web analytics

La sanidad nos preocupa

La salud de la sanidad pública se deteriora y su enfermedad avanza con rapidez, nuestros políticos ya a duras penas pueden decirnos sin sonrojarse que tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo. Puede que fuera cierto hace muchos años, pero los informes internacionales lo confirman, estamos en la media europea y bajando.

Ya no es un diagnóstico de los profesionales que lo conocemos desde dentro, los pacientes lo sufren a diario y el deterioro es evidente para todos.

En el último informe del pasado mes de julio del CIS (Centro de investigaciones Sociológicas) la sanidad ya ocupa el quinto puesto entre los temas que preocupan a la población, sólo por detrás del paro, corrupción, economía y políticos. Y muy por delante de temas que ocupan la mayoría del tiempo de los telediarios y tertulias: temas sociales, falta de gobierno, educación, nacionalismos…

Me parecen destacables algunos de los datos de este informe del CIS referidos a la sanidad:

El 80% de los encuestados refiere que sólo utiliza la sanidad pública, un 15% pública y privada, y sólo un 4% exclusivamente privada. Disponer  de un sistema sanitario público de calidad es imprescindible para una muy amplia mayoría de los españoles.

Es descorazonador que más de la mitad de los españoles (51,9%) considere que la sanidad pública en España funciona “poco o nada” bien. Me imagino que algunos querrán ver el vaso medio lleno, porque el 47 por ciento de los españoles cree que funciona de forma “muy o bastante” bien. Pero si se estudian los datos y su evolución, es una realidad que nuestro sistema sanitario público presenta un empeoramiento progresivo. (Fuente: Diario Médico)

sanitarios

Una vez realizado el diagnóstico, el tratamiento es urgente si queremos recuperar nuestra preciada sanidad: lo primero gestionar mejor los limitados recursos sanitarios, pero también conocemos que existe una falta de financiación y recursos que se han visto muy reducidos en los últimos años al amparo de la crisis.

De forma mayoritaria, el 64% los encuestados en el estudio del CIS, opinan que se dedican “muy pocos recursos” a la asistencia sanitaria.

En la parcela de mejora de la gestión de la sanidad, nuestros políticos y gestores no se esforzaron mucho en los últimos años, su plan de acción: recortes y más recortes, pero no en puestos directivos, gastos o estructuras ineficientes, sino directamente sobre el centro de la atención sanitaria: los profesionales: plantillas reducidas, sin estabilidad, sin planificación de las consecuencias sobre ellos y los pacientes, incrementando la eventualidad y realizando en muchos casos contratos abusivos.

sanidad personal

Las siguientes medidas que adoptaron tampoco les llevaron a esforzarse en su planificación: cierre de camas, copago farmaceútico, falta de inversiones, no renovación de equipamiento médico, ausencia de desarrollos tecnológicos …

Las consecuencias están aquí desde hace años y cada vez son más preocupantes: listas de espera quirúrgica, consultas y pruebas diagnósticas, consultas de atención primaria saturadas, urgencias con horas de espera, inequidad en el acceso a las prestaciones sanitarias entre distintas CCAA, provincias o municipios, desesperanza y burnout entre los profesionales, pacientes descontentos con la asistencia recibida, y que en ocasiones no saben contra quién descargar su frustración por una asistencia deficiente o tardía, y la vuelcan contra los profesionales.

sanidad-gastoAunque no queramos ser mal pensados parece que el deterioro de lo público beneficia a algunos, los recortes realizados en la sanidad pública entre 2010 y 2014 beneficiaron al sector privado. Un estudio del Ministerio de Sanidad demuestra que la sanidad privada esquivó la crisis, su gasto creció un 16%, en detrimento de la sanidad pública, que cayó un 11%. (Fuente: Cadena SER)

Pretender paliar la situación actual con medidas como las que se están anunciando (que de momento no realizando) en Castilla y León: Plan de listas de espera Perycles, Unidades de gestión clínica, Plan de Salud… no parece que vayan a mejorar la sanidad en nuestra comunidad, me temo que no son más que estrategías de marketing desde despachos alejados de los pacientes, muchas de ellas muy mal valoradas por los profesionales que las deben llevar a cabo.

Mientras, se hibernan acciones de gran importancia como el Portal de Transparencia de datos sanitarios, con el que todos conoceríamos en detalle en cada provincia, centro de salud y hospital: recursos, plantillas, consultas, camas, equipos, horarios, profesionales, contratos… parámetros de actividad y resultados sanitarios. Parece que nuestros responsables sanitarios, o no tienen esos datos, o no tienen ningún interés en que sean públicos. (Fuente: Correo de Burgos)

sanidad_manifestacion

Valoren ustedes si se están desarrollando actuaciones imprescindibles para recuperar de su actual enfermedad a la sanidad pública: financiación adecuada, gestión sanitaria despolitizada, suprimir externalizaciones, potenciar a los profesionales, participación de los pacientes y sus asociaciones, renovación y actualización de equipamientos y tecnología sanitaria…


Entradas Anteriores
Nota: Este Blog expresa opiniones personales, no de ninguna administración, organización o partido político. Si alguien se siente agraviado por mis comentarios puede escribirme y corregiré todo lo que sea incierto o contenga alguna ofensa personal.

Autor: Javier Rodríguez Recio

Doctor en Medicina, Radiólogo. Jefe de Servicio Radiodiagnóstico en el Hospital General de Segovia. / Twitter: @jrrecio / Facebook: javier.rodriguez.recio / Linkedin: jrrecio /

Muévelo

2 Comentarios

  1. Valorado está Don Francisco, están dejando la sanidad pública en pelotas y como no se ponga coto a los actuales gestores, la que te rondaré morena, el desmantelamiento será total. Lo que queda claro es que con los actuales gobernantes y su gestión pública, redirigiendo a lo privado todo lo que pueden legalmente y, a veces, más, no podemos seguir. Y no hablo de ilegalidades, pues ya la Justicia se pronunciará en su momento sobre casos de gestión de hospitales en entredicho.
    Hay una máxima muy curiosa circulando por la Red: Si la gestión hospitalaria privada es mejor y más eficiente económicamente que la pública, en EEUU, patria de lo privado, ¿los tratamientos saldrán por la gorra? 😉

    Responder
    • Gracias por el comentario Juan. Es verdad que el lobby privatizador de la sanidad es potente, tiene recursos, utiliza prensa, redes, tertulianos y todas las herramientas disponibles para intentar convencer que la privada funciona mejor. No lo tengo yo tan claro, por supuesto que hay cosas que podemos aprender mutuamente pública/privada en aspectos de gestión sanitaria, incluso colaborar si es el caso, pero privatizaciones/externalizaciones en la pública, hacen que disminuyan sus recursos y calidad, esconden una mala gestión, y en muchas ocasiones están diseñadas para beneficiar a unos pocos no a la mayoría de la población.
      El problema, y lo expresa usted muy bien es que muchos políticos no creen en aquello por lo que se les eligió o se les contrató: “gestionar lo público” no venderlo al mejor postor. Tendrá que llegar el momento que les pidamos a ellos responsabilidades y no enfardarnos con los profesionales sanitarios.

      Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *