web analytics

La Sierra de Guadarrama

Hace casi una semana del incendio de la Granja que mantuvo a nuestra pequeña provincia en vilo durante varios días.  Una tristeza que inundó a todos los segovianos porque allí dónde preguntes, en cualquier rincón, todos tienen recuerdos de aquello que tardará en reconstruirse como mínimo 50 años. Y aún así tenemos, esa pequeña sensación de alivio de que la mano humana (por imprudencia o de manera consciente) no haya conseguido llegar a mas, destruyendo Reservas de la Biosfera, humedales, zonas ZEPAS, árboles legendarios y mucho más. De que no se haya destruido no solo una zona con valor medio ambiental, sino con valor histórico, ya que desde el Imperio Romano esta  ha sido zona de paso y ruta comercial estratégica.

Ha sacado también todo lo bueno que nos une como personas, la solidaridad  y también nuestro pequeño orgullo patrio segoviano, cada vez que los medios nacionales hablaban de la «Sierra de Madrid».

Sierra de la Mujer Muerta, Segovia.

Parece algo nimio, porque al final la sierra es de todos, es Patrimonio de la Ciudadanía, pero también es algo nuestro, parte de nuestra riqueza como Comunidad Autónoma y como provincia. Los comentarios en las diferentes redes sociales, el 99% indignados con el término “Sierra de Madrid” en lugar de su verdadero nombre, Sierra de Guadarrama,  me recordaron a un debate que mantuvimos al respecto en las Cortes de Castilla y León, al que algunos representantes no tomaron en serio, porque decían que el término mal utilizado no tenía intención de posesión.

En aquel debate, argumenté la importancia de los medios de comunicación en el imaginario social, cuyo fin último debe ser el de lograr una ciudadanía informada, cumpliendo la función social que le corresponde, y siendo el pilar fundamental de nuestra sociedad como instrumento de cambio. Y es por eso que el término nos debe hacer reflexionar sobre el tratamiento centrista de todo aquello que ocurre fuera de Madrid, y que no contribuye para nada en la defensa de una identidad de país con una inmensa diversidad territorial.

No solo fue la “Sierra de Madrid”, también fue el sensacionalismo con el que algunos medios nacionales, trataron el incendio, lejos de la función social encomendada. Muy diferente la actitud de medios locales, así como la del alcalde del Real Sitio, Samuel Alonso, que, personalmente, creo que hizo un gran trabajo, comunicando de manera muy actualizada y transparente a los vecinos y no vecinos la situación del incendio.

Por eso es necesario que los medios de comunicación se doten de códigos para elaborar las informaciones con perspectiva: territorial, de género, etcétera, que es algo fundamental para acabar con cualquier tipo de discriminación y la creación de una cultura común, que conciban espacios de identidad plural en nuestro país, y en nuestra Comunidad Autónoma.

Sé que solo es una pequeña reflexión, muy pequeña, intrascendente con respecto a la gravedad del asunto, pero que forma parte de nuestro carácter segoviano y la defensa de nuestros pequeños paraísos.

Ahora, lo más importante es que el susto ha pasado, toca pasar el duelo y dar las gracias a todas las personas que contribuyeron a que la desgracia no fuera mayor  y colaboraron sin descanso durante días. Ahora es tiempo de que las administraciones públicas se pongan a trabajar lo antes posible en la recuperación de uno de nuestros orgullos segovianos.

 

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

2 Comments

  1. Esta vez la felicito por el artículo Natalia. Acertado todo lo que dice.

    Un saludo.

    Post a Reply
  2. Se hace raro rarísimo Natalia que en un artículo no critiques al hombre,a la iglesia o a la derecha… Progresas adecuadamente

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *