haber roto» a la familia (típico), fuera poniendo a caldo a la de La Velilla por las redes, hasta que la nuera se hartó y le mandó el burofax: «suegra, calla que va a ser peor».

Con franqueza y hasta aquí, creo que lo que hay es un linchamiento mediático de Clemente, básicamente por la cara. Unos dicen que es «fuego amigo»; derivado de la compleja situación del PP en Castilla y León, con dos frentes en liza, el del presidente saliente y el entrante, a su vez retroalimentado por la incierta situación en Génova, y con Silvia Clemente en una extraña tierra de nadie que aventura su declive. Un declive, por otra parte diez veces anunciado, nunca cumplido, pues con esta mujer nada se puede descartar, que lo mismo la vemos como presidenta de la Diputación, reconquistando posiciones en la Junta o no la vemos más. Nunca se sabe.

Más pienso que, en el fondo y en este caso, a Clemente la atizan efectivamente desde la política, y en concreto desde la política parental. Si tienes una suegra que no para mientes en ponerte a caldo, una situación «afectivo-empresarial» enrevesada, y «alguien» ventila viejas historias amarillas en un digital sin citar fuentes, con documentos que solo pueden llegar por una de las partes, es por  vendetta familiar.

Amarillismo a lo Kardasian. Y creo que los propios editores de eldiario.es —insisto, un digital de gran reputación en el sector, aunque a veces juega al filo de la navaja— deben ser conscientes de ello y para desquitarse un tanto atacan ahora con igualmente viejas historias pero menos cutres que la del jacuzzi: la privilegiada relación de Javier Meléndez con la consejería de Agricultura. Creo que el tema no es tanto los 3,3M€ que los Meléndez recibieron en sendas ayudas de la ADE y el Itacyl entre 2008 y 2009, estas ayudas tardan varios años en tramitarse y son habituales entre las grandes corporaciones productivas de la región. Más enjundia parece tener el beneficio que Javier Meléndez obtuvo de su participación e impulso de  la marca Tierra de Sabor, esta sí desarrollada y muy bien desarrollada por Silvia Clemente durante su periodo de consejera del agro (2007-2015).

El empresario Javier Meléndez. Foto www.patatasmelendez.com.

El tema es igualmente viejo pero no por ello menos mediático. Fue denunciado públicamente en 2012 por algunas cooperativas y especialmente la Unión de Campesinos, que veían en el marketing de la marca un dumping público del que el hoy marido de la consejera salió especialmente beneficiado. A grandes rasgos, y para el lanzamiento de la marca, Itacyl llegó a acuerdos con un par de grandes superficies para sufragar lineales con productos Tierra de Sabor. Patatas Meléndez era la mayor productora del sector acogida a la denominación, en tanto se eliminó de la marca a productoras, como la segoviana Messenor, que no cumplían, al decir de Itacyl, la estricta castellanoleonisidad de la producción, condición de posibilidad para acceder a Tierra de Sabor. La propia Clemente interpuso en 2013 una denuncia por difamación a portavoces de UP por extender en Facebook estas y otras «informaciones».

Los datos indican que el re-despegue de Patatas Meléndez empezó allí, en 2013. Desde entonces, y si bien es cierto que no han dejado de soplar vientos favorables para el sector patatero, la empresa se ha convertido en la principal comercializadora del turbérculo en España (20% de cuota de mercado) y una de las más grandes de Europa, pasando de unos 10M€ de giro en 2008 a 57M€ el año pasado, siendo precisamente los años en que Clemente fue consejera los que coinciden con el de mayor auge de la empresa. Meléndez explica como ha sido este proceso en este reportaje en la web de su empresa.

Recurrentemente, y habitualmente en vísperas de elecciones, la historia salta a los medios. Es un chiste deplorable, lo sé, pero para la presidenta de las Cortes su vinculación con el rey del sector es toda una «patata caliente» pues estamos en lo de siempre: la mujer (el hombre en este caso) del César, no solo debe ser honrada, sino parecerlo. Y en este país —razones no nos faltan— un crecimiento tan rápido cuando tu cónyuge es la consejera del ramo está y estará bajo sospecha.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

14 Comments

  1. No tengo ninguna, pero ninguna simpatía a esta señora , pero este periodismo al estilo de lo mas cutre que sale en televisión, me revienta, sea de quien sea.

    Me acuerdo que en tiempos pasados, ah, muy lejanos a este periodismo lo llamábamos periodismo de bragueta, solo los desesperados y con poco éxito , lo practicaban. Hoy…creo que es una especialidad, o un master. basura.

    Post a Reply
    • Estoy totalmente de acuerdo. Mira que hay cosas más interesantes de qué hablar antes que de cotilleos.
      Un poquito más de nivel Sr. Besa

      Post a Reply
      • El tema será del gusto de uno o no, (como del ‘Sr. Jaime’). Pero de ahí a decir que no tiene ‘nivel’, suena a envidiosillo, si es del gremio, o de más malababa si no lo es. La redacción es de un nivel claro y conciso, otra cosa es que no le guste al Sr. Jaime y, seguramente a alguno más.

        Post a Reply
  2. Quién a brageta hiere, a bragueta muere. De momento a ver hasta dónde tienen los de eldiario.es y si han «pillao veta» de verdad…

    Post a Reply
  3. Otra “patata caliente” para la Sra Clemente.
    El artículo dice que a su discreto marido no se le ve por Segovia y yo me pregunto que si a ella si que la ve mucho ?.
    Alguien cree que esta señora representa a Segovia en algún lugar ? Yo no lo creo.

    Post a Reply
  4. Esta señora para lo único que viene es para lucir palmito y ponerme delante de las cámaras. Se pasea en las campañas electorales y los peperos chupaculos como tontitos detrás de la retocada.
    Mala imagen para Segovia
    Además de que a la Junta, los segovianos se la trae al pairo.

    Post a Reply
  5. Pues suena a más de lo mismo…podían preguntar a otras insignes suegras de insignes protagonistas de la historia más reciente, como Bárcenas, el bigotes, Camps, rato …..las suegras siempre están al tanto de todo

    Post a Reply
  6. Para no interesarles nada el tema, no lo sueltan. Atrae lectores verdad? Estaría bien que leyese la información que cita, eso sí. Yo no veo nada de redes sociales y ninguna foto borrosa. La publicidad de las cortes, rica no?

    Post a Reply
    • Las frases interrogativas se abren con el signo correspondiente, al igual que se cierra. Qué enrevesado queda el texto ¡leñe!

      Post a Reply
  7. La mayoría de los escándalos salen por despechos, venganzas y demás, y este no va a ser una excepción. Hay información contrastada y conocida desde hace tiempo, algunas «coincidencias» sospechosas y movimientos para las elecciones de mayo. El problema es que parece que hay gente intachable e intocable y no son ni lo uno ni van a ser lo otro. La señora Clemente es pura fachada y no me parece nada competente, pero a algunos les espanta que pueda encabezar ciertas listas o aspirar a ciertos cargos, como la presidencia de la Diputación, por ejemplo. Y eso a los apuñaladores profesionales no les interesa porque tal vez crean estar muy cerca del cargo, o al menos pueden echar esas cuentas. En la Junta el tema también está caliente, con un desgaste que les tiene que pasar factura y con una merma más que probable de poder. En este mismo diario se hablaba de nervios, y el fruto de ellos serán las puñaladas que vienen y los escándalos que saldrán para salpicar al rival (del partido, claro). Vamos a estar muy entretenidos estos próximos meses y espero que el señor Besa siga nos lo vaya contando.

    Post a Reply
    • A lo mejor los apuñaladores profesionales, en su siempre mal olfato, creen que va de aspirante al ayuntamiento de Segovia, que parece ser que por ahí pueden ir los tiros.

      Post a Reply
  8. Jaja apuñaladores profesionales… diputación???
    No será… ayuntamiento???
    Me encanta ver cómo algunos creen crear opinión desviando la atención. Y mira que hacen esfuerzo!

    Post a Reply
  9. Lo del Ayuntamiento es otra historia que no excluye la Diputación. ¿Quién encabezará la lista, repetirá Raquel Fernández o le harán la cama? ¿Sale Clemente en las quinielas para el Ayuntamiento? ¿Cuántos concejales perderá el PP en favor de otras formaciones? No parece un destino muy apetecible para luego estar en la oposición, aunque de todo hay, y sí para la Diputación. Ahora, apuñaladores profesionales hay en todos los lados y partidos y los tiros van a ir por muchos sitios.

    Post a Reply
  10. DONDE ESTA CALIMOCHO??? JA, JA, JA

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *