web analytics

La protección del Eresma y su fauna a su paso por la capital de Segovia

Hace unas semanas se aprobó una moción presentada por IU para instar a la Junta de Castilla y León y a los técnicos de Medio Ambiente del propio Ayuntamiento a buscar medidas de protección para la fauna del río a su paso por el termino municipal de Segovia y en especial de la trucha común.

Si me piden mi opinión, opino que es normal.

Supongo que nadie se podrá a estas alturas de guerra hacerse el loco y a argumentar que no tiene constancia de lo que habita sobre y bajo las aguas de nuestro río. No creo que se trate de prohibir la pesca. Si no de regularla. Ningún niño que quiera iniciarse y bajar a pescar dejará de hacerlo (espero).

La Junta de Castilla y León va a tener difícil no hacer algo, promover alguna medida de protección, cuando la moción se aprobó sin un sólo voto en contra. Es decir los representantes de la ciudad de Segovia han pedido al órgano competente que haga algo,  que proteja la fauna. No es un tema político, si no de sentido común.

La ley siempre va por detrás del delito. Solo se legisla sobre algo nuevo cuando esto está ya sucediendo. Nadie en los años 70 hubiera legislado sobre delitos por Internet.

Pues esto igual. Hay que legislar o regular cuando la realidad cambiante de la vida nos pide protección. El Eresma a su paso por Segovia de hace 25 años nada tiene que ver con el del año 2018.

Que hay (o ha habido, por que estos años se las ha dado duro) una población truchera importante en las aguas segovianas del Eresma es un tema sabido. Precisamente la “superpoblación” de pescadores durante todo el año en este tramo no es precisamente por el disfrute del paisaje, ni para oír las campanas del Parral llamando a misa de 12. La gente baja por que hay truchas y puede matar 2.

Algunos lo han convertido en su coto y están todos los días allí. Otros lo han convertido en su matadero y son capaces de poner en la redes sociales sus ilegalidades de forma pública y abierta. Y otros disfrutan pescando y soltando.

Es decir que hay de todo como en botica.

Mi opinión, como ya dije, es que lo que está pasando y lo que se demanda, es normal. Pero que se me entienda bien. Es normal por que las administraciones han hecho bien su trabajo.

Las inversiones en depuradoras de Junta de Castilla y León y CHD durante las últimas décadas han permitido que las poblaciones piscícolas, al menos en este tramo, tengan un respiro en cuanto a la contaminación. La declaración de la trucha como especie de interés preferente dentro de la nueva ley de pesca que la propia Junta realizó, a la vez que la prohibición de su muerte en aguas trucheras libres, ha provocado que el número de las mismas haya repuntado un poco, y aguas arriba de  las tratadas en esta entrada tiene precisamente este régimen.

Como digo, la propia Junta ha reconocido el interés y valor de esta especie para la administración autonómica por su faceta deportiva y cultural, pero que también conlleva interés como “pasto” para otras especie presentes también en este tramo del Eresma (la nutria come truchas, el martín pescador alevines, entre otros, de trucha común,…)

Supongo (por que no sé como funcionan estas cosas) que el Ayuntamiento se dirigirá a Medio Ambiente o vida silvestre de la Junta, solicitando una figura de protección para esta aguas.

Y Supongo que la nueva generación de Ingenieros de Montes que ahora gestionan la vida silvestre de la provincia , junto a unos guardas responsabilizados de lo que son y de lo que pueden hacer, junto a un Delegado de la Junta que ha dado sobradas muestras de su amor y cariño a por la fauna y flora de la provincia y por su conservación tendrán que dar y gestionar esa figura de protección.

No seré yo, Dios me libre, de decir si tienen que hacerlo aguas trucheras (lo más fácil, rápido y barato), Aula del Río (sólo hay una, creo, en Castilla y León y  sería un modelo de gestión a la vez que un gran atractivo para amantes de los ríos y su vida) o Coto urbano (como el recientemente inaugurado por la Junta a bombo y platillo en León, con presencia de los más altos cargos que vieron nuestros ríos y esperan ver nuestros cursos de agua) incluso ahorrándose el soltar truchas como en el del León, por aquí ya las tenemos.

Es sin duda el colofón perfecto para la Junta de Castilla y León pueda rematar de forma brillante años de gestión de esta aguas que han permitido que la trucha común vuelva a Segovia por la puerta grande. Ahora toca protegerla, antes que algún “ansias” acabe con ellas. Y que quede claro que no se trata de prohibir pescar. Se trata de gestionar con sentido común tiempos, frezas, periodos y tramos. Por que quizá esto es lo que podamos dejar a las nuevas generaciones.

Y mi opinión es que su protección es lo normal. Que aún se llega a tiempo. Y a quién corresponda hacer algo, que sepa, que está haciendo algo bueno.

Author: J. García Herrero

Share This Post On

1 Comentario

  1. Es decir,
    Sino de sentido común (NO si no)
    Porque estos años (No por que)
    Porque hay truchas (NO por que)
    Porque las Administraciones (NO por que)
    Porque no sé cómo funcionan (NO por que)
    Porque quizá (NO por que)
    ……..
    Solamente son un ejemplo de las numerosas faltas de ortografía – además de otras, como tildes o acentos, comas…- existentes en este artículo, cuya redacción también deja mucho que desear.
    No entiendo por qué no hay nadie en acueducto2.com que revise los textos antes de su publicación

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *